Claudia debe aprender la lección de Josefina | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

Claudia debe aprender la lección de Josefina

 


El adelanto de nombres insertos en la sucesión presidencial despertó el avispero y son muchos los que alzan la mano, para pasar lista de presente, mientras los menos se descartan de competir por la nominación de MORENA. 

Hay los que se encartan sin ser mencionados y los que se descartan, conscientes de que sus posibilidades son nulas y prefieren desde temprano no oír el canto de las sirenas. 

De todo el grupo de mencionados por el presidente López Obrador hay uno que despierta mayor interés que los demás. Claudia Sheinbaum Pardo, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, es vista como la amplia favorita para atraer dicha candidatura, pues se nota el abierto respaldo del Ejecutivo federal. 

El trato hacia ella es diferente en extremo, por encima del que le da a los miembros del gabinete, gobernadores y líderes legislativos, se nota la preferencia por Claudia y su empuje a la candidatura presidencial. 

De lograr situar a Claudia como abanderada será apenas la segunda ocasión en que una mujer compita con posibilidades de triunfo, ya que otras mujeres lo han hecho, conscientes de que su participación sería simplemente testimonial. 

Rosario Ibarra fue la primera mujer candidata y lo hizo en dos ocasiones, aunque simplemente propuesta por un partido que perdió el registro en las dos ocasiones en que compitió. 

Claudia llegaría con amplias posibilidades de convertirse en la primera mujer presidenta de México, por encima de las posibilidades que abrigó la hoy senadora Josefina Vázquez Mota. 

Y es que Claudia tendría que revisar los errores cometidos por Josefina que enarboló los colores del partido gobernante, como le tocaría hacer a Claudia si es ungida candidata. 

Al igual que sucedió con la panista, son muchos los liderazgos de MORENA que no están conformes con su eventual candidatura, aunque a diferencia de Josefina, Claudia lleva el aval del presidente en turno. 

Los panistas venían de ganar dos veces la presidencia de la república y veían la posibilidad de ratificarlo en las urnas, aunque en medio de la sucesión ocurrió una ruptura que puede presentarse también en esta ocasión. 

Los panistas veían a Josefina como su candidata natural, opinión en la que no coincidía el presidente Felipe Calderón Hinojosa, que destapó su gallo, Ernesto Cordero Arroyo, por lo que fueron a una elección interna, en la que Josefina salió airosa. 

Con un PAN dividido y dos candidatos atractivos para la ciudadanía el derrumbe de la candidata blanquiazul fue catastrófico, yéndose al tercer lugar de las preferencias electorales. 

Ese ejemplo deberá ser observado por los promotores de Claudia que saben de la reacción que puede motivar su postulación, si no la hacen con el debido cuidado y sin provocar fracturas. 

Claudia tiene sus méritos, al igual que Marcelo, Monreal y otros más, aunque cargar los dados a su favor puede ser altamente riesgoso. 

La postulación de una mujer tiene dos vertientes, ya que apenas se está abriendo el país a la presencia política de mujeres en cargos principales de elección popular. 

Hasta antes del sexenio pasado eran pocas las mujeres que habían gobernado un estado y la equidad en el Congreso era inequitativa, razón por la que se debieron ajustar las leyes y balancear la nominación de hombres y mujeres. 

Si bien desde hace un par de legislaturas el balance es acorde con las leyes, en el caso de los gobernadores será hasta ahora cuando se cuente con siete mujeres gobernadoras al mismo tiempo, ya que lo máximo alcanzado habían sido tres, durante una veintena de días. 

Hasta ahora la baraja presidencial trae marcado el naipe de Claudia como favorita para la candidatura presidencial, aunque la realidad es que faltan, cuando menos, dos años y medio para conocer los naipes con que se presentará la elección presidencial de 2024 

Esta semana deberán empezar a conocerse los coordinadores de las distintas bancadas en la LXV legislatura. Los priistas ya tienen a su pastor, Rubén Moreira, MORENA se esperaba que ratificara a Ignacio Mier, el actual líder de la bancada, pero surgieron un par de prospectos que presentarán sus candidaturas, sin demasiado respaldo, por lo que el poblano será, seguramente, ratificado. En el PAN el nombre de Jorge Romero Herrera no acaba de gustar demasiado, por lo que Juan Carlos Romero Hicks busca continuar otro período más como coordinar de los diputados blanquiazules. 

Email: ramonzurita44@hotmail.com