La boda y la ONU | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Columna sin nombre

La boda y la ONU

 


La política nacional gira entre una boda y un magnífico martes para el señor presidente López Obrador.

En efecto, debido al matrimonio civil del ahora extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera, UIF, de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, celebrada en la ciudad de Antigua, Guatemala, se vio obligado a renunciar, debido a las críticas en torno al enlace, que se presume fue costoso.

Es claro que AMLO no ve con buenos ojos este tipo de celebraciones y menos en la etapa de austeridad. Como sea, el señor Santiago Nieto renunció y en su lugar fue nombrado solo horas después el señor Pablo Gómez Álvarez, de invariable e indudable ideología de izquierda, quien tomó posesión inmediatamente.

Estamos a la expectativa para ver su desempeño, que debe ajustarse a una buena relación con el FGR, Gertz Manero, y tramitar jurídica y financieramente las denuncias, sin caer en la tentación de hacerlo por razones políticas.

Entre otros damnificados por la señalada boda, se encuentra la hoy exsecretaria de Turismo de la CDMX, la señorita Paola Félix, quien tuvo la “osadía” de viajar a la boda en un avión privado al recibir por el dueño de la nave una suerte de “aventón” o en inglés raid, que pese a todo y por las críticas de su jefa Claudia Sheinbaum no tuvo más remedio que decirle adiós al puesto que ocupó solo cosa de 30 días.

Por otro lado, el señor presidente viajó a Nueva York en avión de línea, para presidir la Junta de Seguridad de la ONU el martes pasado, en donde leyó un magnífico discurso, manejó con eficacia la sesión y dejó una proposición de alcance mundial, para favorecer a los países pobres y tratar de que desaparezca la desigualdad, propuesta que debe ser analizada por todo el mundo y resolver en consecuencia.

Yo también soy Pueblo.

Por allí nos encontraremos.