DIPUTADOS EN ASCUAS | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

DIPUTADOS EN ASCUAS

 


El fierro del “más corrupto” ya lo tienen marcado en la frente los diputados del partido Morena integrantes de la 64 legislatura del estado. Esto los tiene muy inquietos, Si su principal secuaz el senador Salomón Jara no es el elegido para la candidatura del próximo año, una tormenta de auditorías los atosigará como la metafórica Espada de Damocles.

Al acercarse el fin de su trienio salen a relucir las cañerías por donde se fugaron buena parte de los casi mil millones de pesos que recibían cada año de presupuesto. Una cantidad colosal, el doble y en algunos casos hasta el triple del gasto de otras legislaturas estatales que, para peor sorna, son mucho más productivas. Esto se puede corroborar en las investigaciones que dan a conocer en la Internet organismos como el Instituto Mexicano de la Competitividad.

BOLA PASADA

A eso se debe el amago de la legisladora Laura Estrada Mauro representante del distrito de Tuxtepec. Como presidenta de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del estado, amenaza con no aprobar la cuenta pública del Ejecutivo correspondiente al año 2019, pero esto ya es bola pasada. Otros dicen que están encareciendo su pago de marcha. Tal intimidación es parecida al emblemático “petate del muerto” que solo asusta a los más ingenuos porque legalmente ese procedimiento -la aprobación- ya no es obligatorio sin embargo doña Laura lanza la intimidación como último recurso para decir que nadie hable de auditar a esta legislatura porque entonces no aprobamos le cuenta pública del 2019. Su argumento es que el Órgano Superior de Fiscalización del estado (OSFEO) “no entregó a tiempo la información”. Lo más grotesco del alegato de esta diputada es que este órgano está supeditado a la comisión de vigilancia de la Cámara ¿Por qué no le exigió la información en la fecha determinada?

Señalar a los diputados del partido guinda como los corruptos de la actual legislatura no quiere decir que sean los únicos. Nada de eso, la deshonestidad contagió a todos solo que los del Morena al tener mayoría aplastante para hacer o deshacer en el poder legislativo, cargan con el pecado mayor.

AFLIGIDA LAURA

Todo esto pasa porque, según me revelan algunos empleados de la misma Cámara, Laura Estrada Mauro en su calidad de primera presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) manejó el presupuesto como negocio particular no como lo que es, una institución pública sujeta a la normatividad gubernamental.

Cuentan que, al estrenarse los diputados de la 64 legislatura llegaron ávidos de dinero fácil y poder. Laura, impuesta por el poderoso Salomón Jara se comportaba imperiosa. Veía como Dios a Salomón que disponía de las arcas legislativas como “caja chica”. Con el tesorero del Congreso, Omar Maldonado, otro incondicional de Salomón, formaron una dupla dominante.

Nada se movía en la cámara sin su autorización. Los asesores y empleados de confianza solo se contrataban con su autorización. Cada día de pago se presentaban con Omar que hasta la fecha sigue inamovible, para cobrar su salario. Dicen que firmaban dos nóminas. En una aparecía la cantidad real que les correspondía y en otra el descuento hasta del 50 por ciento. Obtenían un contrato con la advertencia de que tenían que firmar cierta cantidad como aportación para la campaña del “futuro gobernador”. Algunos diputados y empleados me informan que esa práctica sigue hasta la fecha. El que recibía los descuentos era Miguel Ángel Vázquez Ortiz esposo de doña Laura Estrada a quien le montaron una oficina especial en el palacio legislativo.

EL SALTO DEL CHAPULÍN

Estos descuentos en la 64 legislatura no eran los únicos negocios, “aportaciones” les llamaban. Al llegar Horacio Sosa, hermano del “Demonio de Tasmania”, a la presidencia de la Jucopo, siguieron las mismas prácticas. Ni siquiera disminuyeron, por el contrario, se incrementaron con otra transacción. Negociaron que el Poder Ejecutivo les delegara la facultad de designar a los administradores y consejos municipales. Fue una transacción exclusiva para los hermanos cabecillas de la “Sosa Nostra”. Quitan y ponen a 6 comisionados y dos administradores, entre ellos el de San Antonio de la Cal donde nadie sabe quién maneja el presupuesto de cerca de cien millones de pesos ni a la bolsa de quien van a parar. El caso es que, en este municipio, igual que en Yucuita, Sola de Vega, Xiacuí, Tepletapa, Atitlán, entre otros, los presupuestos fluyen, pero no hay servicios municipales y el dinero lo maneja la “Sosa Nostra”.

El botín terminó por fraccionar a los diputados de Morena. Un grupo lo maneja Ericel Gómez, otro los Sosa y una más sigue en manos de Salomón.

Actualmente preside la Jucopo Fredy Delfín, pero no da pie con bola. Dicen que es “buena gente” pero neófito en política.

Visítenos en: www. escaparatepolitico.com
O e s c r í b a n o s a fsj9420@prodigy.net. Mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail. com