No siempre es bueno comprar terrenos para invertir | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

LEO, LUEGO INVIERTO

No siempre es bueno comprar terrenos para invertir

 


Quizás ya has estado observando el entorno que tenemos desde el año 2019 con respecto a la economía, esto lo puedes ver en todos los medios hablando sobre crisis, recesión, caídas de las bolsas y demás, aunado a que naturalmente las tasas de interés disminuyen en estos periodos. Cuando esto sucede las personas toman conciencia y comienzan a pensar en sus ahorros e inversiones, pues observan sus estados de cuenta bancarios, de inversiones o de seguros y comienzan a darse cuenta que lo que están ganando es muy poco.

Una de las opciones más relevantes que las personas contemplan para hacer una diversificación de capital es el sector de bienes raíces, entendiendo por bienes raíces la compra de terrenos, la compra de inmuebles para rentar, la compra de desarrollos en preventa o la compra, remodelación y venta de inmuebles en remates bancarios y otras opciones tradicionales. Para poder distinguir de manera general estas opciones podemos contemplar dos grandes tipos de inversiones: la inversión activa que requiere forzosamente del tiempo, esfuerzo, atención y capital del inversor; la inversión pasiva que por el contrario, no requiere ni tiempo, ni esfuerzo, ni atención, únicamente requiere del capital del inversor.

Cuando las personas, debido a sus circunstancias personales, únicamente desean aportar capital en la inversión, la opción más popular es la compra de terrenos para esperar a que suban de precio en algún tiempo, quizás cinco o diez años, y posteriormente vender para obtener las respectivas ganancias.

La pregunta es, ¿qué tan rentable es esta opción de comprar terrenos como inversión?. La respuesta corta es: no es la opción más rentable. Te explico posibles factores ordenados que pueden provocar baja rentabilidad en esta opción.

  1. En algunos periodos de ajuste económico a la baja, como ya lo observamos en el año 2008 en Estados Unidos y recientemente en el año 2020 en todo el mundo, la mayoría de las personas ven disminuidos sus ingresos por varios factores que tienen que ver con su ingreso directo obtenido por salario, por comisiones o utilidades de negocios.
  2. Los ciclos de contracción económica también pueden producir inflación, lo que significa que todos los bienes y servicios que compramos suben de precio.
  3. Los dos puntos anteriores producen que las personas tengan o aumenten sus necesidades de liquidez, recurriendo así, aquellos que tienen la posibilidad, a la venta de sus inmuebles. Esto implica que un número atípico de personas comienzan a promover la venta de sus inmuebles, lo cual por ley de oferta y demanda, naturalmente produce una disminución en los precios de la tierra, sobre todo de aquellos inmuebles que no producen un flujo de efectivo constante.

Quizás ahora puedas observar la realidad de este escenario, el cual es una certeza histórica ya que se ha producido durante los procesos de contracción en todo el mundo, lo cual por supuesto esto no implica que la probabilidad de que esto suceda en México sea de 100%, sin embargo es importante tenerlo en cuenta y diversificar en más opciones diferentes a los terrenos.

Para comenzar en un nuevo camino de opciones puedes contemplar los fideicomisos inmobiliarios, es una opción similar a la forma tradicional de compra de inmuebles para esperar subida en los precios de venta, sin embargo también se trata de inmuebles pero con las siguientes ventajas:

  1. Mismo nivel de certeza legal debido al instrumento jurídico que es el fideicomiso.
  2. Mayor nivel de seguridad ya que normalmente la garantía que respalda el capital de inversión es mayor al propio capital que puedes invertir.
  3. Mayor nivel de rendimientos debido a que son proyectos inmobiliarios muy destacados y estratégicos.

Definitivamente, si no conoces todavía este tipo de opciones de inversión requieres nutrirse de mayor información. El poder de la información es que te aleja del miedo y te abre nuevas posibilidades que pueden mejorar tu presente y futuro financiero. Lee, luego invierte.