Ayotzinapa; fue el Estado, pero el deep state | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Patrulla de Papel

Ayotzinapa; fue el Estado, pero el deep state

 


Son ya cuatro las “tenidas” en las que nuestro Tanque de Ideas ha tratado el tema de “Ayotzinapa en Iguala”. Al ser este un espacio donde se indaga el universo de la Seguridad y al hacerlo desde el Estado de Guerrero fácil se vuelve entender que, el “caso Ayotzinapa” es asunto digno de destripar hasta la última entraña.

En la primera plancha donde escribimos de esto Paul von Hindenburg desarrolló exégesis, en la siguiente se aterrizaron temas ligados para ya, en la tercera hacer preguntas concretas; bien por Paul von Hindenburg y Limón.

Viene ahora una reflexión del mismo Paul Von Hindenburg; hoy el Mariscal prusiano además de retomar el tema hace saber que ese aún está en la agenda de Seguridad Nacional.

Nos dice Hindenburg:

-Siempre he creído que la verdad, por ser luz, por ser fuerza, surge por sí sola aun cuando existan tantos aviesos intereses por ocultarla- caras de duda y curiosidad pues la reflexión tuvo gran filosofía; Paul nos adivina y dice.

-Si señor, me refiero al caso Ayotzinapa- y agrega.

-Resulta que hoy, por virtud de una orden presidencial e ignorando la norma que impide difundir información vital nos enteramos de información relevante-; dueño de foro y aforo continúa -cuando esa investigación criminal está en proceso, se conoce el contenido, transcripción o versión estenográfica de una llamada telefónica entre “el Gil” y autoridades policiales de Iguala en Guerrero.

Lo anterior- intensa Paul -deja al descubierto una verdad importantísima que, al mismo tiempo, deja caer por el suelo la amañada y necia versión a la que se aferraron aquellos que dicen representar a los padres de los infortunados estudiantes, en el sentido de que “participó el Ejército” y por lo tanto, de que “fue el Estado”.

-Nuestro visitante (aca Paul habla de don Juan quien en Patrullamiento anterior uso la palabra) quien hizo uso de la tribuna de la elocuencia, tiene razón al señalar …. Por qué se continúa investigando a la autoridad encargada de esclarecer el ilícito, en lugar de perseguir al evidente autor intelectual y material de tan infausto hecho? ….- toda la cinética del Think tank asentía lo dicho por Hindenburg.

-Ahora debemos estar muy alertas, porque estos interesados en denigrar a las Fuerzas Armadas y a la autoridad facultada, no cejaran en su empeño, pero, cuáles serán sus argumentos? ¿Cuál es su finalidad?

Contrario a lo que se ha dicho- Paul Von Hindenburg nos tenía atrapados, y sigue repetidamente en las “mañaneras” ….  “Que se presenten, el que nada debe nada teme” …. Es momento de apegarse a la ley y respetar la presunción de inocencia y con ello el debido proceso-. Y Paul entra a su gran finale.

-Quien acusa debe probar su dicho. NO ES AL REVEZ-. Y va más lejos 

-El caso dista mucho de estar cerca de la verdad, porque a esta última la esconden, disfrazan e ignoran quienes tienen más interés en proyectar una corriente e ideología política, que dejar penetrar la luz en esta penumbra tan explicable como injusta.

Acá Hindenburg manda un mensaje -En tanto la verdad no sea reconocida, seguiremos atentos al desarrollo de esta “investigación”, porque, créamelo, NO FUE EL ESTADO!-.

Yo -desde la plaza que ocupa el Orador cerraría diciendo-

Estoy firme en la idea del !no fue el Estado!- pensando en las Instituciones de la República; más, acá, siguiendo las tesis de Manuel Nava yo preguntaría -y que me dicen del involucramiento del “Estado Profundo”?

Buscar indicios en ese Deep State créanlo, podría arrojar verdades al teatro surreal que hemos levantado.

Último patrullaje.- vemos que en Oaxaca la Senadora Susy Harp anuncia su inclusión en la búsqueda por la Candidatura a la Gobernatura; obvio, Salomón Jara palideció. Y es que Susana ciertamente trae proyecto y Jara solo apuesta a su cercanía con AMLO, cuidado Salomón, en Guerrero Pablo Amilcar presumía lo mismo.