La nueva era de la ecografía en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Crónicas Oaxaqueñas

La nueva era de la ecografía en Oaxaca

 


Recuerdo a principios de los ochentas cuando mi abuelo, que había nacido en 1900 en un pueblo de España, con añoranza recordaba cuando vio un primer automóvil, el vuelo de un avión o cuando el rico del pueblo fue a Madrid y compró cables, focos y apagadores y después de instalarlos en su casa se preguntaba porque no encendían, pues porque no había llegado la electricidad, como reía recordándolo.

Indescriptible ver cómo mi viejo a los ochenta años se admiraba al ver funcionar un fax, sencillamente el siglo XXI ya no lo hubiera podido comprender por la velocidad que ha tomado el avance científico, las nanotecnologías, la transmisión de datos e imágenes por vía microondas, el internet, simplemente imposible de asimilar.

La generación de los baby boomers nacimos con la tranquilidad y nos fuimos adaptando a la evolución y a la velocidad que tomaba, no nos sorprendemos, aunque no comprendemos cómo funcionan muchas cosas, sobre todo hablando de tecnología, a diferencia de los jóvenes y bebés de hoy día que traen las teclas de un móvil o el mouse de un ordenador incrustados en su ADN y lo usan en automático.

Recuerdo que mi generación fue de las primeras que mediante un ultrasonido podía saber el sexo de un bebé en camino, prepararse con la ropita, la decoración de su futura habitación o el nombre que se le pondría, se podía saber si eran gemelos, si no tenían alguna malformación y algunos detalles adicionales, siempre las imágenes eran en tonos grises y lluviosos, solo el ojo aguzado de un doctor los distinguía.

En la actualidad, el ultrasonido ha evolucionado y permite ver muchos más detalles, pasó de apreciar dos dimensiones, largo y ancho, a una tercera dimensión, es decir, la profundidad, así se empezó a medir cada parte del cuerpo del feto, calcular las semanas de gestación, estimar fecha de alumbramiento, su crecimiento y cualquier posible enfermedad o trastorno.

Cabe señalar que el ultrasonido no solo es ocupado por pediatras o ginecólogos, sino por muchos especialistas, traumatólogos para lesiones musculares o de ligamentos, oncólogos, oftalmólogos, angiólogos, fisioterapeutas, gastroenterólogos, etc. los usos son infinitos, esto me llevó a investigar un poco más acerca de los ultrasonidos y su diferencia con los Rayos X, ya que podría parecer algo similar.

Los aparatos de RX emiten una radiación ionizante, al pasar por un cuerpo humano encuentra distintas densidades, los huesos por ejemplo son sólidos y no pasan con la misma intensidad que en órganos internos, músculos o piel, por eso la diferencia de tonos en una radiografía, mientras más denso más clara es la imagen.

El ultrasonido en cambio, emite ondas de sonido similares a las que produce un radar o un murciélago al vuelo, son sonidos de muy baja frecuencia y el eco que producen regresa, el equipo lo recibe y convierte en imagen, es decir no hay radiación de ningún tipo, por eso le pueden hacer cuantos sean necesarios a una señora embarazada sin que corra peligro la salud del bebé.

El ultrasonido se inventó en 1942, servía para estudiar anomalías cerebrales o hacer diagnósticos médicos, en 1960 se generan imágenes bidimensionales para estudios de embarazo, en 1966 se empieza a detectar movimiento embrionario, es decir se aprecia el latido del corazón, las primeras ecografías tridimensionales se realizan en Austria en 1992.

Lo siguiente fue ver las imágenes en tiempo real, es decir, apreciar los movimientos tal como los está haciendo el bebé, esto comercialmente se llamó la 4D, lo más reciente se denomina 5D o HD, son imágenes en alta definición que se aprecian en color sepia o rosado salmón.

Lo de hoy en el mundo es la impresión en tercera dimensión de una imagen nítida de las facciones de un bebé en resina y plástico, qué maravilla tener una escultura con el rostro de tu bebé desde antes de que nazca, pues esta tecnología ya la tenemos en Oaxaca, no solo en Monterrey donde fueron los primeros en hacerla en México.

Unieron talentos el médico radiólogo oaxaqueño Servando Germán Martínez Gijón, con la ingeniera biomédica quintanarroense Delma Michelle Martínez Jiménez, para ser los pioneros en ofrecer en nuestro estado el ultrasonido en HD, el estudio de la salud de un embrión en su crecimiento, imagen y video del bebé en sus etapas varias antes del nacimiento y la impresión en tercera dimensión en forma de escultura.

El gabinete Soluciones Radiológicas se encuentra en la Colonia Reforma, Álamos 603, ofrece ultrasonido en general, rayos X, tomografía, panorámica dental y cuenta con laboratorio, es un comercial no pagado que hago con el gusto de compartir esta información para que los lectores sepan de esta hermosa opción que tienen los futuros padres para congelar en el tiempo esa inolvidable etapa de un embarazo.

Si desea contactarme favor escribir a jrpalau@hotmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Seguiré comentando la próxima semana.