El vodevil sucesorio | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

El vodevil sucesorio

 


1).- El circo sexenal

Versados o no en esta política aldeana, los oaxaqueños estamos inmersos en un vulgar vodevil sucesorio. El ciudadano común vive en el mismo, atrapado como en una tela de araña. Madruguetes y destapes; registros y vaticinios. Entre cargadas de búfalos y caballadas flacas. Toda esa parafernalia que sólo unos pocos disfrutan a placer; el resto lo deplora. Actor principal de esta trama es el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), más que ningún otro partido, frente a una militancia que ha oscilado entre la frivolidad y la miopía. Conscientes tal vez, que esta locura puede reducir a cenizas las esperanzas de un pueblo ansioso de desarrollo, paz social y una pizca de progreso.

Este estado de cosas; este ir y venir de unos que ya se asumen los palomeados (as) y otros que pujan para serlo, despierta hasta hilaridad. Esta situación “da para publicar trabajos de provecho —decía con ironía el escritor portugués, Camilo Castelo Branco— que puede ser estético, plástico, artístico, y no sé, si cúbico, anómalo o híbrido”. (Cuentos portugueses, Gadir, Madrid, 2013, p. 16). La inmediatez y el pragmatismo ramplón como punta de lanza. El 10 de noviembre inició el registro de aspirantes a la candidatura al gobierno estatal. Y se registraron desde arribistas hasta especímenes del jurásico juchiteco. Algunos sólo para meter ruido o negociar posiciones; otros, por patética condescendencia. Un circo de simulación y reglas oscuras.

2).- ¿Convocatorias, encuestas o dedazo?

Para RodericAi Camp, académico y especialista en política mexicana, del “Woodrow Wilson Center for International Scholars”, la larga hegemonía del PRI y su relación con los procesos electorales, moldearon las funciones y estructuras de otros partidos políticos. “En realidad —dice— el PRI siempre funcionó como actor subordinado al presidente y a sus elegidos en la rama ejecutiva”. (Metamorfosis del liderazgo en el México democrático, FCE, México, 2012, p. 57). Y Morena es hoy, la fiel caricatura del tricolor delirante y autoritario. La nomenclatura del partido marrón, es sólo un ente burocrático que encabeza Mario Delgado, pero cuyos hilos son manejados desde el Palacio Nacional. De donde sale con mochila y maletas.

En dicho partido, pues, habrá quienes vendan a su propia madre por la candidatura, pero también aquellos que hasta la regalen. Y hay que verlos hoy mismo, como flatulencia en la bacinica. Algunos pretenden descubrir el hilo negro de la pobreza, que siempre les ha sido ajena; para otros, ha sido su modus vivendi y han lucrado a pasto con ella. Quieren echarse el mar a buches esperando la bendición del Tlatoani. Algunos ni conocen ni saben. Son simples bisoños en tareas de gobierno. Párvulos en el quehacer público. Jamás se han sobado el trasero en oficinas o en el campo; ni remota idea de programas de desarrollo, leyes de ingresos, presupuesto, planes contra la pobreza, cabildeo legislativo, etc. Llegar a dirigir los destinos de los oaxaqueños es una especie de esnobismo.

Colofón:

De ese directorio de aspirantes, sólo uno o dos tiene las tablas, capacidad, experiencia y compromiso para servir a los oaxaqueños. Nada más peligroso para el estado que convertirse en un laboratorio de ensayo o un experimento político. Desde hace mucho, a Oaxaca le ha hecho falta, aunque literalmente lo hemos padecido, “un eficiente servicio de limpieza para sus calles y una recogida de basura política”. La frase es de Giuseppe Tomasi de Lanpedusa. (Viaje por Europa, Acantilado, Barcelona, 2017, p. 37).

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

— La política exterior de México está por los suelos. Es el hazmerreír en este mundo global. ¿No hubo alguien que le dijera al presidente López Obrador, que su discurso ante el Consejo Seguridad de la ONU, sólo generó hilaridad? ¿Que el tema era la seguridad mundial no el combate a la pobreza ni las políticas de bienestar? ¿Que nuestro Premio Nobel de la Paz 1982, Alfonso García Robles, quien enarboló los principios de la doctrina Carranza, para lograr pasos importantes en materia de desarme mundial, se hubiera muerto de pena?

¿Que un foro multilateral como es la ONU, no es para lucirse como en una mañanera común y corriente, y que hay pilares mexicanos de la diplomacia mundial como los oaxaqueños Matías Romero, Ignacio Mariscal, Genaro Estrada, Isidro Fabela y el propio García Robles? ¿Que la política exterior no es para dar clases de moral ni para poner en tela de juicio al máximo foro multilateral? Lo dicho: hay ínfulas de victoria, pero no talento de estadista.

“Buen fin”. Festín de grupos criminales, bandas de delincuentes cibernéticos o empleados bancarios desleales.

Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax