Los pintores del MUPO (2) | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Crónicas Oaxaqueñas

Los pintores del MUPO (2)

 


En la columna de la semana pasada se comentó acerca del Museo de los Pintores Oaxaqueños y de los artistas que ahí están exponiendo, deben ser pintores con propuesta y experiencia, las paredes del MUPO están reservadas para aquellos que aman a Oaxaca y tienen una trayectoria, es un recinto donde se promueve la cultura en beneficio de los oaxaqueños.

Valdría la pena recordar qué es el MUPO y parte de su historia, el primero de octubre el Museo celebra un nuevo aniversario, han pasado 17 años desde que fue inaugurado, su primer director fue el extraordinario pintor y grabador Juan Alcázar, al mismo tiempo se constituyó una Asociación Civil en apoyo y claridad de acciones del museo, denominada Amigos del Museo de los Pintores Oaxaqueños.

Desde el primer día el grupo de amigos ha trabajado incansablemente de la mano del museo, consiguiendo fondos en la Cámara de Diputados a través de Conaculta para restaurar las obras, remodelar las salas de exhibición, cambiar los pisos, poner aire acondicionado indispensable para tener en condiciones ambientales ideales toda la obra, equipos de cómputo de primer orden, software especializado, etc.

Se adquirieron en Canadá estanteros para guardar la obra propiedad del museo en las mejores condiciones, con la misma calidad que tienen los mejores museos del mundo, se adquirieron cámaras para proyectar con detalle en las pantallas, las manos de los maestros y que todos los niños visitantes puedan aprovechar las clases y explicaciones, también se compró un super escáner para clasificar todas las obras.

Como se podrá apreciar, la labor realizada va más allá de presentar exposiciones del más alto nivel, todos los días se recibían decenas de niños que visitaban el museo con sus maestros, así se promovía la enseñanza de la mayoría de las bellas artes con la finalidad de despertar en ellos interés en desarrollar la creatividad y ser mejores ciudadanos, es muy lamentable que con esta pandemia no se puedan llevar a cabo.

Otro de los artistas que tiene obra en la actualidad en espera de ser apreciada por el público oaxaqueño es Ramón Jiménez Cuen, su nombre artístico con el que firma todas sus obras es Rame Cuen, hijo de padre oaxaqueño y madre sinaloense, nace en la Ciudad de México por azares del destino, aunque siempre se ha considerado oaxaqueño, tiene sus raíces en la costa oaxaqueña que lo hacen sentir muy orgulloso.

Rame tiene una vena artística perfectamente acentuada y definida, va más allá de los planes que tuviera su familia, sus padres querían que estudiara medicina para continuar con una tradición y un legado, sin embargo, dejó la universidad para seguir su sueño, claro que la semilla sembrada y las posibilidades económicas le invitaban a seguir con los estudios de su elección, aunque fuera por su cuenta.

Estudió en Bellas Artes guitarra clásica, disfruta la música y sigue tocando hasta la fecha, estudió la carrera de comunicaciones, aprendió fotografía en el centro fotográfico Manuel Álvarez Bravo y se fue a Nueva York, ahí estudió dos maestrías y un diplomado, en fotografía, en Artes Mixtas y Cine y en Administración de Negocios Sostenible, la visión que esto le genera es sumamente completa.

La obra presentada en el MUPO se llama YUKU, que es el nombre de un cerro en la comunidad de Tututepec, Oaxaca, en español quiere decir Cerro de los pájaros, es la población de origen de su familia a la que mantiene siempre muy presente, con esta propuesta pretende desmitificar el folclorismo oaxaqueño.

Las migraciones hacen al individuo perder identidad, en su caso, por ejemplo, su madre llegó de otro estado, su padre de otro municipio y él nace en la capital del país, ante la mirada de gente no es identificado de algún lugar en específico, sin embargo, cada uno es de donde desea ser, en realidad todos somos ciudadanos del mundo.

Su propuesta es gráfica que se deriva de unas postales antiguas coleccionadas por su tía con imágenes de gente que modela vestidos indígenas oaxaqueños, algunos familiares suyos coincidentemente, al despegar las postales de los álbumes quedaron marcadas formas caprichosas que son las que trabaja y amplía.

Actualmente se enfoca en desarrollar un proyecto para impulsar un recinto dedicado a la cultura, a impulsar artistas con talento, que sea un centro de reunión para ver arte, escuchar música y degustar lo oaxaqueño, esperemos lo termine pronto, lo tendremos en el radar.

En cuanto terminen las restricciones por la pandemia, programe su visita al MUPO, vaya y disfrute de la obra de los artistas oaxaqueños, es una gran oportunidad, el museo es conocimiento, es arte, es cultura, llena el alma, no se lo pierda.

Si desea contactarme favor escribir a jrpalau@hotmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Twitter: @jpranz

Seguiré comentando la próxima semana.