Morena, sus culpas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Morena, sus culpas

 


Algunos partidos emergentes, pero principalmente el Morena que llegó al poder tan abruptamente, pudo construir mejores equipos con sus militantes exigiendo honestidad y formando servidores de carrera. No lo hizo. Ahora está pagando las consecuencias. 

El pueblo reclama, también abruptamente, las fallas y la corrupción de los altos funcionarios del Morena y, en el caso de Oaxaca, de muchos presidentes municipales que resultaron un fiasco. Tehuantepec, Nochixtlán, Salina Cruz, Huajuapam, entre otros. 

Cuando vemos la ingobernabilidad que ha creado en Oaxaca de Juárez el edil Oswaldo García Jarquín, no podemos hacer otra cosa que compadecer a Francisco Martínez Neri el candidato de su partido que lo quiere suceder en el cargo ¿Cómo pedir el voto entre tanto tiradero?

Nunca habíamos visto un alcalde con tanta frivolidad e incapacidad. Los que lo recomendaron para que los altos mandos del partido Morena lo encauzaran para cargo tan relevante, lamentablemente sucumbieron a utilizar la presidencia municipal de la bella Antequera como una chamba cualquiera y no como lo que es: el cargo más respetado y admirado por los citadinos. El resultado son tres años de corrupción, abandono e incuria. La ciudad es un desastre. 

NERI, CUESTIONADO  

Por si esto no fuera suficiente para hacer más difícil la intención del partido Morena de volver a conquistar el poder municipal en Oaxaca de Juárez, han empezado a destapar los pecados del candidato Francisco Martínez Neri.

Le descubren corrupción que flagelaría a quien se jacte de político de izquierda. 

En las redes sociales se hicieron viral las filtraciones sobre su escabroso pasado como diputado federal del PRD y coordinador de la bancada del partido al que pertenecía antes de abjurar para que lo aceptaran en el Morena. Bueno, aceptar solo es un decir. Lo admitieron a medias. El mismo ex rector de la UABJO dice que quería entrar al Morena por la puerta grande, es decir, desdeñaba la alcaldía, quería ser candidato a diputado federal o al menos local para poder mover a gusto a sus huestes del FPR y del MULT. Pensaba que lo podrían catapultar a la candidatura para gobernador. Eso codiciaba, pero lo arrinconaron en una posición donde se confiesa incómodo. Sabía que en la ciudad iba a ser blanco de todos los malquerientes que deja ser autoridad de una universidad tan conflictiva. Además de la incertidumbre por lo que le depara la elección, su aprensión crece cuando las redes sociales (benditas) exhiben su pasado corrupto. 

Muchos de sus adversarios comentaban, cada que podían, sobre la inmensidad de dinero “en efectivo” que manejaba en total opacidad con los diputados de su entonces partido, el PRD. La internet nos permite ahora conocer a detalle la danza de los millones de pesos del erario en manos del que hoy quiere ser presidente municipal de nuestra capital. Solo como un botón de muestra, releo uno de los recibos simples del dinero público que le entregaban. Dice:

 Grupo Parlamentario del PRD. Coordinador de Administración Interna. Secretaría de Administración y Finanzas. Recibí 11 millones 988 mil pesos en efectivo para “apoyo de fin de año a la coordinación del grupo parlamentario del PRD correspondiente al mes de diciembre del 2017, en apego al acuerdo de la mesa directiva”. 

Otro recibo similar por 7 millones 368 mil fue cobrado y firmado por Martínez Neri el uno de julio del 2018. Hasta el momento nadie ha desmentido. 

Esta danza de tantos millones de pesos que le entregaba el gobierno sin mayor explicación ni justificación, confirman lo que antes era rumor en torno a la vida política tan sospechosa del que hoy pide el voto de los ciudadanos de la capital oaxaqueña para ser su presidente municipal.   

JUSTICIA POPULAR 

Ante la facilidad con que los del partido Morena sustraen, por no decir roban, el dinero de las arcas, y el silencio cómplice de la autoridad, la ciudadanía se rebela. Son ahora los pueblos que buscan la justicia por propia mano. 

Eso sucedió el pasado fin de semana con la presidenta municipal de Tehuantepec, Vilma Martínez Cortés.

Sabiendo que no había cumplido con las obras prometidas en su agencia municipal San José el Paraíso, cínicamente llegó a pedir nuevamente el voto para reelegirse.

Al sentirse burlado, el pueblo retuvo 48 horas a la edil. No la soltó hasta que intervino la Secretaría General de Gobierno y firmaron un acuerdo que establece: Gane o pierda la alcaldesa Vilma Martínez deberá terminar la ampliación del sistema de agua potable San José el Paraíso así como su edificio municipal.

Dura lección. La dejaron salir del pueblo hasta que firmó el compromiso. Ella deberá cumplir, tenga o no el voto de los lugareños que han sentado precedente contra los presidentes municipales corruptos. 

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com