Viento negro
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Viento negro

 


Al reiniciarse los forcejeos entre los grupos que quieren seguir en la gloria de imponer Rector en la Universidad Autónoma Benito Juárez, arrecia también el viento negro. Ese soplo que hoy conocemos como redes sociales que airean las inmundicias que embarran a muchos de los que han detentado el poder en el campus universitario.

Ante los inaplazables tiempos para la elección del nuevo Rector, esas mismas fuerzas que parecen imbatibles, empiezan con sus arterias. Los mensajes políticos que parecen tener la intención de acotar a esos grupos de poder fáctico con investigaciones desde la UIF no los inhibe.

A eso se debe que estén midiendo fuerzas ya, cada uno moviendo sus piezas. Su objetivo: imponer Rector. 

Con tales ansias anda “El Chapito” Eduardo Martínez con su delfín Edwin Nazareth León Jiménez cuya cadena ha traído siempre. Lo llevó a la Dirección de Transparencia, luego a la Facultad de Idiomas y ahora lo quiere como Rector. Esos son sus anhelos, falta ver que opinan los que dicen que en este gobierno “se acabó la corrupción”. 

El Chapo mayor, don Abraham Martínez no cree en los cuentos chinos de que “los caciques en las universidades públicas se acabaron”. Ha empezado a mover sus piezas para que su fiel Farid Acevedo ex secretario técnico de la Facultad de Contaduría, salte a la Rectoría para que sus cotos de poder siguen intocados. Este Farid tiene como única experiencia universitaria su paso por la FCA. Es fiscalista asociado con Manuel Velasco actual presidente del Tribunal de los Contencioso Administrativo. Éste se jacta de que tiene dos poderosos padrinos. 

Entre los grupos más aceptables están los sindicatos STAUO y SUA que, al parecer, hicieron ya una alianza para proponer al menos impresentable. Se trata del fiscalista Cristian Carreño López. Airean otros nombres, pero mañana les cuento. 

EL CHAPITO 

Medir fuerzas es el deporte del momento en la UABJO, pero también descubrir vicios de los más repudiados, como es el caso del Chapito. Esto se lee en las benditas redes sociales:

 “El latrocinio ha sido brutal, el diezmo, los moches, desvíos de recursos y asignación directa de obras, simulación de compras a proveedores y la creación de una outsourcing llamada Taxx Answer para evadir responsabilidades fiscales y lavar dinero, fueron los ilícitos cometidos por Eduardo Martínez Helmes como Rector. (Estos documentos también circulan con la supuesta firma del Chapito)  

“El presupuesto anual para la UABJO en el 2012 y 2013 fue por un monto aproximado de 717 millones con 377 mil pesos, repartido en partidas cuatrimestrales, sin contar con los ingresos de gestión, comúnmente llamados ingresos propios, fue, es y ha sido la finalidad de Eduardo Martínez Helmes y el capo mayor de la mafia criminal en la Universidad.

“Desde 2013 hasta el 2016 la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación incluyendo a la UIF, con base en la Ley de Disciplina Financiera, prendieron los focos rojos de alerta ante los escandalosos desvíos del subsidio federal y los recursos FAM (Fondo de Aportaciones Múltiples). Eduardo Martínez Helmes autorizó el programa de la infraestructura Educativa Superior para la dirección de obras de la UABJO, a cargo de su primo Mateo Salatiel Cruz Martínez, varias obras que sirvieron para desviar dinero”. 

Se ventilan otros datos que bien pudieran servir para los auditores que investigan las fugas de dinero público de la Universidad de Oaxaca, 

“En complicidad con su sostenedor -se lee en las redes- el famoso “Coco Castillo” simuló concursos y asignaciones directas para obras, como fue el caso de la Facultad de Enfermería en donde la compra de material en el año 2015 fue en extremo exagerado. Aquí erogaron recursos del FAM con un sobreprecio que dejó ganancias para el Chapito por unos 5 millones de pesos libres de polvo y paja. Otro desvío lo hizo con los recursos autorizados para la Calidad Educativa 2012. Con base en la reforma constitucional, en 2012-2013, se promulgaron modificaciones a la Ley General de Educación (CE) y dos nuevas leyes reglamentarias del artículo 3o, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la Ley General del Servicio Profesional Docente. Las reformas legales sirvieron de plataforma institucional para crear condiciones más favorables para el mejoramiento de la educación superior, pero el dinero en la UABJO no sirvió para tal fin. (Mañana continuamos) 

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com