Buenos o malos políticos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Aguila Mexicana

Buenos o malos políticos

 


Ser político debe representar tener valores cívicos y ciudadanos para trabajar por la sociedad, ser político debe significar ser propositivo con ideas innovadoras, no ser corrupto o apático ante diferentes problemáticas sociales para que puedan resolverlas con capacidad y conciencia, ésta idea se ha perdido en el transcurso del tiempo, no existe la percepción social de que un político en realidad lleva a cabo la labor de guiar a su comunidad y que la representa acertadamente en las esferas donde se desenvuelve, pero no todos los políticos son malos políticos, algunos verdaderamente tienen el interés de servir como las leyes lo indican pese a que muy probablemente son las minorías.

Es importante saber en sí que significa ser político y esto va a estar determinado por el concepto que le otorgue determinado pensador y de acuerdo a alguna época en específico, por ejemplo, Weber señala que un político es una persona que aspira al poder y que con ello goza de un sentimiento de prestigio, un político también puede ser una persona que se dedica a la administración pública o aquellos que se dedican a las actividades partidarias sin que necesariamente tengan algún cargo público, también existen los denominados políticos de conciencia quienes de una manera altruista buscan mejoras sociales.

Hay algo que debe unir todos los conceptos o todas las ideas de lo que significa ser un político y ese algo es que más allá de las definiciones todos deben tener la voluntad de servir al bien común, deben tener las convicciones necesarias para no corromperse en el proceso de su servicio, no caer en prácticas ilegales porque con éstas acciones estigmatizan aún más la labor de los políticos, deben retomar valores cívicos como el patriotismo bien entendido y que se está perdiendo, la empatía hacia la sociedad, la responsabilidad de tomar acciones asertivas para el bien común y por supuesto, deben ser ante todo buenos seres humanos y buenos ciudadanos antes de ser buenos políticos.

La historia de México y sobre todo la historia de nuestro bello Oaxaca ha demostrado que han existido grandes políticos que le han dado un rumbo a la construcción de nuestra sociedad pero actualmente existe una idea generalizada de que los políticos no realizan actividades beneficiosas, contrariamente perjudican y se aprovechan de la posición de políticos para un beneficio propio.

Cambiar la percepción social de que los políticos no hacen grandes aportaciones es algo que sólo pueden cambiar los mismos políticos, lo deben hacer con el verdadero espíritu de servicio, considero que no es utópico creer en los buenos políticos ya que ha habido muchos que han contribuido a mantener nuestra cultura y que han aportado a su beneficio y desarrollo, ha habido políticos con buenas ideas que han cambiado para bien en diferentes ámbitos a la sociedad. Los políticos actuales deben tomar conciencia de la importancia de desempeñar esa función y perseguir el ideal de ser un buen político.

Me parece que si hacemos una lista de buenos políticos que contribuyeron a transformar para bien la historia de la sociedad mexicana podríamos mencionar a varios personajes pero ¿qué pasaría si hiciéramos un sondeo sobre los buenos políticos en la época que vivimos actualmente? Seguramente sí podríamos mencionar algunos nombres aunque definitivamente serían escasos, lo que significa que la imagen de lo que representa un político en la actualidad no es precisamente la mejor.

No necesariamente debemos vivir con la idea de que los políticos son un mal social y que solamente traen perjuicios ya que las sociedades se transforman continuamente y esas transformaciones se visualizan de acuerdo a los valores individuales que se proyectan en la colectividad, si los políticos de forma individual comienzan a proyectar sus valores humanos individuales éstos se reflejarán y en consecuencia la imagen de ellos cambiará automáticamente.

Los políticos no son ajenos a la vida de la sociedad por eso no se les debe ver como agentes aislados y mezquinos también la sociedad tiene la responsabilidad de colaborar con ellos, en primer término no siendo apáticos, siendo participativos y cuestionando a sus representantes pero también aportando con ideas y siendo cercanos con quienes los representan. Las críticas pueden servir para hacer ver lo que está funcionando mal en el accionar de un político pero las buenas ideas pueden servir para hacer ver lo bueno que podrían hacer los políticos a quienes le interesa el bien común y el buen nombre de ser político.

 


 

Relacionadas: