Visos de inflación y estatismo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Visos de inflación y estatismo

 


Por Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

En junio, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró una variación anual de 5.88 %, de acuerdo con el informe presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
La cifra correspondiente al sexto mes del año aún continúa muy por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico), que es de 3 % +/-1 punto porcentual; además, con ese registro se presentan cuatro meses fuera del objetivo del banco central. En mayo, la inflación tuvo una tasa anual de 5.89 %.
La inflación de México se aceleró durante la primera mitad de abril a su mayor nivel en más de tres años y con ello duplicó el objetivo del Banco de México, impulsada principalmente por alzas en los precios de los combustibles. El índice de precios al consumidor registró un incremento de 6.05% a tasa anual, según el INEGI.
La instancia responsable de mantener una inflación controlada es el Banco de México; por ello, es importante que esta institución se mantenga autónoma del Poder Ejecutivo. La autonomía del Banco Central es la principal preocupación en torno al reciente relevo por parte de Arturo Herrera.
Según Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base: “Se anticipaba que Arturo Herrera fuera propuesto por el presidente como gobernador del Banco de México. Sin embargo, el tipo de cambio se presionó ligeramente al alza olvidando el optimismo tras las elecciones intermedias donde Morena no obtuvo la mayoría calificada. La presión al alza sobre el tipo de cambio puede deberse a que ya es otro miembro de la Junta de Gobierno propuesto por el presidente y además es muy cercano a él”.
Por otro lado, existe la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) que tiene como objetivo garantizar la libre competencia y concurrencia, así como prevenir, investigar y combatir los monopolios, las prácticas monopólicas, las concentraciones y demás restricciones al funcionamiento eficiente de los mercados, en los términos que establecen la Constitución y las leyes.
Sorpresivamente, en días pasados el presidente anunció la creación de Gas Bienestar, empresa del Estado dedicada a la venta de gas LP a precios razonables, según dijo, con el objetivo de cuidar la economía de la población y acabar con los incrementos “injustificados” en el costo de este combustible que se han dado en las últimas semanas por encima de la inflación.
Si bien es cierto que el precio del gas ha subido entre 30 y 50 % en lo que va del 2021, entre otras cosas porque el mercado de ese producto “no funciona”, también lo han hecho otros productos de la canasta básica. Los precios de este combustible que se utiliza en 7 de cada 10 hogares mexicanos subieron el año pasado, cuando el precio internacional del gas bajó y siguieron subiendo en 2021, justificado por alzas en el precio internacional.
Desde el punto de vista económico la medida ha causado preocupación porque da viso de un retorno al estatismo. El estatismo es el rol del gobierno para controlar o influenciar en la economía a través de empresas paraestatales o planificación directa y mayores impuestos. Recordemos que en los años setentas y principios de los ochentas el Estado tenia empresas prácticamente en todas las ramas económicas. El resultado fue mala administración, una hiperinflación, déficits fiscales acumulados que provocaron un aumento en la deuda nacional y por último la nacionalización de la banca.
En esos años, la lucha social fue por la competencia política y económica. Se buscaba tener elecciones limpias, alternancia en el poder, prensa libre y mejor gobierno. En la economía, se quería competencia nacional e internacional, una economía estable, sin inflación, buena calidad en los bienes y servicios, precios razonables y poder para el consumidor.
En un artículo publicado en febrero de 2019 para la Forbes, Santiago Roel hacía advertencias que hoy vale la pena revalorar.
Cuidado con la economía: cuidado con desalentar la inversión privada y extranjera; cuidado con entrometerse en la autonomía del Banco de México; cuidado con el despilfarro del gasto social con fines populistas y sin razón social; cuidado con crear cuellos de botella y desabastos.
Cuidado con la política: cuidado con el poder irrestricto de los políticos; cuidado con destruir a las instituciones; cuidado con el poder excesivo de la presidencia; cuidado con el monopartidismo; cuidado con destruir lo bueno en aras de corregir lo malo.
victor.manuel.aguilar.gutierrez@gmail.com