Adultos Mayores | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

Adultos Mayores

 


Debido a que siete de cada 10 adultos mayores padecen vulnerabilidad social, y sufren por lo menos alguna carencia como rezago educativo, no tienen acceso a los servicios de salud o a la seguridad social, urge acudir en su auxilio. La inmensa mayoría experimentan deficiencias en la calidad, los espacios y servicios básicos de la vivienda o no pueden acceder a la alimentación.

La pobreza y el maltrato son los principales problemas que enfrentan las personas de la tercera edad, la población de ese segmento rebasa los 10 millones de habitantes en todo el país y hoy la situación de pobreza y maltrato sigue reinando desafortunadamente y es muy grave.

Hay mucha violencia en cuanto a los derechos del adulto mayor, en cuanto a que si tiene una propiedad o incluso cuando va a cobrar su pensión en la mayoría de las veces el familiar se las quita. De ahí el reto de incentivar la contratación de adultos mayores y personas con capacidades diferentes. El artículo 186 de la Ley del Impuesto sobre la Renta y el artículo 1.5 del Decreto del 26 de diciembre de 2013 establecen estímulos fiscales para los empleadores que contraten a dichas personas, siempre que se cumplan los requisitos que establecen las citadas disposiciones.

Al contratar a las personas adultas mayores, se les concede una mayor valoración del empleo, estabilidad laboral, disminución de la rotación del personal, así como puntualidad, un ambiente laboral agradable y la experiencia en desarrollo humano, además de que la Secretaría del Trabajo y previsión Social otorga el reconocimiento Distintivo Empresa Incluyente a las empresas que los contratan y un logotipo para su uso en productos y servicios.

En 2030, los adultos mayores en el país van a ser 20.4 millones, en torno al 15 por ciento de la población total. Esa es la tendencia a nivel mundial. La esperanza de vida ha crecido y lo seguirá haciendo en todo el mundo. Es, sobre todo, una conquista de la medicina. La expectativa de vida en México en la década de los treinta y cuarenta era de entre 40 y 45 años. Ahora es de 75 años, que son entre 30 y 35 años más en un periodo de 70 años. Al final del siglo XXI podrá andar en torno a los 90 años. En los países más desarrollados en los 100 años.

Hoy en México una persona de 60 años se espera que viva por lo menos 22 años más. Para 2050, el promedio de vida será de 80 años. Ahora, por primera vez en la historia, en el país hay más personas mayores de 60 años que niños de menos de cinco años.

Cultura del Testamento

La cultura testamentaria se mantiene rezagada entre los mexicanos, pues de acuerdo con la Secretaría de Gobernación, sólo uno de cada 500 mexicanos tiene un testamento. De ahí la trascendencia de impulsar de manera conjunta con el Notariado Mexicano, la campaña Septiembre: Mes del Testamento, que tiene la finalidad de proteger a la familia y a su patrimonio al fomentar la cultura del testamento.

Para realizar este trámite no es necesario contratar los servicios de abogados, ya que es un trámite personal y los oaxaqueños deben asumir esta oportunidad y acudir a realizar su testamento para garantizar que sus bienes se transfieran de forma ordenada y pacífica a sus seres queridos después de su muerte. El testamento contribuye a la certeza y seguridad jurídica, así como para preservar la unidad de las familias mexicanas.

Cifras del INEGI muestran que la esperanza de vida de los mexicanos ha aumentado considerablemente. En 1930, las personas vivían un promedio de 34 años, para 1970 la esperanza de vida se ubicó en 61 años, en 2000 fue de 74 años y en 2014 es de casi 75 años. En promedio, las mujeres mexicanas viven hasta los 77 años, mientras que la esperanza de vida de los hombres es hasta los 72 años.

La baja cultura testamentaria en el país está directamente relacionada con la baja cultura de la legalidad en general. Es muy fácil dejar en orden el patrimonio antes de fallecer, otorgar testamento es más un asunto de responsabilidad que de riqueza, pues al margen de la situación patrimonial del individuo, sus herederos deberán atravesar por el mismo proceso de adjudicación.

Al momento de realizar su testamento, acuda ante un notario público certificado de su elección, además de que no es necesario listar o relacionar todos los bienes que posee al otorgar un testamento, ni presentar documentación que acredite que son de su propiedad.

Deberá definir a las personas que desea nombrar como sus herederos.
Si los herederos son dos o más es necesario que mencione la proporción en que cada uno de ellos participará en la herencia. En caso de querer legar algún bien específico a una persona deberá especificar de qué bien se trata. Como testador puede nombrar uno o más albaceas para dar cumplimiento a lo dispuesto en el testamento, lo único que necesita es designarlo por su nombre.