69º Aniversario | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

69º Aniversario

 


InText ADEQ

Este día, EL IMPARCIAL. El mejor diario de Oaxaca está de plácemes. Cumple sus primeros 69 años de vida. Fue un 26 de noviembre de 1951 cuando apareció por primera vez la edición de este diario que, contra viento y marea, sorteando vendavales y crisis económicas, se ha mantenido hasta hoy como el periódico de la familia oaxaqueña. Se dice fácil, pero por supuesto que no lo es. Han pasado casi siete décadas en las que este diario se ha mantenido como espectador de primera fila en los acontecimientos más importantes de la vida política, social, cultural y hasta criminal, de los oaxaqueños. Somos hoy en día un referente a nivel nacional en materia de medios impresos. Uno de los diarios más antiguos del país, sobre todo, que nunca han dejado de circular, a pesar de los conflictos políticos, sociales o la presión velada de los gobiernos, en sus tres órdenes que, en su momento, han apretado a los medios impresos.

EL IMPARCIAL. El Mejor diario de Oaxaca es un periódico hecho por periodistas no por amanuenses, ha reconocido nuestro director general, Benjamín Fernández Pichardo. Firme en el compromiso de servir a las familias oaxaqueñas y sus lectores, no ha desviado su camino para erigirse en juez y fiscal, mucho menos penetrado en los escabrosos vericuetos del interés político. Tampoco ha usado la calumnia o el denuesto para reclamar puestos públicos. Ha sido, desde aquel lejano 1951, un periódico hecho por profesionales, cimentados en un Código de Ética, en donde los principios morales y el respeto a la vida privada son ejes fundamentales. Hemos sido, pues, un medio impreso regido por los más altos principios. 

Emanado de una familia de raigambre periodística, transitó del periodismo artesanal de las galeras y el cuadratín a las más modernas técnicas de la comunicación actual. No se ha rezagado en la llamada era de la información. Por el contrario, ha asumido el reto de ponerse a la vanguardia de los medios impresos del interior del país. Estamos ciertos que no es la competencia lo que debe prevalecer sino los principios elementales que hacen un buen periódico. Hoy en día, contamos con unas modernas instalaciones que nos ubican como una empresa familiar que día a día busca mantenerse por encima de las expectativas de nuestros lectores y clientes. Por ello, está ya en funciones la tercera generación, que ha seguido al pie de la letra la tradición de nuestra casa editorial y los principios rectores que nos han guiado desde hace 69 años. ¡Enhorabuena!

Los desafíos en puerta

De una cosa podemos estar ciertos: no hay a la fecha una obra relevante que se pueda acreditar al gobierno de Alejandro Murat. Es decir, en los cuatro años que lleva al frente de esta administración, no existe una obra emblemática, como las que en algún momento identificó a sus antecesores. Sin duda ha habido factores que han influido para esta orfandad, como es el caso de los desastres naturales de años anteriores, que han distraído no sólo la atención del ejecutivo estatal sino también de la disponibilidad de recursos. Estamos a dos años de que concluya este gobierno y el desafío es que se despliegue toda su capacidad para poder lograr la conclusión o terminación de algunas obras que han sido hasta hoy, sólo un sueño para los oaxaqueños. Nos referimos a las carreteras al Istmo y a la Costa, además de la construcción del llamado libramiento sur. Las primeras estuvieron entre los discursos de campaña de Murat Hinojosa, cuestión que se tradujo en el apoyo ciudadano que lo llevó al gobierno estatal.

Muchos creímos, ingenuamente, que la cercanía que en algún momento hubo entre el ejecutivo estatal y el ex presidente Enrique Peña Nieto, gracias a que el primero fue colaborador en el gabinete del estado de México, sería la puerta para catapultar a Oaxaca a otro escenario de desarrollo. No fue así. El abandono de la Federación fue patético. Muchas promesas y pocas realidades. Sin embargo, un nuevo entorno se creó con el régimen de Andrés Manuel López Obrador, con quien Murat Hinojosa ha construido una buena relación. Gracias a ello hoy se ve más cerca la posibilidad de que las obras de relevancia que mencionamos al principio, sean una realidad, además del llamado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), que anticipa que dicha región podría convertirse, ahora sí, en un pivote del desarrollo de la región Sur-Sureste del país.

El desafío que tiene enfrente el gobernador es, pues, afianzar el apoyo de la Federación y terminar su gestión concluyendo al menos una de las obras carreteras citadas y el llamado libramiento sur. En el caso del CIIT, sólo hay que poner orden y mantener firme el espíritu de la ley para que las organizaciones sociales opositoras a todo y la inseguridad no echen por la borda esta prioridad presidencial. Estamos convencidos de que con uno solo de los proyectos apuntados líneas arriba, Murat dejará una huella indeleble de su administración.


 

Relacionadas: