COVID, mujeres, y recuperación económica: retos globales | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

COVID, mujeres, y recuperación económica: retos globales

 


Toda crisis abre oportunidades y la COVID 19 no es la excepción. Sin duda, la crisis económica, sanitaria y social derivada de la pandemia obliga a reestructurar sistemas que ya estaban obsoletos ante retos actuales, y en dicha reestructuración la perspectiva de género y la inclusión de las mujeres no sólo son deseables, sino indispensables.
Hace unas semanas hubo un interesante episodio del podcast del Banco Central Europeo (BCE) titulado “Una conversación sobre empoderamiento femenino, una recuperación inclusiva y cooperación transatlántica”, en el que se dieron cita tres de las mujeres de mayor influencia global: Christian Lagarde, presidenta del BCE; Úrsula Von Der Leyen, presidenta de la Comisión Europea; y la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.
En la primera parte de la conversación, las panelistas hicieron un panorama general sobre los efectos negativos que la COVID ha generado en la situación de las mujeres del mundo, incrementando las brechas de desigualdad en derechos tan fundamentales como la educación, el empleo y al descanso.
Esto es relevante porque a veces parece que la desigualdad es un asunto exclusivo de los países en desarrollo, pero no, de hecho nos une en causas comunes (por las que luchamos juntas, aunque cada una desde su trinchera) el hecho de saber que las europeas todavía ganan 15% menos que sus pares hombres y que realizan 39 horas semanales de trabajo no remunerado, mientras sus pares hombres 19; o que en Estados Unidos la presencia de las mujeres en puestos directivos siga siendo limitada porque todavía no hay políticas laborales que valoren y recompensen la labor reproductiva de las mujeres.
Lo más interesante de este tipo de intercambios es que nos brindan claves sobre qué soluciones están planteando otros países a las mismas problemáticas que enfrentamos las mujeres en México.
Por ejemplo, comparto algunas prácticas que se están realizando en Europa para la recuperación económica y que promueven la Igualdad de Género. Un total de 8 billones de euros irán destinados a programas de cuidados; Alemania tendrá 90 mil nuevos lugares destinados al cuidado de niñas y niños; Portugal está atrayendo a las mujeres a las carreras STEM, a través de becas; y en Francia las empresas tendrán qué reportar qué están haciendo en sus organizaciones para promover la igualdad en salarios, igualdad de oportunidades y de acceso.
La valoración de las tareas de cuidados y el promover un reparto más equitativo, también es un tema que está cobrando fuerza en materia de políticas públicas que beneficien a las familias; por ejemplo, el gobierno del presidente Biden está proponiendo mejorar las condiciones de trabajo de las mujeres que realizan estas labores, quienes en su mayoría son latinas o afrodescendientes. En el mismo sentido, Christian Lagarde propone en la Comunidad Europea crear mecanismos que compensen a las mujeres que deciden trabajar medio tiempo para cuidar a sus familias, reconociendo el valor social de esa decisión, en lugar de que pierdan derechos laborales, como hasta ahora se ha hecho.
A pesar de los grandes pendientes que tenemos aún para consolidar la agenda de género en la realidad de las personas en diferentes latitudes, es posible vislumbrar que la ruta hacia la igualdad está bien encaminada en el sentido de que las políticas inclusivas con enfoque de género hoy son discutidas como un asunto de justicia social, pero también de conveniencia para el desarrollo (recuperación) de las naciones. Tal como la pandemia lo demostró, las mujeres realizamos gran parte de las funciones esenciales; en consecuencia, sólo podemos pensar en la restauración del equilibrio post COVID en términos de igualdad.