Caudillaje universitario | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Caudillaje universitario

 


En mi entrega anterior descubrí el gran poder fáctico que acumulan los diferentes grupos y sus respectivos sindicatos al interior de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Su objetivo claro es influir en la elección de Rector para luego participar en el reparto del presupuesto universitario y las posiciones de poder. Todos los nombres de los que manejan cada uno de los seis sindicatos que mencioné, andan moviéndose abiertamente contrario a los políticos que, tras bambalinas, andan convulsionando con sus influencias. 

Eso explica los claros actos de campaña político electoral que han realizado en instalaciones de la UABJO. ¿Cuál será la reacción del INE?

Dos de los Morenistas que ya se sienten candidatos a gobernador empiezan a recibir galanteos de los Chapos que, aunque lo nieguen, han facilitado instalaciones de la UABJO para sus fines políticos. La primera fue la senadora Susana Harp quien, sin ningún disimulo, obtuvo la autorización, dicen que del ex rector Eduardo Martínez, para disponer del edificio colonial de la Escuela de Bellas Artes. Es creíble porque ese espacio es coto de poder del Chapito.

El campus universitario también ha sido espacio para la adelantada campaña de Salomón Jara. En un mitin realizado en la escuela de Derecho -campus CU- sus corifeos lo vocearon abiertamente como “nuestro candidato a gobernador”. En una de las reuniones estuvo sin embozo al lado del “candidato” Salomón Jara, el director de la Escuela de Leyes, Carlos Pérez Campo, yerno de don Abraham Martínez y cuñado de Eduardo El Chapito. Así opera el cacicazgo. 

Me dicen amigos maestros que, en la Universidad como institución plural y abierta a todas las corrientes ideológicas, nadie se extraña de la presencia de grupos políticos. Lo que critican es la manera dictatorial con que hoy se imponen los clanes despóticos. Anteriormente cuidaban las formas. Para algún evento político primero se organizaban las corrientes de maestros y estudiantes con su invitado. Luego pedían la autorización del Rector y hacían lo mismo con el director de la Escuela cuyo espacio sería utilizado. En cambio, lo que ahora se impone es la decisión de los oligarcas.     

Los que abiertamente cabildean la presencia de su candidato preferido a quien ofrecen las instalaciones universitarias -supuestamente porque eso les da mayor presencia- no solo son los dirigentes de los sindicatos. Lo mismo hacen de manera encubierta algunos políticos como Flavio Sosa y su hermano Horacio dueños de esa especie de mafia conocida como la “Sosa Nostra”. Se han exhibido también en las tramoyas para influir en la designación del Rector de las UABJO, los diputados Ericel Gómez y Armando Contreras, 

EL SALTO DEL CHAPULÍN 

En las tantas cartas que recibo de reconocidos universitarios, hay una reflexión invariable: todos aborrecen a los ex rectores que se han enriquecido brutalmente y los llaman “delincuentes de cuello blanco”. Se muestran muy suspicaces por la manera en que estos han desprestigiado a la UABJO y externan gran escepticismo por la elección que han entrampada esos grupos no obstante el acicate del reloj político para la otra gran nominación: la del candidato a gobernador. 

Dicen bien al llamarlos ladrones de “cuello blanco”. Sustentan su dicho en la forma en que operan el multimillonario negocio que significan las matrículas en la Facultad de Medicina que dirige el galeno Luis Manuel Sánchez Navarro. 

No hay autoridad universitaria capaz de parar a los mafiosos que, según me dicen, controlan los Martínez desde el sistema de redes universitarias. Me explican que su ingenio delincuencial es tal que involucran en el negocio sucio a la misma dirección del Registro Civil del estado. 

Para cobrar 300 mil pesos a un alumno deseoso de inscribirse para cursar la carrera de medicina le ponen trabas imposibles de superar como el de ser hijo de un trabajador de la UABJO. 

Los operadores de la extorsión que son los mismos porros al servicio de los grupos de poder, luego de cobrar el dinero llevan de la mano al aspirante para hacerlo aparecer como “hijo de trabajador universitario” lo que le da pase automático a la matrícula. Lo registran con apellido falso, pero primero lo presentan con un contacto en el Registro Civil para que le hagan un acta de nacimiento con apellido que coincida con el de un empleado universitario real. De esta manera ingresa al sistema de redes de la UABJO que maneja un hermano del Chapito para que, finalmente, pueda ingresar. Una vez reconocido como alumno, sus maestros van corrigiendo en el pase de lista el falso apellido para que, al final, quede con el nombre original. 

Esto confirma lo que me dicen mis informantes: estas operaciones sólo surgen de una mente criminal.        

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com