Se busca candidato presidencial | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

Se busca candidato presidencial

 


Diógenes buscaba un hombre justo y honesto en la vieja Grecia, 300 años antes de Cristo y nunca lo pudo lograr, ni con la lámpara que lo acompañaba. 

En México, partidos, empresarios y diversos grupos buscan un hombre o mujer que pueda enfrentarse al candidato o candidata que surja de la Cuarta Transformación, para disputar la presidencia de la república en tres años más. 

La tarea no es sencilla y no tiene que ser precisamente un elemento surgido de la clase política, sino alguien que cuente con todo lo que se requiere para participar en una contienda electoral con la menor carga posible de su pasado. 

Es cierto que hay muchos personajes que han alzado la mano para ser tomados en cuenta en esta disputa que habrá de celebrarse en 2024. 

Unos se anotan como prospectos, sin tener nada que los convierta en uno, otros más son mencionados en los corrillos políticos y algunos se reservan su deseo a la espera de que sus acciones los lleven a ser considerados. 

Unos son muy jóvenes, otros demasiado viejos, unos más simples desconocidos y otros carecen de talento. El enjambre se nutre conforme pasan los tiempos de la elección del pasado seis de junio. 

La temporada de pesca y caza inició desde el momento mismo en que se culminó el proceso electoral federal (aunque hay todavía impugnaciones pendientes de resolver), tal cual pasó allá por 1997, cuando el entonces gobernador de Guanajuato Vicente Fox decidió anotarse como prospecto presidencial, sin el aval de su entonces partido. 

Vicente Fox dedicó parte de su tiempo como gobernante a muestrearse y sembrarse en la mente de los ciudadanos como un opositor real, alguien con posibilidades de disputarle el poder al entonces avasallante Partido Revolucionario Institucional y lo confirmó en las urnas tres años después en las urnas. 

El ejemplo de Fox intenta ser repetido, aunque las condiciones actuales son otras y el recorrido es extenso para llegar a finales de 2023 e inicios del 24, fecha en que se sabrán los candidatos que habrán de contender. 

El tiempo transcurrido entre la elección del 2000 y la que se avecina en 24 nos muestra muchas diferencias, especialmente las correspondientes a redes sociales, una herramienta que sabiéndola usar es de las mejores armas para una confrontación de ideas y posicionamiento de los candidatos. 

Andrés Manuel López Obrador fue el primero que mostró lo extraordinario del manejo de las redes sociales y, en parte, pudo ganar la presidencia de la república basado en el uso y abusos de las redes sociales. Tres años más tarde otro personaje producto de las redes sociales ganó la gubernatura de Nuevo León, Samuel García, aunque la diferencia entre una y otra campaña de redes sociales es sumamente distante. 

López Obrador era ya un personaje conocido por ser un tenaz opositor que dos veces anteriores compitió por la presidencia de la república, acusando de irregularidades que lo privaron de la victoria. El tabasqueño remachó con su batalla contra la corrupción, al término de uno de los sexenios más corruptos en la historia de México. 

Samuel García abusó de otras herramientas de reciente creación, cuyos seguidores lo tachaban de misógino, machista, fatuo, veleidoso, ingenuo, necio vanidoso y hasta torpe, distraído y bobo. 

Sin embargo, esa imagen de joven “fresa” cautivó a los nuevoleoneses que votaron por él, aunque recibió solamente un tercio de los votos emitidos, le fueron suficientes para adjudicarse la victoria. 

Ahora, todos aquellos que pretenden competir por la presidencia de la república o, simplemente, por gobiernos estatales o municipales u otros cargos de elección popular, deberán voltear hacia esas herramientas y las que vayan surgiendo en los próximos meses. 

Por lo pronto, la acumulación de nombres se va haciendo, aunque la mayoría de ellos saben que no tienen nada que hacer en una contienda presidencial. 

                                                     ……………… 

Los gobiernos estatales pueden ser proveedores de futuros candidatos presidenciales. Para finales de 2023 ya se sabrá que tal gobiernan los mandatarios estatales que asumieron en este 2021 y otros más ya estarán en el término de sus mandatos. Uno de los que se pavoneaba para una eventual candidatura presidencial era Francisco Javier García Cabeza, quien definitivamente quedó borrado de la lista de los panistas. Uno que pudiera tener en su futuro la posibilidad de alcanzarla es el gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez, quien al igual que su vecino de territorio Francisco Domínguez de Querétaro, se encuentran bien evaluados, con la diferencia de que Pancho termina este año su mandato y Diego continuará hasta 2024. Son dos rostros frescos dentro de Acción Nacional…Silvano Aureoles sigue inconforme con la derrota en las urnas de su candidato a sucederlo y ahora acudió ante el presidente de la república para mostrarle las supuestas pruebas sobre la intervención del narco en los comicios de Michoacán. No fue recibido y se le dijo que acudiera ante las autoridades electorales. 

Email: ramonzurita44@hotmail.com