Salud Mental | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Pegatinas Reivindicativas

Salud Mental

 


El cuidado de la salud ha sido una constante en el desarrollo de las comunidades humanas. A través de los años, esta área de interés y conocimiento se ha transformado conforme al avance de los conocimientos empíricos, científicos y comunitarios.
Los conocimientos médicos se encuentran fuertemente permeados de conceptualizaciones culturales, dando pie a prácticas y consensos definidos por los contextos específicos de la geografía, los conjuntos humanos y la época (https://bit.ly/3ml6Tha). Es así que las concepciones de salud-enfermedad-atención se encuentran en contante transformación y dependen de entornos específicos.
En este tenor, cuando referimos a la salud y su conceptualización occidental contemporánea nos referimos a un enfoque que consistentemente ha dejado de lado un aspecto primordial en la salud humana: la salud mental.
Las políticas públicas en materia de salud, debido a problemáticas epistemológicas (https://bit.ly/2WfpzUJ), capacidades institucionales y prejuicios, han desestimado la relevancia de la salud metal en la vida de las personas y la relevancia de esta en el funcionamiento social.
No obstante, la pandemia y cambios culturales derivados del cuestionamiento del alcance de concepto de salud, productividad y capitalismo, han hecho mella en la importancia de la salud mental en todos los entornos.
Se han hecho famosos los casos de Naomi Osaka y Simone Biles, deportistas de primerísimo nivel quienes han reconocido la salud mental como punto medular en la toma de sus decisiones profesionales a contracorriente al enfrentar la expectativa de las federaciones deportivas, los fanáticos, las industrias y la prensa.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que los procesos y cambios que nos ha impuesto la pandemia han tenido severos impactos en la salud mental alrededor del globo (https://bit.ly/3z6NDY9), lo que ha sido clasificado por las y los especialistas como una posible nueva pandemia (https://bit.ly/3sF75ZY; https://bit.ly/382N7yQ).
Ante este escenario de cambio respecto a la urgencia e importancia de atender de manera primaria la salud mental, México está en desventaja. El país tan solo destina alrededor del dos por cierto del total de recursos asignados al sector salud para la atención de la salud mental (https://bit.ly/3y8oOd4). Asimismo, México fue clasificado como el segundo país en el mundo con mayores estigmas en materia de atención a la salud mental, de conformidad a un análisis en la materia auspiciado por la OMS (https://bit.ly/3D0kv7z), lo que implica un obstáculo en el acceso a estos servicios para las personas que lo requieren (https://bit.ly/3j5JeiT).
Resulta pues un privilegio poder contar con las condiciones para acceder a servicios de salud mental. Ante el nuevo entendimiento en la medicina occidental de la relevancia de la salud mental y las consecuencias en este sector de la pandemia, se requiere replantear presupuestos, estructuras y enfoques gubernamentales para dar atención efectiva a esta parte fundamental de la salud.
@GalateaSwanson