Honestidad a prueba | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Honestidad a prueba

 


En una de sus conferencias mañaneras el presidente López Obrador reconoció la eficacia y honestidad de Heladio Ramírez López como gobernador de Oaxaca. Lo hizo en presencia de su hijo Luis Antonio Ramírez Pineda director general del ISSSTE a quien aludió y pidió seguir el ejemplo de su progenitor en el servicio público.  

Si viviéramos los tiempos del PRI donde cualquier signo o señal del presidente era registrado convenientemente, hasta el mismo Luis Antonio estaría tocando fanfarrias en este momento, pero no.

Con la sencillez proveniente de su prosapia política, Luis Antonio respondió cuando le pregunté: ¿este relevante pasaje político determina algo sobre tus aspiraciones por ser gobernador? 

Respondió con parquedad: “agradezco el gesto del presidente. Es una opinión que abona y me crea un entorno político favorable sin duda, pero en los nuevos tiempos de la política, aparte del optimismo, lo que debo hacer es seguir sirviendo desde el encargo que me encomendó, con austeridad y eficiencia”.

Todas las preguntas que le hicimos en EL IMPARCIAL El Mejor Diario de Oaxaca, en una más de las entrevistas colectivas como ejercicio periodístico plural, el funcionario las respondió con llaneza. Nada de envanecimientos. No podía faltar la obligada interrogante ¿aspira a ser gobernador?

Su respuesta fue: “claro que sí”, pero mi reto en este momento es “cumplirle al presidente; no puedo fallar, tengo que participar en el gobierno de la transformación con propuestas claras y respeto a los tiempos políticos. En estas nuevas formas de hacer política no quiero hacer anuncios o romper normas que me lleven al tribunal electoral y menos como colaborador de un presidente decidido a cambiar las políticas de convencimiento y acercamiento con la gente”.  

¿Tiene pericia para gobernar un estado tan bronco como Oaxaca?

Con una agilidad mental que pocos tienen, habló primero de los valores que abrevó de su padre Heladio que lo presentan hoy, a sus 52 años de edad, como un político que sabe que la lealtad y honestidad son compromisos ineludibles. 

Sobre su profesionalismo habla de sus logros al frente del ISSSTE donde la austeridad es evidente desde que redujo a seis subdirecciones de ocho que había. Esto permite hoy que de todo el personal de base sea del 90 por ciento. Habla también del freno al robo de medicamentos y corrupción entre asesores y funcionarios. 

Puso énfasis en su trayectoria que lo presenta como un economista formado en diferentes instancias como la dirección financiera del ISSSTE y posiciones relevantes en la Secretaría de Hacienda, en PEMEX, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas del Congreso, secretario técnico de estudios económicos de la Presidencia de la República, etc.  Su experiencia política la abrevó como diputado federal y local. 

HONESTIDAD PROBADA 

Se trata, pues, de un político experimentado que, sin duda, lo pone por encima de los Morenistas, hombres y mujeres, que han dado mucho de qué hablar en los últimos días. Aunque se dicen militantes del partido de AMLO no podrían lucirse como hombres o mujeres “cercanos al presidente” y menos decirse leales a los principios de no robar, no mentir, no traicionar. 

La mayoría de los que han externado sus ansias por la gubernatura de Oaxaca, tampoco pasarían la prueba de la honestidad y la lealtad que el mismo presidente AMLO ha reconocido públicamente en la dinastía política de los oaxaqueños Ramírez López-Pineda. Si la política fuera de méritos y no oportunismos, podríamos decir que los otros aspirantes ya quedaron descartados. 

EL SALTO DEL CHAPULÍN 

Cuando en Oaxaca observamos el comportamiento cínico de las tribus que se reagrupan para buscar la candidatura al gobierno por el partido Morena, resulta imposible no medir la gran diferencia que en ellos hace la falta de lealtad y honestidad que pide López Obrador.

Imposible no voltear a ver, por ejemplo, las debilidades de Salomón Jara Cruz y sus ligas con los diputados locales que, en lugar de legislar para combatir la corrupción tan evidente en las presidencias municipales, se coluden en el saqueo de las arcas municipales. El caso más patético es Nochixtlán. La desaparición de la activista Claudia Uruchurtu tiene en prisión a la presidenta municipal Lizbeth Victoria Huerta y mantiene en ascuas al mismo Jara con sus pretensiones políticas.   

Si hablamos de lealtad, esta prueba no la pasaría doña Susana Harp desde aquellos mensajes en sus redes sociales de noviembre del 2017. Cuanto le pesará hoy su dicho: “Qué falta de respeto de MORENA usar a las personas cuando nadie te ha preguntado si quieres participar”. Era cuando le ofrecían la candidatura al Senado que desdeñó, pero luego aceptó. 

Si hablamos de experiencia para llevar las riendas de un Oaxaca tan discorde, de nada servirá que cante tan bonito. 

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com