El PRI y sus 4 cabilderos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

El PRI y sus 4 cabilderos

 


Finalmente, lo que parecía el descalabro electoral del PRI en Oaxaca, no es así. Después de no tener un solo diputado federal de su partido, el PRI, el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa tiene hoy cuatro legisladores  que defenderán los colores de Oaxaca en la próxima negociación del presupuesto federal para nuestra entidad. Esto quiere decir no volver a sufrir el revés que significó la pérdida de 8 mil millones de pesos del presupuesto para Oaxaca que permitió la bancada Morenista.  

Los diputados federales electos que se pondrán la camiseta de Oaxaca, no solo de su partido, son: Eufrosina Cruz Mendoza, Mariana Nassar Piñeyro, José Antonio Estefan Gillesen y Eduardo Murat Hinjosa. Este último, aunque fue electo por otra circunscripción, por ser hermano del gobernador de Oaxaca necesariamente defenderá en el Congreso federal los intereses del gobierno que encabeza Alejandro. En el caso de Eufrosina, aunque fue abanderada por el PAN sus anhelos están más apegados al gobierno priista al que servía como titular de la Secretaría de Pueblos Indígenas y Afroamericanos. Entre estos cuatro legisladores de representación proporcional está Mariana Nassar Piñeyro joven política de estirpe tricolor.

Otro apegado al PRI sin ser de este partido, es José Antonio Estefan Gillesen. Fue propuesto como candidato de la coalición PVEM-Morena, ganó la diputación por el distrito de Ixtepec. Es del clan de jóvenes políticos afines a Raúl Bolaños Cacho Cue el influyente senador del partido Verde pero siempre inclinado a los intereses del PRI y de su amigo el gobernador de Oaxaca. El triunfo de este diputado fortalece al equipo de políticos oaxaqueños emergentes que han sabido matizar los colores del Morena, del Verde y del PRI y que, por lo mismo, despiertan muchas suspicacias sobre todo cuando han concretado en Oaxaca la coalición electoral tan temida por algunos: Morena-Verde.  

Con estos diputados, el gobernador priista Alejandro Murat cerrará su administración. Son cuatro cabilderos que, sin duda, le ayudarán a sortear con éxito cualquier escollo que pudiera presentársele en la recta final de su gobierno.

A SUMAR

Donde también resurgieron los priistas fue en la 65 Legislatura del estado. Para sorpresa de los ex dominantes Morenistas, sus adversarios tricolores “no estaban muertos, andaban de parranda”.

Los suspicaces observadores dicen que, una vez definida la bancada tricolor con sus aliados que pueden formar un frente hasta de 16 legisladores que impedirían que los del partido guinda se atraganten con el presupuesto cameral.   

Para empezar, las huestes del virtual pastor de la bancada tricolor, Alejandro Avilés Álvarez, dicen que anda analizando la manera de lanzarles un buscapiés. Es decir, sus asesores están analizando minuciosamente la ley que marca un límite constitucional que establece que los partidos políticos en la Cámara de Diputados no pueden tener un número de curules que sobrepase el 8 por ciento de su votación nacional emitida.

Hay que recordar que en el avasallamiento del resonado triunfo de Morena y sus aliados en las elecciones del 2018 nadie reparó en las disposiciones que impiden la sobrerrepresentación que persiste gracias a las maniobras que los partidos políticos realizan elección tras elección. Una forma de brincarse la Constitución consiste en que un partido A registre a cierto número de sus candidatos en otro partido B que conforma su coalición electoral; de esta manera, al obtener menor votación el partido A obtiene más diputados de RP, mejor conocidos como “plurinominales”. Con esta maniobra lograron una sobrerrepresentación de Morena con sus aliados en el Congreso federal y hasta repitieron la maniobra en la Legislatura de Oaxaca. Esto es lo que alguien ya está revisando en el Congreso local, aunque en esta ocasión las coaliciones de Morena no fueron tan exitosas.

ALIANZAS

Lejos de elucubrar sobre cómo encauzar un litigio que podría no tener certitud porque el único partido coaligado al Morena que le dio tres curules plurinominales es el PT, el virtual pastor debe centrarse en cómo jalar a su bancada a los ocho legisladores electos que se sienten huerfanitos.

Lograron una curul de partido el casi extinto Nueva Alianza, el PUP y el PVEM. Si sumamos, los ocho del PRI, 2 del PAN, 3 del PRD que resultó una verdadera revelación, así como los tres solitarios incluyendo al del Verde que está obligado con el PRI, el tricolor formaría una bancada de 16 diputados. Esta amalgama le daría una gran capacidad ante los 23 del Morena, no solo para negociar la aprobación de iniciativas del gobernador, sino hasta para medir fuerza política. Es el reto del virtual pastor Alejandro Avilés.   

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com