El terror Tranquilos. No pasa nada | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Debates y Deslindes

El terror Tranquilos. No pasa nada

 


El terror

Ahora que la gran mayoría de la población en México esta vacunada, aunque sea en la primera dosis, empiezan a salir las historias siniestras que provocó el encierro por la pandemia. Los relatos erizan el pelo, parece ser que todos sufríamos una psicosis, miedo y pánico. Una amiga psicóloga, en una institución del sector público que atiende a los ancianos de más de 60 años, comentaba que el trabajo se le ha triplicado y que llegan a consulta personas que han sido vacunadas y que ahora tienen el valor de contar las tragedias, el pánico, el mal trato que sufrieron por los efectos del encierro. Los dramas y accidentes que se suscitaron con la vida en común. Hubo familias que los hijos mayores les llevaban la comida y no salieron ni a la esquina, otras tenían que levantarse muy temprano para ir al mercado, otras más pasaron hambre y tuvieron que pedir caridad y ayuda pública. Tenían pánico de salir. No podían trabajar. Algunos se murieron auténticamente de hambre.
En voz baja se cuentan los abusos que sufrieron los menores de la casa, en muchos casos sexuales, en la gran mayoría de mal trato, por la desesperación y preocupación de los padres. Todos tienen una historia, tienen uno o dos o tres conocidos muertos, tienen huellas de dolor, del mal rato y pánico que se vivió en estos 18 meses.
Los miedos y temores no podían externarse. Cada uno los vivió en silencio y en forma solitaria. La pandemia nos sorprendió en todos sentidos, desde las medidas higiénicas para enfrentarla, hasta qué comer para aumentar nuestras defensas. El encierro en casa modificó las relaciones sociales de las personas que salían a trabajar, en muchos casos se deshicieron relaciones, evidenciaron otras, se terminaron algunas.
También es cierto que muchas familias se consolidaron y llenaron de amor y de ternura, que muchos grupos sociales encontraron en la solidaridad y el esfuerzo mutuo una manera de sobrellevar los peores días. Pero nadie o casi nadie pudieron escapar del terror de la amenaza de muerte que significó saber que en todo el mundo existía el Covid 19 y no había ninguna defensa contra él.
Espero que poco a poco empiecen aparecer los poemas, la prosa inteligente, las novelas y los cuentos de esta época que nos llenó de dolor y de terror el cual hasta ahora están saliendo a la luz y nos estamos dando cuenta de sus efectos.

No pasa nada

Quienes piensan que mañana amaneceremos en otro país con motivo de las elecciones están muy equivocados. Los procesos sociales no son inmediatos y las sociedades se transforman lentamente. El escenario del lunes va a ser más o menos el mismo que tenemos este viernes en que escribo esta nota. AMLO seguirá siendo presidente con un fuerte y poderoso discurso y una mayoría en el congreso que le permita operar sus planes de gobierno y estrategias para lograr sus objetivos.
Normalmente cuando gana las elecciones un partido de oposición, dura en la administración por lo menos dos periodos de gobierno. No es fácil tomar el poder, pero tampoco es fácil que se lo quiten. De manera que vamos a tener esta nueva corriente democrática de Primero los pobres por lo menos 8 años, Quizás no sea tiempo suficiente para salir de la pobreza, pero algo se adelantara con las políticas de atención al sur del territorio nacional y a los grupos más desposeídos del país. El sur tendrá mejores oportunidades laborales y de desarrollo que impidan la migración de sus mejores cuadros a otras regiones del planeta.
La oposición que enfrenta AMLO es la misma que le había impedido llegar al poder doce y seis años atrás, son sus enemigos de siempre los que disfrutaban de una serie de privilegios y sabían que de llegar un gobierno honrado serian desplazados. Sus enemigos no han aumentado y sus amigos se han multiplicado por la serie de beneficios que se otorgan a los desposeídos, Incluso los más críticos extienden la mano y reciben los beneficios que este gobierno otorga. Los apoyos le permiten negociar con sus familiares la utilización de esa ayuda. Los ancianos pagan algunos de los servicios, ven sus programas en la tv favoritos o simple y sencillamente tener que comer. Eso posibilidad de una ayuda económica segura, nunca lo habían tenido en ningún gobierno.
Todas esas gentes van a salir a votar por la corriente de AMLO y por su gobierno. Saben muy bien que si cambia la administración pueden perder estos beneficios. Por otra parte, el discurso insistente y cotidiano de la honestidad y la honradez a calado hondo en la ciudadanía. La gente sabe que hay corruptos y no los quiere en la administración pública.
Las encuestas están midiendo correctamente las intenciones del electorado y estas dicen que el resultado va a ser más o menos el mismo de la elección anterior, son en este momento el mejor instrumento de medida que existe. Todo indica que van a dar casi las mismas proporciones de resultados que en la elección anterior. No hay cambios significativos. Solamente un hecho muy, muy extraordinario podría alterar la votación, sin embargo, la caída del Metro en la línea 12 y la respuesta que dio el gobierno de la ciudad y el federal no cambiaron las intenciones. Morena, PT y el Verde tienen los 333 diputados seguros para modificar la Constitución y llevar adelante sus proyectos. La duda es la clase media, media de México que tuviera alguna reacción contraria y cambiara el sentido del voto, en los grandes totales no significan nada. El número de diputado federales es donde está centrada la elección de este 2021. La elección de gobernadores y alcaldes parece no tener la debida importancia en esta justa que se ha centrado en un referendo.