Editorial | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

Editorial

 


Va obra emblemática
Desde que el gobierno estatal inició el proyecto de modernización de la Avenida Símbolos Patrios, se enfrentó con una serie de obstáculos, montados por supuestos ambientalistas que, de día manifestaban su descontento, pero de noche buscaban a funcionarios de la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (SINFRA) para negociar sobornos. El citado proyecto, que inició hace meses, ha sido suspendido por demandas de amparo interpuestas ante el Poder Judicial de la Federación, por dichos personajes. La dependencia responsable ha buscado socializar dicho proyecto con autoridades municipales, empresarios, vecinos, profesionales, etc., e incluso, ha mostrado interés en hacer las modificaciones a que haya lugar, a fin de que la citada obra tenga el consenso de los oaxaqueños. Sin embargo, ha sido la defensa jurídica la que ha dado los mejores resultados.

El pasado jueves 21 de octubre trascendió que el Juez Décimo de Distrito negó la suspensión definitiva de la referida obra de modernización y avaló la legalidad y la continuidad de los trabajos que realiza la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (SINFRA) en esa importante vía terrestre de acceso y salida de la capital oaxaqueña. En la audiencia incidental celebrada como parte del desahogo de la demanda de amparo indirecto con registro número 855/2021 presentada por dos ciudadanos oaxaqueños, el juzgador estableció no sólo que los quejosos no acreditaron la afectación alegada a sus derechos fundamentales, sino que la posibilidad de concederles la suspensión definitiva del acto reclamado habría afectado gravemente el interés general de todos los habitantes de los municipios de Oaxaca de Juárez, San Antonio de la Cal, Santa Cruz Xoxocotlán y San Agustín de las Juntas.

Reconoció que todas las obras se realizan conforme a los proyectos previamente avalados por las autoridades ambientales de los tres órdenes de gobierno, y que éstas -así como las autoridades de los municipios aludidos expidieron legal y oportunamente los permisos correspondientes para la realización de dichas obras. Además, entre los criterios asumidos da respuesta a uno por uno de los argumentos en contra de quienes, a través del amparo, buscaron la suspensión definitiva de la obra mencionada, al autorizar a la dependencia estatal a continuar con los trabajos.

Inversiones bajo acoso

L a semana anterior, EL IMPARCIAL. El Mejor diario de Oaxaca, dedicó parte de sus páginas para dar a conocer, de acuerdo a personajes calificados, el rico potencial minero que tiene la entidad. Es más, de acuerdo a la titular del Servicio Geológico Mexicano (SGM), hay al menos dos sitios en donde existen yacimientos de litio, un elemento esencial que cobra relevancia en la actualidad porque es un mineral clave en los sistemas de almacenamiento de energía más eficientes. En la actualidad es uno de los elementos químicos básicos en el mundo derivado de los avances tecnológicos y sus distintos usos en la industria. Desde la creación de baterías que se utilizan en celulares y autos eléctricos, hasta la fabricación de aluminio y grasas multipropósito, el tercer elemento químico será vital para diversas industrias de cara a los próximos años.

Sin embargo, así como este elemento químico, que en México es bastante escaso, Oaxaca tiene ricos yacimientos de minerales raros no metálicos, como el uranio u otros, eso aparte de minerales metálicos y no metálicos. El problema es que existen grupos y organizaciones sociales que se han incrustado en las comunidades mineras y siguen moviendo a la ciudadanía para oponerse a la explotación racional de su riqueza del subsuelo. Ello ha contribuido a que la manipulación de las mismas, con aviesos propósitos de rentabilidad económica para dirigentes y titiriteros. Lo anterior viene a cuento porque durante la administración del gobernador Alejandro Murat, la promoción de las inversiones ha sido un eje de su política de gobierno. Y lo puso de manifiesto durante la visita la semana pasada, del Embajador de los Estados Unidos en México, Kenneth Lee Salazar.

Las inversiones para explotar energías o yacimientos minerales en la entidad, no encuentran un terreno propicio, sino uno y mil obstáculos. Uno de ellos es el acoso de dichos grupos que, con el ardid de que defienden los derechos y la cultura indígenas, han devenido enemigos soterrados de empresas nacionales y extranjeras. Son dichos grupos los que lo mismo tramitan amparos que montan bloqueos a los trabajos de instalación y construcción. Las empresas generadoras de energía eólica lo han padecido durante años y muchas de ellas han emigrado para otras zonas con vientos favorables a sus inversiones. Ésta es, desafortunadamente, la realidad que se vive en Oaxaca, a la que el gobierno estatal parece no darle importancia.