Elecciones 2021: Morena arrasa en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Intención política

Elecciones 2021: Morena arrasa en Oaxaca

 


En Oaxaca termina la jornada electoral con una ciudadanía que salió a participar activamente para elegir a sus 42 diputados locales, a los presidentes municipales y miembros del cabildo de 153 ayuntamientos, además de a sus diputados federales. Y fue sin duda, una jornada en donde además de la ciudadanía que participo cívicamente, Morena fue el gran ganador. 

Tomando en consideración los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares del INE y el IEEPCO, Movimiento de Regeneración Nacional adelanta en de 10 de los 10 distritos federales en Oaxaca, en 22 de los 25 distritos locales, así como en los municipios más importantes de la entidad, incluida la capital. 

MORENA estuvo a nada de llevarse el carro completo, aun cuando durante la elección mostró un partido local dividido en diversas tribus, que supieron capitalizar electoralmente la popularidad del presidente y sus programas sociales, aunque sin mucha coordinación entre grupos internos, recordando mucho los modos de ese PRD de antaño que hoy tantos niegan.  

Pero entonces ¿Cuáles fueron las razones para los buenos resultados electorales de Morena en Oaxaca? Parece que la popularidad del presidente de la república, el impacto de sus programas sociales y la inversión federal en obra pública para el desarrollo, fueron los factores fundamentales que dieron la victoria a MORENA en Oaxaca en estas elecciones intermedias. 

Y es que es una realidad que la inversión del gobierno federal en Oaxaca se ha hecho sentir, sobre todo en los municipios que se han visto beneficiados por ciertas obras en construcción como las diferentes supercarreteras, los caminos rurales y por supuesto, el plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec – Corredor Multimodal Interoceánico. El presidente tiene muy consentido al estado de Oaxaca en términos de inversión y eso la gente lo agradeció este 6 de junio en las urnas. 

Sumado al gran impacto de los programas sociales federales en muchas comunidades del estado, se mantuvo la inercia de la elección de 2018, con un gran arrastre electoral de MORENA en Oaxaca. Los resultados de las elecciones 2021 dejan en evidencia que  AMLO sigue arrastrando electoralmente a muchos que de otra manera no llegarían. 

Y es que más allá del triunfo electoral, MORENA en Oaxaca se vio incapaz de presentar un proyecto político coherente para el estado, con candidatos poco preparados, con la única estrategia de colgarse de lo que hace el Gobierno Federal; e incluso presentando algunos candidatos del Partido Verde local.

Hablando particularmente de la calidad de las campañas políticas, la constante en los municipios y distritos, con muy pocas excepciones, fue que a los partidos políticos les faltaron más propuestas y les sobraron ataques y difamaciones. Tanto Morena, como Va por México y los demás partidos que compitieron se mostraron mono temáticos: Unos en contra de los conservadores y defendiendo a la 4t;  y otros promoviendo el voto útil y buscando criticar al gobierno federal. Ambas posturas muy superficiales y centradas en atacar o defender a Andrés Manuel López Obrador y a su gobierno, pero sin presentar propuestas reales para implementar políticas públicas que resuelvan las problemáticas sociales de las y los oaxaqueños. 

Pero ¿Qué ofreció la oposición a Morena en Oaxaca? Y es que hay que decir que se la pusieron fácil al partido del presidente. En  Va por México vimos muchos casos de candidatos reciclados, políticos de vieja escuela ya muy vistos por un electorado oaxaqueño cada vez más exigente;  y también vimos a algunos supuestos liderazgos jóvenes que carecen de trabajo social real, los cuales la mayoría le deben su candidatura a sus contactos,  su apellido o ser amigo de alguien poderoso. Y así no se puede competir en procesos electorales cada vez más competidos. Los resultados de este domingo dejan claro que si el PRI, PAN y PRD buscan al menos pelearle algo a MORENA en Oaxaca, se deben replantear profundamente sus estrategias y su proyecto político en la entidad. 

Los resultados de este proceso electoral redefinen el ajedrez político en el estado, con una consolidación electoral de MORENA, una crisis de liderazgos en la oposición y algunos actores locales independientes fuertes que reclaman su lugar, pero sobre todo, dejan la sensación de un panorama abierto para quienes tienen la mira puesta en la elección para gobernador del próximo año, muchos que ya valoran cuál es su próxima jugada. 

Muy pronto para pensar en 2022 dirán algunos ingenuos, mientras que los vivos llevan rato trabajando con ese objetivo en mente. 

Ahora solo falta esperar que quienes ganaron tengan algo que ofrecer, más allá de propuestas vacías de campaña, a una ciudadanía oaxaqueña con enormes necesidades. La verdad, algo difícil de creer. 

@pachecoperal


 

Relacionadas: