Hacer mejor política | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Del país al papel

Hacer mejor política

 


Estamos a escasos dos días de que inicie el proceso electoral local 2020-2021 en el cual renovaremos el Congreso del Estado -conformado por 42 diputados locales, 25 de mayoría relativa y 17 de representación proporcional-, así como los 153 ayuntamientos que se rigen por el sistema de partidos políticos. En el ámbito federal, en septiembre pasado inició el proceso electoral en el que se renovará la Cámara de Diputados -en Oaxaca elegiremos a 10 diputados federales- para los últimos años del gobierno de López Obrador y la 4T. Además, 15 estados elegirán gobernador/a.

Así, el 6 de junio de 2021 estaremos ante la elección más grande de la historia de México y una de las más importantes, sino es que la más, pues aun y cuando no elegiremos al Presidente ni al Senado de la República, sí definiremos el rumbo de nuestro país pues podremos expulsar, al menos de una de las dos cámaras del Congreso de la Unión, al populismo que tanto daño ha hecho a México y al mundo.

Por lo que respecta a Oaxaca, será hasta 2022 que elegiremos al nuevo titular del Gobierno del Estado, sin embargo, el próximo 6 de junio tendremos en nuestras manos la primera gran oportunidad de frenar el populismo y la demagogia de ya sabemos quiénes; corrientes que en dos años intentarán, sin lugar a dudas, adueñarse de Oaxaca. Y eso es algo que no podemos ni debemos permitir.

Las y los oaxaqueños tenemos la oportunidad de recuperar el congreso local del populismo legislativo y la demagogia a cargo de Morena que hoy por hoy dominan la más alta tribuna del estado, así como los cabildos de las ciudades más importantes de la entidad, incluida Oaxaca Capital, cuyos gobiernos son por demás deficientes. Y cuando hablo de recuperar no me refiero a que cierto partido regrese a esos espacios, sino que la sociedad oaxaqueña los recupere para el bien común de todas y todos.

Yo no quiero en 2022 un gobernador de la calaña de AMLO, ni mucho menos quiero tres años más de dos congresos, tanto local como federal, llenos de ocurrencias que pasan por alto y ponen en riesgo latente a nuestro orden constitucional.

Entiendo que los principales culpables de que la sociedad no se interese en la política, y mucho menos en lo que sucede con el Poder Legislativo, son precisamente los políticos. Sin embargo, los culpables de que quienes hoy moldean nuestro orden jurídico sean personas poca o nulamente preparadas para ello y, peor aún, sin convicción alguna, sí somos nosotros, las y los ciudadanos que cada tres años acudimos a las urnas a votar por nuestros diputados -y también quienes no votan-.

Pero, así como los políticos tienen la responsabilidad de rendir cuentas al pueblo, la sociedad también tiene la obligación de velar por que ellos hagan su trabajo, y que lo hagan bien. Y el primer y más importante paso para ello es saber elegir a nuestros representantes populares. Ojo, para nada pienso que todos deban tener conocimientos de derecho -aunque sí de la Constitución-, sin embargo, sí considero que deben ser requisitos indispensables, no de elegibilidad sino de escrutinio público, que sean personas con vocación de servicio y convicción en sus ideales.

Por todo lo anterior la próxima elección es crucial para nuestra vida pública. El 6 de junio definiremos el futuro de Oaxaca y México no solo para los siguientes tres años, sino por mucho tiempo más. El principal enemigo -además del ya tradicional abstencionismo- será el populismo. Y para vencerlos debemos estar unidos.

Además, esta elección será un parteaguas para concretar el relevo generacional que los jóvenes hemos empujado por varios años desde la sociedad civil. Reitero, es necesario que los jóvenes nos hagamos de espacios en la política para que, eventualmente, seamos nosotros quienes tomemos sus riendas y evitemos más Píos.

Para ello debemos buscar y ocupar espacios en los partidos, y la elección de 2021 será una gran oportunidad para ver a más jóvenes en cargos de elección popular.

En fin. Debemos entender, todos, que nos guste o no la política es necesaria, sin embargo, estamos malacostumbrados a una política de intereses más que de convicciones. Pero el cambio está en nosotros. Y a la vuelta de la esquina.

Si queremos cambiar la política, debemos formar parte de ella, incursionar en ella, preocuparnos y ocuparnos de ella. Es tarea se todos hacer #mejor política.

Hagámosla juntos. Por Oaxaca. Por México.

*Licenciado en Derecho por la IBERO CDMX y, sobre todo, oaxaqueño que quiere un mejor Oaxaca.

Twitter: AndresASil

Facebook page: AndresAS22

Instagram: andresalcantarasilva