Tus finanzas en tiempos de crisis | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

LEO, LUEGO INVIERTO

Tus finanzas en tiempos de crisis

 


En tiempos de COVID-19, algunos medios especializados han reseñado a los activos refugio como alternativas de inversión en tiempos de crisis. Pero, ¿sabes exactamente qué son los activos refugio y cómo protegen tu patrimonio?

Para fines ilustrativos, daré una opinión acerca de cómo creo que funciona nuestra economía, basándome en mi experiencia profesional. Antes de desechar esta opinión, toma en cuenta que la información puede cambiar las creencias que has tenido hasta hoy acerca del dinero; lo que puede traer cambios importantes a tu vida, sintiendo, pensando y actuando diferente, generando así una mejor relación con tus finanzas.

Creo que, comprendiendo los conceptos de “poder adquisitivo” y “paridad de poder de compra”, podemos descifrar el “cubo de rubik” de la economía; y sólo entonces, podremos tomar decisiones asertivas en nuestras finanzas personales, mejorando nuestra calidad de vida. Considero que el ciclo económico está determinado por las decisiones del Banco Central; y esas decisiones, determinan a su vez, ciertos resultados en las variables que afectan nuestro poder de compra, es decir, el valor de nuestra moneda. Algunas de esas variables son: la inflación, el tipo de cambio, el empleo, los salarios, el ahorro, la inversión, el consumo, el gasto público, entre otros. Experimentando así, las diferentes fases del ciclo económico, que podemos simplificar aquí en fases de expansión y recesión.

El Estado, conduce la economía con los instrumentos de la Política Económica: la Política Fiscal (PF) y la Política Monetaria (PM). La PF al igual que la PM, puede ser expansiva o restrictiva. La PF puede considerarse, en mi opinión, un complemento o contrabalance de la PM, ya que a través de la PF el Estado controla básicamente el gasto público para incentivar o estabilizar su economía; sin embargo, la PF tiene efectos sobre los ingresos de los ciudadanos debido a los impuestos. En tiempos de recesión o crisis económica, el Estado instrumenta una PM expansiva, controlando la masa monetaria y los tipos de interés con la finalidad de reactivar la economía, incentivando el consumo interno a través del crédito, que se vuelve más accesible gracias a unos tipos de interés más bajos. Pero una PM expansiva impacta en otros aspectos de nuestras finanzas.

Una PM expansiva, incentiva el consumo interno, reactivando la producción de las empresas, el empleo y los ingresos de los ciudadanos; pero cuando a la crisis económica, se suma una crisis sanitaria como el COVID-19 y ello genera un ambiente de incertidumbre sobre nuestro futuro, las familias prefieren guardar sus ahorros, gastar lo menos posible y no endeudarse. Por lo que el consumo interno se deprime provocando que las empresas produzcan y vendan menos, lo que, sumado al cerco sanitario, ha provocado cierre y quiebre de empresas; por tanto, desempleo y una caída de los ingresos familiares.

Lo anterior, provoca una mayor inflación a la deseable, como consecuencia de una mayor cantidad de moneda circulante en el mercado, pero un menor consumo interno debido al ambiente de incertidumbre, además de que unos tipos de interés más bajos devalúan nuestra moneda y provocan que nuestros ahorros e inversiones resulten menos rentables; al mismo tiempo, hay menos recaudación de impuestos y, por tanto, un recorte al gasto público, observando una nula recuperación de la economía.

Desafortunadamente, dicha situación provoca que nuestros ahorros e inversiones pierdan valor o poder de compra. Si nuestro nivel de ingresos no es por lo menos igual a la inflación, estaremos comprando menos bienes y servicios con la misma cantidad de moneda; aunque en un escenario menos favorable, nos encontraremos comprando menos cosas con mayor cantidad de moneda que en el pasado.

Ante tal situación, es importante conocer las diferencias entre “moneda o divisa” y “dinero”. La divisa y el dinero comparten 6 características: son medios de intercambio, unidades de cuenta, son portables, durables, divisibles y fungibles. Pero, sólo el dinero posee 2 características que ningún otro activo ni divisa en el mundo: es un recurso finito y una reserva de valor en el tiempo.

Estas 8 características hacen al oro, la plata y el bitcoin, activos refugio por excelencia. Además, la evidencia histórica muestra que dichos activos se aprecian especialmente en tiempos de crisis o en las fases recesivas del ciclo económico.

Ahora que conoces un poco más acerca de la relación que guardan las Políticas Económicas de los Bancos y Gobiernos Centrales con el Ciclo Económico, la inflación, el tipo de cambio, el empleo, los salarios, el ahorro, la inversión, el consumo, el gasto público y nuestro poder adquisitivo… ¿Qué harás al respecto con tus finanzas personales?

Asesórate y diversifica tu patrimonio en un portafolio de inversión que incluya activos refugio; recuerda hacerlo siempre de manera estratégica.

La próxima vez que pienses en invertir: lee, luego invierte.

Yo soy Sergio Álvaro Matías coach y estratega financiero, en colaboración con David Matías @thefinancial, para El Imparcial de Oaxaca