Entre baches y hoyancos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

Entre baches y hoyancos

 


Tal parece que el gobierno de la ciudad se esmera en dar a los turistas del país y el extranjero que nos visitan en esta temporada, la peor imagen de la ciudad. En principio, no se sabe de obra relevante alguna que haya llevado a cabo esta administración que, desde su inicio, ha tenido como argumento la falta de recursos. Nuestra capital, ya lo hemos dicho, asemeja una eterna tarjeta postal. Cualquiera que llega por primera vez y lo vuelve hacer años después, encontrará los mismos problemas, hasta los mismos baches y hoyancos. Los semáforos descompuestos son una señal inequívoca de abandono, de abulia y soslayo de las responsabilidades que competen al buen gobierno. El desorden en inmediaciones de los mercados del centro es evidente. Si el visitante que llega del país o el extranjero tiene deseos de disfrutar de la comida, de la riqueza que se expone y vende en los mismos, sale decepcionado de la anarquía que prevalece.

Para valorar el abandono que existe sólo hay que darse una vuelta por el Periférico, a la altura del Puente “Porfirio Díaz”, para percatarse que, no obstante, las quejas de transportistas y automovilistas, la carpeta asfáltica prácticamente ha desaparecido, dejando sólo peligrosos hoyancos intransitables. Más aún, los remiendos que se le hicieron a algunos baches en Avenida Universidad desaparecieron. Hoy es una vía que a raíz de las intensas lluvias de semanas anteriores tiene partes prácticamente anegadas. Y si uno cuestiona al gobierno citadino, éste a su vez le tira la bolita al Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAO). Así, en este ping pong de señalamientos y acusaciones el deterioro se va acentuando más, hasta convertirse en problema severo. 

Es una pena en verdad que tengamos una ciudad calificada por revistas especializadas en viajes y gastronomía, como Travel and Leisure y otras, como una de las ciudades más bellas del México y a nivel internacional, que muestre tanto abandono y abulia oficial. Estamos seguros que en todo el país es un caso singular. Pero eso sí, esta administración se ha ido por la tangente, exhibiendo los síntomas propios de la intolerancia y el fanatismo. Por ello se retiró el letrero multicolor que se encontraba frente a Santo Domingo, con la leyenda “Oaxaca”. Ahora, resulta un espacio invadido por comerciantes en la vía pública, que lejos de darle una imagen digna, dan un espectáculo deprimente y fatal.

¿Ley de avanzada?

La semana anterior, a iniciativa presentada por la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Magaly López Domínguez, se aprobó una reforma a la Ley Estatal de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, con la cual quedan prohibidos los concursos de belleza o certámenes para elegir reinas en carnavales o festejos. Los sesudos diputados y su promotora, llegaron a la conclusión que dichos eventos tienen una violencia de género simulada, pues usan estereotipos sexistas o discriminatorios, que afectan a niñas, adolescentes y mujeres en general. Vamos a ver qué dicen las comunidades que se rigen por sistemas normativos internos. No es la primera vez que la aludida legisladora, en busca de los reflectores mediáticos, propone iniciativas que más que tocar temas de fondo, camina por la tangente, como fue el caso de la aprobación de la famosa Ley Anti-chatarra, que prohíbe a los niños (as) comprar bebidas azucaradas o consumir frituras conocidas como comida chatarra. 

Tanto la ley referida como la llamada de Residuos Sólidos, de la misma legisladora, no han sido aplicados en los hechos, dado que carecen de leyes secundarias y han sido totalmente inoportunas. Es posible que su contenido tenga elementos valiosos. Sin embargo, la llamada Anti-chatarra fue aprobada cuando la pandemia de Covid-19 ya había socavado la economía de miles y miles de micro, pequeñas y medianas empresas. Respecto a la de Residuos Sólidos, que prohíbe la venta de refrescos o bebidas en envases de plástico, conocido como PET, el mismo senador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Raúl Bolaños Cacho Cué, sostuvo en entrevista con este diario, que la misma representa un golpe severo contra empresas locales que generan cientos de empleos. Es decir, que ha sido un atentado a la economía.

La reforma aprobada recientemente, con certeza, tiene elementos válidos para evitar la cosificación de la mujer y la eliminación de estereotipos que dañan su identidad, no obstante, su viabilidad estará en tela de juicio en un ambiente en el cual prevalecen los hábitos y las costumbres ya hechas institución. ¿Cómo prohibirles a los jardines de niños la elección de su reina de la primavera o a comunidades que se rigen por usos y costumbres, el certamen para elegir a la dama de las fiestas u otros? ¿Y los concursos tan usuales en los grupos lésbico-gays, podrán continuar? Ciertamente pues, la famosa reforma presenta vacíos.