Adiós David | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

El Crematorio

Adiós David

 


Fuera de sí y totalmente encorajinado el presidente López Obrador se le fue a la yugular al titular de la Auditoría Superior de la Federación David Colmenares Páramo, luego de que este exhibiera públicamente la serie de irregularidades en torno a los proyectos presidenciales del tren maya, refinería de dos bocas y el aeropuerto de Texcoco, que se han convertido en un barril sin fondos y sobre todo sin control alguno y arremetió Irma Eréndira Sandoval Secretaria de la Función Pública que abiertamente se ha negado a auditarse por dicha institución, como siempre el titular del poder ejecutivo totalmente encorajinado aseguró que él tenía otros datos y denunció que el oaxaqueño auditor está “dándole de piedras” a sus adversarios, para que golpeen a la “cristalina” cuarta transformación de su gobierno en donde se supone que se ha desterrado totalmente la corrupción.

Creemos que los días de David Colmenares Páramo al frente de la Auditoría Superior de la Federación  están contados, pues a pesar de ser un organismo autónomo bien sabemos que el príncipe de Macuspana no permite ni una sola contradicción, mucho menos un señalamiento que ponga en tela de duda la rectitud de sus colaboradores, más de Irma Eréndira Sandoval que es de las intocables la cuarta transformación y quienes disponen de los fondos de las arcas públicas. El oaxaqueño Colmenares Páramo de extracción priista y protegido de Eladio Ramírez López piso unos callos intocables que le podrán tocas su chamba, pues este es un gobierno con instituciones a modo y como siempre el tiene otros datos. 

David Colmenares Páramo que llegó a Oaxaca como secretario de finanzas del gobierno del priísta Eladio Ramírez López, como siempre demostró en su que hacer público una notable actitud de honestidad recalcitrante, al grado tal de que los pocos amigos que logró en su estancia en Oaxaca los auditó y ejecutó para demostrar que el amiguísimo no le afectaba y ahora lo hemos comprobado al poner al descubierto el desorden presupuestal de la 4T, que seguramente le va a costar la chamba. Todo por la rectitud que ha distinguido al oaxaqueño. ¡Adiós David!