Debemos estar informados | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Estratega

Debemos estar informados

 


Puedo decir que la información estratégica es vital, es la sabia que nutre todos los niveles de la empresa, a la administración.  Las empresas que sobreviven son las mejor informadas, la información es poder, las empresas de la tercera generación deben organizarse tomando en cuenta la información. 

Como podemos ver claramente, la información es el arma principal que ayudará a la gerencia, a los productos y los servicios y a la productividad a penetrar en el ambiente competitivo. 

La información es el ingrediente clave que le permite a una organización lograr y mantener un estado de unidad y armonía.  La información descansa sólidamente sobre tres pilares: exactitud, oportunidad y relevancia. Estos son los atributos claves de la información.  La oportunidad en la información significa que los receptores la pueden obtener cuando la necesitan. 

Con el papel cada vez más importante que la calidad y la productividad juegan en la competitividad organizacional, la administración de operaciones ha agregado enfoques de comportamiento y modelación al empleo histórico de las escuelas clásica, científica de la administración. 

El tamaño de la organización es un factor que afecta los requerimientos de información. Entre más grande es una organización, mayores serán sus requerimientos de información. A medida que crecen las organizaciones se segmentan de acuerdo a las funciones tradicionales de las empresas y se tiende a identificar información específica con estas unidades individuales. 

Peter Drucker, consultor gerencial y profesor en Claremont College, dice en su libro de Administración en Tiempos Turbulentos que “las organizaciones deben cambiarse totalmente y reorganizarse alrededor de la información”. 

El estilo o filosofía gerencial que rige a la organización afecta los requerimientos de información, una filosofía gerencial que incorpora conceptos de presupuestos o de costo estándar por lo general requiere más datos y procesamiento de información que aquella que considera que sólo vale la pena medir los costos reales. 

Un enfoque a nivel contralor requiere una información diferente a la de un enfoque contable sencillo. Cualquier filosofía gerencial que resalte el desarrollo de una planeación extensiva e intensiva tendrá un requerimiento correspondiente de información para pronósticos. 

 

Se requiere información acerca del impacto de la organización en la sociedad y en la calidad de vida de dicha sociedad. Por lo tanto, para identificar y entender los requerimientos de información de una organización específica, primero es necesario entender su naturaleza y la relación inherente entre los datos y el procesamiento de información. 

Ciertamente, los afectados claves son los clientes, quienes esperan que las organizaciones sean una fuente confiable de productos o servicios. Se puede ver claramente tanto la necesidad como la oportunidad en el diseño de sistemas de información que tengan una conexión estrecha con los afectados de las organizaciones. 

Los factores organizacionales juegan un papel principal en determinar la clase de información que se produce y la forma en que se comunica. Estos factores son la naturaleza, las categorías, el tamaño, la estructura y el estilo gerencial. La naturaleza propia o el propósito de una organización es uno de los factores principales que contribuyen a los requerimientos de información de la organización. En la mayoría de las organizaciones, la información y las actividades de procesamiento de la misma se consideran como funciones de apoyo al propósito principal de la organización. Los individuos que están más involucrados con la información y dependen de ella son los que tienen a su cargo la responsabilidad de administrar y operar las organizaciones, es decir, la gerencia y los empleados.

El fracaso inminente y la salida del mercado es la alternativa para aquellas organizaciones cuyos gerentes están desinformados o mal informados. 

A decir verdad, el gran enemigo a vencer de la gerencia es la incertidumbre. Los gerentes deben saber qué hacer y cómo hacerlo; deben ser capaces de adaptarse a los cambios vertiginosos; deben tener acceso a la información de la organización tanto interna como externa; deben obtener señales de aviso oportunas y poder prever las amenazas y los riesgos; deben ser capaces de identificar rápidamente tanto las nuevas oportunidades como los esfuerzos inútiles. El tamaño y la fuerza bruta de las organizaciones pueden hacer que ganen un poco más del tiempo de supervivencia, pero el no saber cómo adaptarse a un ambiente turbulento pronto dará como resultado el fracaso y la muerte final, el mismo destino que el de los dinosaurios. 

castilan1o@yahoo.com