Miserias | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Miserias

 


Doble desgracia: después del terremoto que devastó Oaxaca, brotó la miseria de los partidos políticos, sus diputados y algunos de sus funcionarios. Rapaz, devaluada, oportunista, la peor de la clase política desoyó los insistentes llamados para no lucrar políticamente con la ayuda humanitaria y así lo hizo.
Entre los escombros y el dolor de miles de familias que perdieron todo en el Istmo de Tehuantepec, principalmente en Juchitán, muchos políticos aprovechados, irrumpieron con míseras bolsas y poses grotescas de campaña electoral. Las bolsas que regalaban contenían minúsculos víveres que ocultaban las grandes letras con las siglas del partido y del diputado “generoso”. Así posaron diputados del PRI, PAN, PRD, Morena, todos.
Sobre la ética pasó el impudor. Nada detuvo la naturaleza de esos maniobreros, ni siquiera el insistente llamado de los altos funcionarios que, como el presidente de la República, el gobernador del estado y el Secretario de Gobernación, llamaron a “no lucrar con la tragedia”.
El secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong calificó de grotesco y “criminal” que algún actor político intente lucrar con el envío de ayuda a los afectados del sismo de 8.2 grados.
En las dos ocasiones en que ha estado en la zona de la tragedia, el Presidente Peña hizo el mismo llamado. Aun así seguía la persistencia de los políticos para hacer proselitismo político. El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, en sus permanentes recorridos por las poblaciones afectadas, conoció el oportunismo de esos cuya naturaleza los llevó a exhibirse como especuladores políticos de la desgracia humana. Conjuntamente con el gobierno federal, tomó la decisión que fueran elementos del Ejército mexicano y la Marina Armada, los únicos autorizados para repartir la ayuda humanitaria. Y allí andan, casa por casa, para evitar lucro y politización.
Aún cuando Murat Hinojosa insiste en que su gobierno “no permitirá que nadie trate de obtener ventaja del apoyo que hombres y mujeres de buena fe han donado para ayudar a las familias que se encuentran en desgracia”, insisten.
La única consecuencia de estos abusos, por el momento, es una declaración de la Fiscalía Especializada de delitos Electorales que anunció apertura de carpeta de investigación contra los personajes políticos que han incurrido en probable delito electoral por disponer con fines políticos el reparto de ayuda humanitaria.

Hasta los burócratas

Pero si bien es cierto que esos llamados entre políticos se los pasan por el arco del triunfo, lo grotesco es que se contagió. Dos cuestionados priistas incrustados en la cúpula sindical de la burocracia, Felipe Cruz Pinacho, y su tripulador, el pelón Juan Rafael Rosas, le entraron también al saqueo de despensas. Aquí el asunto es peor. No con fines políticos sino en pleno saqueo fueron captados chupatintas del gremio de estos dos personajes que hoy ostentan cargos directivos en el PRI estatal. Los burócratas se apoderaron de miles de despensas en plena contingencia, cuando los damnificados requerían este tipo de ayuda.
Para evitar ser procesados por el multimillonario tráfico de plazas en complicidad con “el chachalaco” Alberto Vargas, Pinacho y “el pelón” Rosas se refugian en el partido tricolor.
Las negociaciones truculentas para librar a este par de chupatintas en la venta de plazas para empleados del gobierno del estado, según me dicen, aún no concluye. Esto lo sabe la base trabajadora que está atenta a las triquiñuelas de sus “líderes” y, por lo mismo, en cuanto supieron del saqueo de las despensas, hicieron circular otra denuncia con la intención de evitar uno más de sus negocios:
A los trabajadores sindicalizados del gobierno del estado: somos trabajadores sindicalizados preocupados por las desgracias naturales que han afectado a Oaxaca, las cuales han enlutado a un gran sector de nuestros compañeros Istmeños y acabado con su patrimonio familiar, por ello le solicitamos al Secretario General del Sindicato, Felipe Noel Cruz Pinacho que el dinero destinado para la contratación del grupo Aaron y Mariana Seoane; sea destinado para ayudar a nuestros paisanos damnificados. Hay que hacer la entrega en un acto público y como acto solidario se suspenda el baile del Día del Empleado, a celebrarse el próximo 21 de octubre. Nos solidarizamos moral y económicamente con esas poblaciones en desgracia. Invitamos a los demás trabajadores a hacer suya esta propuesta.
Así que Pinacho y su manipulador, sienten que otro más de sus negocios desde el poder, se les va de las manos.

Los del Gato Félix

La desgracia es que la cleptomanía de este tipo de lidercillos sindicales, contamina. En el sindicato de la SSO un provocador identificado como Héctor Carbajal González, agredió verbalmente al Secretario Celestino Alonso, cuando éste ordenó en Juchitán, que nadie repartiera despensas, salvo el Ejército y la Marina.
Protegido del líder de la sección 35 Mario Félix, el sindicalista también repartía despensas que llegaban a la SSO, con fines de clientelismo político.
En el momento El titular de la SSO, ordenó que concentraran los víveres a los centro de acopio del Ejército y…se acabó el tráfico. Esto enfureció a tal Carbajal que en plena reunión insultó al Secretario e intentó azuzar a sus compañeros contra el funcionario. Todo un show en el que se vio envuelta Rocío Gutiérrez una médico del hospital de Juchitán. Esta dama alegaba que el camión con 8 toneladas de víveres era donativo de médicos de Toluca y que al venir a su nombre tenía que repartirlos.

Juchitán, sin remedio

Pero el clímax de lo grotesco se dio entre la presidenta municipal de Juchitán Gloria Sánchez y activistas del PRD y el Morena que ignorando los llamados, a no lucrar con la desgracia del pueblo, utilizan muchas toneladas de víveres que envían grupos solidarios. Su fin es reforzar su clientelismo políticos entre militantes de la COCEI, PRD y el Morena para que no se infiltren entre los beneficiarios otros damnificados que no sean de su grupo, la entrega de despensas es previa identificación.
En el colmo de la rapiña política, en las inmediaciones de Juchitán-Ixtepec, anoche, un grupo de hombres armados atracaron un camión de víveres, medicamentos y otros implementos que transportaban voluntarios desde la ciudad de México.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com