Tal para cual | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Tal para cual

 


En los momentos en que al peloncito dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, le reprochan públicamente su meteórico enriquecimiento familiar inexplicable, cuestión que empezó a explorar el colega Ricardo Alemán, desde hace unos dos meses, en su “Itinerario Político”; la pareja que ha tomado el mando de este partido en Oaxaca (Juan Iván y Antonia Natividad), también están sujetos a serios cuestionamientos éticos.
Como botón de muestra de la gran corrupción que invade al PAN y a todos los partidos políticos que, para desgracia, el INE les acaba de autorizar cerca de 7 mil millones de pesos de recursos públicos que bien podrían servir para mejorar los servicios de salud pública, comparto parte de la nota de El Universal:
“En los últimos 14 años, Anaya, junto con sus suegros y otros familiares han logrado incrementar su riqueza. El líder del PAN y su familia conformaron un imperio inmobiliario, al pasar de cuatro a 17 empresas e incrementar de seis inmuebles, con un valor de 21.9 millones de pesos, a 33 con un valor aproximado de 308 millones…”.
Por la misma debilidad de enriquecimiento ilícito, también son cuestionados el diputado Juan Iván Mendoza y la exlegisladora Antonia Natividad. Ambos, a su paso por el congreso local, han sido cuestionados por desvío de recursos públicos, tráfico de poder y han exigido, sin resultados, que los investiguen. Juan Iván, como presidente estatal de su partido, prolongó ilegalmente su mandato utilizando dinero del congreso. A la señora le cuestionan que, como integrante de la Junta de Coordinación Política de la LXII legislatura, y luego presidenta, tuvo que ver con el despilfarro de cerca de mil millones de pesos que fue el presupuesto del último año de la anterior legislatura. Al tomar posesión de la Jucopo, doña Antonia se comprometió públicamente a revisar las cuentas. Es necesario saber en qué gastaron tanto dinero, dijo, y anunció auditoría para “proceder contra los responsables”. A los pocos días, olvidó su dicho.
La panista Antonia Natividad Díaz que fue la última presidenta de la Jucopo en el congreso pasado, por estar fresco aún el tema de sus latrocinios, tiene la carga más pesada de críticas. Cientos de proveedores del congreso aún deambulan por el palacio legislativo con la intención de poder cobrar servicios que prestaron y no les pagaron en la cámara más envilecida en la historia parlamentaria de Oaxaca. No tuvieron respuesta. “Los que robaron ya se fueron, ahora son otros”, les dijo, irónico, un empleado de la tesorería.
La última fechoría de la pareja infernal (Juan Iván-Antonia) fue quemar las urnas de la elección interna de la nueva directiva para judicializar el proceso. La disputa en los tribunales ahora es con Luis de Guadalupe Martínez, otro panista de la misma ralea y que se adjudica el triunfo, incluso despachó unos días como presidente de su partido luego de que el Tribunal Estatal Electoral -otro ente desprestigiado por vender dictámenes- lo declarara “triunfador”. En su breve estadía al frente del PAN local, hasta designó coordinadora de los diputados locales de su partido, a la dominante empresaria constructora, Eufrosina Cruz. Anoche estaba previsto el veredicto final desde la Sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal.

Lo mismo

Previendo que el criterio del Tribunal Federal no le favorezca, el exedil de Huajuapan de León, municipio al que heredó al fin de su administración, un cúmulo de deudas y conflictos, pidió a los panistas no dejar que la pareja conformada por Natividad Díaz Jiménez y Juan Iván Mendoza Reyes, se erijan en “dueños” de este partido.
A través de un escrito, a horas de que la Sala Superior del último veredicto respecto a quién será el próximo dirigente, el exdiputado local pidió a los panistas no permitir que estos dos personajes decidan el rumbo de ese partido político. Dicen su misiva:
“Hoy más que nunca estoy convencido que durante los casi 50 años que sólo el PAN fue oposición ante el PRI y aguantó la represión y los escandalosos fraudes electorales, sirvieron para abrir la competencia electoral hacia reglas más democráticas, como reformas electorales, creación del IFE y tribunales que permitieron al PRD y Morena agarrar la mesa puesta con financiamientos millonarios y un PRI bocabajeado.
“Ese es y debe ser nuestro PAN, propositivo en su andar histórico y no el PAN actualmente cooptado por una mafia encabezada por una pareja que le da de comer en sus manos y dosificadamente a sus incondicionales que alteraron nuestros votos. Por eso, invito sobre todo a los dudosos que se han servido del PAN y ahora quieren saltar del barco, que sigamos como un sólo militante panista y no dejemos que la pareja se adueñe de nuestro partido en Oaxaca”.

El salto del chapulín

El activismo político desde su posición como directora general del Instituto Nacional de la Empresa Social (Inaes), permite que la maestra Narcedalia Ramírez Pineda se acerque más a la candidatura del PRI para el Senado de la República. El talante lo muestra en sus constantes giras por el estado llevando financiamiento a micro y medianas empresas sociales.
Dada la paridad de género como requisito en el reparto de las próximas candidaturas del tricolor, son varias las oaxaqueñas que hoy tienen la oportunidad real de entrar a la competencia. Para integrar la fórmula femenina para el Senado, están en primera línea, Narcedalia, Irma Piñeiro, María de las Nieves, Mariana Benítez, Lilia Mendoza, entre otras militantes, unas con más experiencia que otras.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com