Infortunios | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Infortunios

 


En la cadena de desgracias que han azotado en los últimos días a Oaxaca, hay algo que nos debe llevar a la reflexión.

1. Todo cuanto ha devastado la naturaleza con la sequía prolongada, lluvias intensas, terremoto. En este orden.

2. Todas las acciones que nos han hecho padecer los envilecedores de la política, como “El Peje” AMLO dueño del partido Morena, sus personeros del cártel 22 de incendiarios del demonio de Tasmania que usan la basura y el terror del fuego como instrumentos políticos. A este nivel han llegado.

En todos estos casos prevalece la ley Newton: “a toda acción corresponde una reacción de igual o mayor magnitud y en sentido opuesto”.

Así hemos sentido la reacción de la naturaleza que ha provocado a los oaxaqueños padecimientos extremos.

Primero, padecimos una prolongada sequía, atípica. Principalmente en el Istmo de Tehuantepec, hubo mortandad de ganado por falta de agua. Sorprendió a propios y extraños el desecamiento total de la Presa Benito Juárez, en Jalapa del Marqués. La escasez de agua en esa región fue tan crítica que se convirtió una de las primeras contingencias serias que tuvo que enfrentar el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, a tres meses de haber asumido el poder. La reacción de la naturaleza tiene explicación: explotación inmoderada forestal en los bosques de los Chimalapas y zonas altas entre las regiones Mixe e Istmeña. Eso provocó un estiaje tan prolongado que llegó a secar una de las presas más importantes del estado. Otra causal del fenómeno puede atribuirse a la gran contaminación ambiental que provoca la refinería de Pemex en Salina Cruz. Una industria en plena decadencia cuya ruina deja de producir combustibles mientras potencia su capacidad para enrarecer el medio ambiente. Para mayor fatalidad, se incendió y luego se hundió a causa de las fuerte lluvias.

Un gran desastre que obligó al gobernador Alejandro Murat y al director general de la Conagua, a enviar a la zona una flotilla de pipas y anunciaron 345 millones de pesos para paliar la calamidad. Ignoro si aplicaron este presupuesto porque a los pocos días se soltó otra contingencia.

Después, cayeron lluvias torrenciales, también atípicas, que provocaron que ríos y arroyos salieran de su cauce provocando daños en caminos, carreteras y puentes, entre ellos el del Río de Tequisixtlán, hasta el momento resentido en su estructura lo que impidió por muchos días el acceso de vehículos pesados al Istmo. También pérdidas agrícolas.

Pocos días después, este cabalgar de jinetes apocalípticos trajo lo más reciente: el terremoto de 8.2 grados cuyas consecuencias devastadoras en la misma castigada región Istmeña.

Entre los claroscuros de la desdicha, está la actitud solidaria del gobierno y la sociedad civil. La tragedia es de tal magnitud que obliga la permanente presencia del presidente de la República, del gobernador, el Ejército Mexicano, Marina Armada y un gran equipo de trabajo. La solidaridad de la sociedad civil se ha dejado sentir. Lo lamentable es que también han surgido políticos de todos los colores que lucran con la desgracia humana. Su oportunismo ha merecido severas críticas de la sociedad pero insisten en sus maniobras.

Esto es respecto a las reacciones naturales. En lo que corresponde a la consecuencia de las acciones provocadas por políticos venales de partido Morena, del PRD y de grupos de la vetusta COCEI, de la 14 de junio, del Comuna, entre otros, también saltan a la vista.

Exhibidos

El terremoto y demás desgracias vinieron a remover una triste realidad: la corrupción e irresponsabilidad de los partidos políticos y sus funcionarios. En el centro de la vergüenza pública aparecen los que se han enquistado en el gobierno municipal de Juchitán y sucesivos responsables de la política de protección civil en el estado.

Están en el centro de la sátira popular la presidenta municipal de Juchitán, Gloria Sánchez, por su avidez en el acaparamiento de la ayuda humanitaria. Ha sido exhibida en las redes entregando despensas y utensilios solo a sus seguidores políticos. “Si eres de la COCEI, del PRD o del Morena, presenta tu credencial si no, no hay apoyo”. Así se oye decir a doña Gloria, en una de tantos videos.

Para mayor abominación, en las mismas redes exhiben nombres y fotografías de los viejos y mañosos líderes de la COCEI con ligas en partidos como PT, Morena, PRD, MC, etc. Los exponen como depredadores del presupuesto municipal.

Como lo que son, viles delincuentes, los vetustos “revolucionarios” fundadores de la COCEI y que en un tiempo se alzaron como los salvadores de Juchitán, hoy sufren la vergüenza pública al ser exhibidos para el escarnio público.

El patriarca Héctor Sánchez, sólo por sus “méritos revolucionarios” se lleva un millón 300 mil pesos mensuales del Ayuntamiento que preside su hermana Gloria.

También Patricia Salcedo Vásquez, cobra 600 mil; el extesorero y líder de grupos de choque, Antulio García Hernández con 500 mil. Ya murió el perredista-petista Mariano Santana López quien cobraba 400 mil pesos, pero su prole sigue en la nómina municipal.

Allberto Reyna Figueroa, además de su flotilla de mototaxis se lleva 600 mil pesos que bien podrían servir para bachear algunas calles de Juchitán.

El exdiputado y exconvicto Roberto López Rosado con 400 mil; Leopoldo de Gyves 200 mil, Rolando Vásquez Castillejos aparece en la nómina con 200 mil; Emilio de Gyves con 200 mil; Rogelia González Luis con 100 mil, el secretario Municipal Óscar Cruz López con 400 mil.

Emilio Montero Pérez con 80 mil, Manuel Vásquez Nicolás con 40 mil, Fabián Vásquez López con 35 mil, Virgilio López Morgan con 50 mil, Emilio Velásquez García con 50 mil, Teresa Vega Terán 35 mil, Alfredo Linares Ruiz con 100 mil y el priista Héctor Matus Martínez con 500 mil pesos. Total mensual de 5 millones 790 mil pesos. El Diario digital CortaMortaja, publica esta investigación y alerta: ¡Cuidado con el saqueo de los 16 mil millones de pesos que han autorizado para la reconstrucción de Juchitán!

De los hurtos en Protección Civil, mañana comento.

 

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com