El regreso del diablo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

El regreso del diablo

 


Los comicios del pasado 6 de junio dejaron triunfos y fracasos para una serie de personajes que se aventuraron a competir por una candidatura, aunque también hay otros que solamente actuaron tras bambalinas y emergieron nuevamente, en busca de los reflectores tenidos en el pasado. 

Uno de estos personajes, polémico en extremo, considerado como uno de los políticos beneficiados por el sistema, renació en la misma entidad en la que forjó su debacle en el pasado, pero en la que, como el Ave Fénix, renace con alguna frecuencia. 

Fernando Castro Trenti, conocido como El Diablo, ha tenido historias de triunfos y fracasos, pero siempre protegido, tanto que de los fracasos se levanta y se posiciona nuevamente. Está considerado como un político de alianzas, traiciones, deslealtades, abusos, taimado, astuto, oportunista, pícaro, convertido en la cabeza de playa del grupo de Marcelo Ebrard y Mario Delgado en Baja California. 

Oriundo de Tijuana, abogado de profesión, pasó de un lado a otro, siendo diputado local, federal, senador de la República y candidato a gobernador. Asesor de políticos, operador político, negociador y dueño de una considerable fortuna, Castro Trenti encuentra siempre los resquicios por los que pueda reinsertarse en una actividad de la que muchos lo consideraban acabado o relegado. 

Son tres las campañas para gobernador en las que ha participado, una de ellas como candidato y las otras dos como operador político, siendo la tercera la única en la que emerge como vencedor. 

Converso a MORENA, aunque no como militante, el llamado Diablo se convirtió en el asesor principal de Mario delgado el flamante dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, quien lo envió de regresó a su tierra (Baja California) para manejar la estrategia electoral de Marina del Pilar Ávila, la entonces alcaldesa de Mexicali que fue nominada como candidata al gobierno estatal. 

Que mejor operador que aquel que conociendo todos los recovecos de la política bajacaliforniana y que sabe parte de los secretarios de Jorge Hank Rhon, quien saltó como contendiente de MORENA en busca del gobierno estatal. 

Y es que, en 2007, el hijo del “profesor” surgió como un candidato de peso, que dejaba la alcaldía de Tijuana para enfrentarse al abanderado panista José Guadalupe Osuna y recuperar la entidad para los colores del PRI. 

Castro Trenti había sido operador electoral de Hank Rhon y secretario del ayuntamiento de Tijuana, de donde salió en malos términos y con los resultados de los comicios se terminó la alianza entre los dos personajes y surgieron los reproches y las dudas del porqué del derrumbe del abanderado priista y dónde quedaron los recursos destinados para campaña y elección, los que jamás fueron aterrizados en los sitios convenidos. 

Al siguiente proceso electoral, el propio Fernando Castro Trenti fue postulado como el candidato del PRI y una alianza conformada con el PES y el Partido Verde que lo posicionó como un candidato fuerte y hasta favorito en la mayoría de las encuestas. 

Sin embargo, poco antes de los comicios se filtraron fotos e historias sobre la cuantiosa fortuna del priista, con senda mansiones en San Diego y las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México que dañaron su ascenso. 

Con todo y eso, los priistas, encabezados por el entonces presidente nacional del partido, César Camacho, anunciaron la victoria de su candidato, solamente para que más tarde se reconociera como vencedor a Francisco (Kiko) Vega, deslizándose historias sobre una eventual negociación entre priistas y panistas con el aval del propio Castro Trenti, con el consiguiente beneficio económico y político del llamado Diablo que al poco tiempo fue habilitado como Embajador en Suiza y Argentina. 

Ahora se menciona al Diablo como el hombre poderoso detrás de Marina del Pilar y se reviven sus alianzas del pasado con perredistas, priistas, panistas, mientras que los políticos y ciudadanos en general de Baja California se asombran de las muertes y resurrecciones del Diablo, dando razón a quienes lo motejan como tal. 

Cumplió con su cometido, frenó las pretensiones de Jorge Hank Rhon y contribuyó en gran parte para la victoria de Marina del Pilar y ahora pasará factura correspondiente. 

Líbrenos del Diablo, repiten constantemente en Baja California, sabedores de los alcances de Fernando Castro Trenti.      

                                                     ……………….. 

Finalmente, Jorge Luis Lavalle, ex senador panista continúa siendo el único detenido en relación al caso Odebrecht y los eventuales sobornos a políticos mexicanos, referidos por Emilio Lozoya Austin. Al campechano le fue negada la suspensión para que siguiera el proceso en su contra en libertad. 

Email: ramonzurita44@hotmail.com