MORENA: Los perfiles (II) | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

MORENA: Los perfiles (II)

 


4).- Los que empujan, pero… (Continúa)

Egresado del elitista Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Economista, con maestría en la London School of Economics and Political Science (LSE), es Luis Antonio Ramírez Pineda. En entrevista reveló una larga trayectoria pública: Presidencia de la República, SHyCP, PEMEX, IMSS, titular del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas e ISSSTE. Hoy es titular del último. Se dice que apuntalado por tres personajes: el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O; el de Salud, Jorge Alcocer Varela y el de SEDER, Víctor Manuel Villalobos. Los dos últimos amigos personales del papá.
Ya fue diputado federal. En la segunda incursión fracasó, como candidato del tricolor, por el distrito de Huajuapan de León. Hubo fuego amigo y confusión entre la alianza PRI-PVEM. Fue invitado por Alejandro Murat a sumarse a su campaña. Ahí logró la diputación local por la vía plurinominal. En el PRI le pesó mucho la figura del padre: el ex gobernador Heladio Ramírez. Pero le pesa más hoy en día su desarraigo en la entidad. Necesita mamar pueblo. Pocos lo conocen. Boga pues, contra corriente.

5).- Una izquierda ad hoc

Raúl Bolaños Cacho Cué, de reconocido ascendiente político familiar y buenas calificaciones académicas: Escuela de Gobierno “John F. Kennedy” de la Universidad de Harvard y la Wharton School de la Universidad de Pensilvania. Hizo votos del muratismo en el INFONAVIT. Y llegó con Alejandro Murat, que logra la gubernatura en 2016 con los colores del PRI. Ocupó la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh). En su periplo político lo catapultan al Senado, por el PVEM. Lleva como suplente a Javier Villacaña, candidato del PRI a la presidencia de la capital en el pasado proceso y priista de convicción.
En su primer año de gestión, fue coordinador de la bancada de dicho partido en el Senado, por licencia del ex gobernador de Chiapas, Manuel Velasco. Desaprovechó el foro, aunque se arropó con el líder, Ricardo Monreal. ¿Su Talón de Aquiles?: la controvertida iniciativa de reforma para que el ministro Arturo Zaldívar permaneciera dos años más al frente de la SCJN. Medios y columnistas no le dieron tregua. Hay quienes afirman que es el favorito del gobernador Murat Hinojosa. Nada firme. Tiene ascendiente. No es una corcholata más. Aunque le falta mucho. Está como su partido: muy verde.

6).- Los que siguen en lista

Por la apoteosis hace tres semanas, sobre el triunfo -¿o resistencia?- de los pueblos indígenas ante la conquista española, no hay que descartar del ánimo presidencial a Adelfo Regino Montes, indígena ayuuk, originario de Santa María Alotepec, Mixes. Abogado por la UABJO. Antes del sexenio de Cué fue activista y escritor de las costumbres de los pueblos originarios. Luego titular de la SAI. Cuando la controvertida Ley Orgánica del Poder Ejecutivo exigía título universitario de licenciatura para acceder a un cargo, argumentó no tenerlo por su condición indígena. Le contestamos que Juárez, 200 años antes, no tuvo pretextos. Salta al escenario político como director del INPI, designado por AMLO. No se le conoce militancia en la izquierda, más que como defensor de los del “color de la tierra”.

7).- Los muertos que vos matáis…

También algunos rescoldos de la izquierda delirante y vividora han levantado la mano. Son al menos dos cadáveres insepultos de la política que pervivió –y bien- de ser oposición durante el período neoliberal. Y andan de arriba para abajo como flatulencia en bacinica. Anoten a Héctor Sánchez López, bautizado por sus paisanos como “La Mexha”. Fundador de la Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo (COCEI). Ingeniero, egresado del IPN. Ex senador de la República y ex candidato a la gubernatura por el PRD en 1998, fue derrotado por José Murat. AMLO lo hizo consejero de la CFE, en donde ha hecho un binomio perfecto con un espécimen del Jurásico priista: Manuel Bartlett.
En Juchitán todo mundo lo conoce, igual que a Leopoldo de Gyves Pineda. Éste volvió a la escena política luego de una acción ridícula. Creer que la CFE, donde está su amigo y cómplice, no debería cobrarle un adeudo de cerca de veinte años de consumo y tirarse en la calle. Ahí, frente a sus paisanos tecos. De risa, en verdad, estas cobijas meadas de aquella izquierda que soñó con gobernar algo más que el Istmo. ¿Luchadores sociales? Por favor. Fin de esta parte.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

— Para el anecdotario político. Diputados y diputadas locales quedaron en evidencia al ser exhibidos como voraces e insaciables devoradores no sólo del erario sino de las obras públicas. ¡Qué vergüenza! Los (as) que se van ya llevan su Sambenito; los (as) que se quedan, ya tienen el estigma. Legislatura onerosa, improductiva y voraz. Así será registrada en la historia política.
Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax