Los cambios en el gabinete | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

Los cambios en el gabinete

 


Desde siempre, los gobernantes mexicanos se han dado a la tarea de constantes renovaciones en sus respectivos gabinetes, aunque no lo hacen con la idea incorporar mentes frescas, que den brillantez a su equipo. 

Por el contrario, lo hacen por la pérdida de confianza en sus colaboradores, por las fallas de estos o simplemente que no consiguieron dar el ancho en las tareas encomendadas. 

Y es que la conformación de los gabinetes presidenciales se da en razón de invitar a amigos y colaboradores a que desarrollen los planes de gobierno y la estrategia de gobierno y no en hacer una revisión de personas con capacidad para cumplir con las tareas asignadas. 

Solamente en una ocasión, un Presidente electo intentó buscar los mejores hombres y mujeres para conformar su equipo de gobierno, razón por la que contrató a un equipo de cazadores de talento que seleccionara, supuestamente, acuciosamente a los mejores personajes para cubrir las vacantes en el equipo de gobierno. 

El experimento fue un fracaso y el gobierno de Vicente Fox Quesada, como la mayor parte de las administraciones sexenales en México fue considerado como un rotundo fracaso. 

Ninguno de los Presidentes de México desde la aparición de esos buscadores de talento, ni antes ni después intentaron un método que se quedó en un solo intento. 

Por eso los gobernantes recurren al amiguismo y a la lealtad para conseguir los que, a su consideración, pueden ser los elementos idóneos que los acompañen en su aventura de gobierno, lo mismo en la Presidencia de la República que en los estados que gobernarán. 

Como ha sucedido en los años anteriores, el actual Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador usó los mismos razonamientos para integrar su equipo de trabajo, aunque le añadió un nuevo concepto, el considerar que se trata de hombres y mujeres probos y honestos. 

Incluso se habló de que no se le daba el relevo de funcionarios, ya que los elegidos serían sus acompañantes durante los seis años de gobierno. 

Lo que en la teoría era un razonamiento saludable, en la práctica no lo fue y los cambios de funcionario han sido una constante, por lo que a la mitad de su gobierno ha provocado más cambios que otros Presidentes que le antecedieron. 

Tan solo en la secretaría de Hacienda lleva tres titulares en tres años de gobierno. Inició con Carlos Manuel Urzúa, siguió con Arturo Herrera y ahora con Rogelio Ramírez de la O. ya en alguna ocasión pasada, un Presidente contó con tres secretarios de Hacienda, aunque fueron en seis años y aquí llevan tres en tres años. 

Pero también la secretaría de Medio Ambiente lleva tres titulares en los tres primeros años de gobierno, comenzó Josefa González, continuó Víctor Manuel Toledo y ahora se encuentra al frente María Luisa Albores. 

Es cierto que en algunos casos los funcionarios han sido cesados, en los menos ellos pidieron su salida, aunque es remoto que lo hagan. 

Recientemente, el Presidente López Obrador decidió cambiar a su secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero e invitó en su lugar al gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, al que cubrió de elogios y le dotó de algunas funciones de las que la anterior titular no disfrutó, como son las relaciones con los otros poderes de la Unión. 

El arribo del secretario se dio casi con el mismo boato con el que Ernesto Zedillo rodeó la incorporación de Emilio Chuayffet Chemor a la secretaría de Gobernación. 

Al igual que Chuayffet, Adán fue incorporado al gobierno federal, dejando atrás un gobierno estatal y los compromisos adquiridos con dichas poblaciones que los votaron en las urnas. 

La importancia de la dependencia a la que arribaban los situó de inmediato en la pasarela de los presidenciales, con todo y que ni siquiera transcurría el primer año de gobierno de Ernesto Zedillo. 

De Chuayffet sabemos que ocurrió, ya que la matanza de Acteal cortó todas sus aspiraciones y no concluyó en el cargo, por lo que Zedillo tuvo cuatro secretarios de Gobernación en su sexenio. Con Adán Augusto apenas acaba de llegar, pero de inmediato se posicionó en la terna de los presidenciables, habrá que esperar el desarrollo de los hechos. 

                                                     …………….. 

Sin problemas de ninguna clase, Maru Rojas asumirá el gobierno de Chihuahua, luego de que algunos testigos en su contra se retrajeron de los hechos que le endosaban. Habrá que ver qué sigue ahora en contra de Javier Corral, el gobernante saliente…Se recupera el turismo en Quintana Roo y la ocupación hotelera llega a estar, actualmente, en un 62 por ciento, gracias a la estrategia desarrollada por el gobierno de Carlos Joaquín. 

Email: ramonzurita44@hotmail.com