No traicionar al pueblo, decían
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Del país al papel

No traicionar al pueblo, decían

 


Una vez más, abanderando la austeridad y utilizando la pandemia como excusa, la 4T pretende desmantelar instituciones y dar más poder al Ejecutivo Federal. Morena y sus aliados, con excepción del PT y con el voto en contra del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, aprobaron en la Cámara de Diputados federal desaparecer un total de 109 fideicomisos, entre los que destacan el FONDEN y los del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT).

Con el primero, México ha podido hacer frente a los desastres naturales que han abatido a nuestro país: huracanes, inundaciones y terremotos, como el del Istmo de Tehuantepec en 2017. Con los segundos, se promueve la ciencia y la tecnología beneficiando tanto a académicos como alumnos con becas y diversos apoyos económicos en favor de la educación. Hoy por hoy, muchos profesionistas no podrían estudiar sin los fideicomisos del CONACyT.

Sin embargo, Morena y compañía piensan que, para un supuesto mejor manejo de los recursos, es necesario que el Ejecutivo Federal los ejerza de manera opaca y arbitraria y los dirija a las acciones y los proyectos que para él son “prioritarios”, como lo son los proyectos de infraestructura insignia de su gobierno, cuya operatividad y viabilidad están en duda: el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya en la Península de Yucatán.

Quienes apoyan esa decisión argumentan que los fideicomisos son la caja chica de funcionarios y empresarios, sin embargo, no han presentado pruebas fehacientes de ello. Ahora, esa supuesta caja chica la tendrá el Presidente de la República a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Además, dicen que la iniciativa busca promover la transparencia, sin embargo, de su contenido no se desprende ningún esquema para transparentar la utilización de esos recursos.

Pero no todo está perdido.

El dictamen que aprobó la Cámara de Diputados como cámara de origen debe ser aprobado también por el órgano revisor, es decir, por el Senado de la República. Lo cierto es que ahí la 4T también tiene mayoría. Sin embargo, si el rompimiento del PT en la cámara baja se repite en la cámara alta -lo cual ya fue anunciado esta semana-, y el Bloque de Contención se mantiene firme -como ya lo adelantaron el PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano- se puede detener esta intentona del régimen que gobierna de hacerse con miles de millones de pesos.

El asunto es por demás sensible, por lo que invito a todos a informarse sobre el mismo pues están en juego rubros tan importantes para el presente y futuro de México como la educación, la ciencia, la cultura, la protección civil, la atención a víctimas del delito e incluso el acompañamiento a periodistas; todos ellos temas sin los cuales no se puede hablar de la cohesión y el desarrollo de nuestra sociedad.

Esta es una razón más para entender por qué López Obrador dijo que la pandemia les había caído como anillo al dedo, porque excusados en ella siguen perpetuando su ataque a las instituciones mexicanas, así como consolidando su concentración de poder, ya no solo político, sino también económico.

En Morena dicen no traicionar al pueblo, sin embargo, la desaparición de estos 109 fideicomisos es justamente eso, una afrenta al pueblo mexicano.

*Licenciado en Derecho por la IBERO CDMX.

Twitter: AndresASil

Facebook page: AndresAS22

Instagram: andresalcantarasilva