Abre tu mente a corazón abierto | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Estratega

Abre tu mente a corazón abierto

 


Está por escribirse otra página de la Historia de Oaxaca; elegir a un nuevo gobernante en época de pandemia, de cambio climático, de escasez mundial de alimentos y todo lo que sabemos, porqué lo estamos padeciendo en carne propia; pero estamos vivos y agradecidos por este aliento divino que nos permite levantarnos una vez más, ahora con más madurez, más empuje, más humanos.

Por el progreso real de Oaxaca, por la consolidación de la democracia; que se deje escuchar la voz de los jóvenes estudiantes universitarios, la palabra de los estudiantes técnicos de las universidades regionales en todo el Estado; las universidades e institutos privados; los transportistas de pasaje y de carga locales y foráneos en todo el estado; las propuestas de los vecinos a través de los Comités de Vida Vecinal, que son los ojos, los oídos y la voz del pueblo de la ciudad de Oaxaca que grita en silencio su desesperación por el atraso y olvido ancestral de la ciudad de Oaxaca que es Centro Histórico y Patrimonio Cultural de la Humanidad 

La Universidad es la máxima institución de la cultura y sin duda se inspira en la necesidad permanente que ha tenido el hombre de saber y de transmitir ese saber y de allí que siempre hayan existido ciertas mentalidades selectas que al atesorar los conocimientos de su época, van formando en torno pequeños grupos de ávidos oyentes que desean escuchar y asimilar a su vez su amplia sabiduría. 

En los primeros años de la vida independiente de México, en las efervescencias de las ideas liberales, surge el Instituto de Ciencias y Artes del estado de Oaxaca. Una institución de educación superior que respondió a las necesidades económicas, políticas y sobre todo, culturales, de la nueva situación del país; en él estudiaron Porfirio Díaz y Benito Juárez. 

El Instituto de Ciencias y Artes fue elevado al rango de Universidad por decreto del 17 de enero de 1955, que lo convierte en Universidad Benito Juárez de Oaxaca. El 24 de agosto de 1971, le conceden la autonomía, quedando desde entonces como Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca.

El 17 de agosto de 1977, se crea la Universidad Regional del Sureste, institución privada, con validez oficial de estudios. En 1991 se crea la Universidad Tecnológica de la Mixteca que forma parte del Sistema Regional de Universidades Estatales de Oaxaca; en enero de 2000 se crea la Universidad Anáhuac, Oaxaca. También tenemos a la Universidad Mesoamericana y a la Universidad José Vasconcelos de Oaxaca.

A través de nuestra Historia conocemos las palabras pronunciadas por Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Damián Carmona, Guillermo Prieto, Benito Juárez y tantos otros próceres que decidieron el destino de la Patria.

¡Va mi espada en prenda, voy por ella! ¡La Patria es primero! ¡Cabo de turno…estoy desarmado! ¡Los valientes no asesinan! ¡La Historia nos juzgará! 

En 1811, fue la palabra de Felipe Tinoco “que se internaba en barrios de indios para arengarlos” y Catarino Palacios; José María Armenta y Miguel López Lira la que inició la sublevación en Oaxaca, por la Independencia de México.

El verbo de Miguel Méndez Hernández y de Marcos Pérez ayudó a Benito Juárez a encontrar y enfrentar su destino.

El Caudillo del Sur sólo pedía ¡Tierra y libertad! para los desheredados.

Nos fascinaron con su palabra fácil: Alejandro Gómez Arias, José Muñoz Cota, Salvador Azuela, Luciano Kubli, el oaxaqueño Roberto Ortiz Gris, Andrés Serra Rojas, Antonio Carrillo Flores, Pacheco Calvo, Brito Rosado, Brito Formenti.

El Paraninfo de la Universidad Benito Juárez de Oaxaca vibraba durante los concursos estatales de oratoria en los que sólo sobrevivían a la presión del público más exigente, los mejor preparados. 

El Teatro Macedonio Alcalá, fue la tribuna de Fernando Gómez Sandoval, Gonzalo Vásquez Colmenares, Roberto Ortiz Gris, Humberto Muñozoscano, Edmundo Vera Burguete, Álvaro Jiménez Soriano, Gabriel Ortega Mora, Justo Herón Canseco Pérez y Alejandro Gómez Arias.

Esta es únicamente una muestra del poder, de la fuerza y del vigor de la palabra, multiplicado por las circunstancias en medio de las cuales fueron pronunciadas.

Si el cultivo del saber es la finalidad y razón de ser de las instituciones de educación superior, de preservar la cultura, de enriquecerla, recrearla, trasmitirla y difundirla; son los universitarios los que deben diseñar y orientar las bases para construir la nueva República del siglo XXI.

Ciencia, Arte y Libertad es el lema de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca y Por mi raza hablará el espíritu, el de la Universidad Autónoma de México. y a Corazón Abierto de Alberto Esteva Salinas, el mejor candidato a la gubernatura de Oaxaca, en mi opinión.

castilan.gerardo.castellanos@gmail.com