Juntos pero no revueltos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Juntos pero no revueltos

 


Dado que en política todo es signo y señal, la presencia en Oaxaca del candidato a la dirigencia nacional del Morena Mario Delgado Carrillo, nos deja reseñas muy claras:

       Primero, que el pastor de la Cámara Baja del Congreso de la Unión, camina ya como virtual líder de su partido, el Morena. A eso se debe la cargada en sus eventos donde estuvieron tirios y troyanos. Hasta los senadores Salomón Jara y Susana Harp se unieron a la cargada. La embajadora del Covid-19 estuvo un breve lapso en uno de los acarreos, pero se retiró con el argumento de que “la pandemia requiere mi tiempo”. 

        Los morenistas estuvieron “juntos, pero no revueltos”. Cada grupo en su evento. Salomón organizó el suyo en Santa Lucía como para rememorar la balacera que armó en la frustrada elección interna. Allí insistió en que su fiel escudero Flavio Sosa debe ser candidato a Secretario General. De paso denostó a los legisladores morenistas “que parecen del PRI”. Son los del frente “Tucsa” (Todos Unidos contra Salomón).  

        El presidente municipal Oswaldo García Jarquín, más que meloso, no se despegó del candidato y pagó   con dinero público, comidas y alquiler de salones. Esplendidez ante las carencias de una ciudad abandonada.  El diputado Chepi terminó chamuscando a Mario Delgado al transportarlo en una camioneta de más de dos mdp y él mismo se instaló como chofer de lujo ¿y la austeridad de pregona Morena? 

                          EXRECTOR CUESTIONADO 

           Segundo, más que la llegada de Mario Delgado llamó la atención la presencia del cuestionado exrector de la UABJO, Eduardo Martínez en el encuentro de universitarios con el que aspira a dirigir el partido de López Obrador. Como uno más de los acarreados, llegó el discutido “Chapito”.

        Los cuchicheos surgieron en cuanto lo vieron llegar como uno más de los acarreados. Estos son algunos mensajes que deja su presencia:

        Que anda preocupado por las investigaciones sobre los desvíos del presupuesto universitario. Que busca el cobijo del partido en el poder en momentos en que crece el ruido de las indagatorias de la UIF. Que anda desesperado por que en el Morena le hagan, aunque sea, un guiño. 

Falta ver si Mario Delgado, virtual triunfador, se atreve a ese gesto. Sería muy mal signo para el partido que camina con la preeminencia de combate a la corrupción. 

SE LAVA LAS MANOS         

Fuera de una reciente entrevista radiofónica a modo, el motejado “Chapito” ha rehuido a la polémica sobre el desvío multimillonario del presupuesto que administró como Rector de la UABJO.  No se atreve a poner en su boca asunto tan espinoso. El tema de la corrupción en la Universidad se intrincó luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) diera a conocer que “se investigan” denuncias por lavado de dinero en algunas universidades.

Y vaya que así es. La captura de Gerardo Sosa presidente del patronato de la Universidad de Hidalgo, confirma que las pesquisas van en serio.    

SUSPICACIA 

Señalamientos y documentos que podrían ser probatorios de algún posible delito en torno a los señalamientos de corrupción contra el Chapito, se han ventilado profusamente en las redes sociales desde la huelga en febrero pasado; siguieron las imputaciones en las fechas para el relevo del Rector. Aunque la pandemia detuvo el proceso, fue evidente la intención de los exrectores Eduardo y su progenitor Abraham Martínez de influir en la elección. Sus antecedentes de corrupción y control férreo de la política universitaria, hizo emerger más señalamientos. 

        Fuentes bien informadas señalan que a partir de los trascendidos de la UIF estos dos personajes han externado preocupación. Me dicen que en cabildeos desde las altas esferas políticas donde analizan temas de la UABJO, don Abraham ha marcado distancia ante algunas acciones de su vástago. Ha dicho “que investiguen” (a Eduardo) “yo no tengo nada que ver”.    

Diversas corrientes al interior de la UABJO que rechazan la monopolización del poder en la institución, están haciendo circular en las redes sociales una denuncia que devela el supuesto modus operandi de “Los Chapos”.   

Dicen que “la llegada de Eduardo Martínez Helmes a la rectoría de la Universidad “Benito Juárez ” de Oaxaca, a través del apoyo del gobierno del estado de Oaxaca, representado por Jorge “el Coco” Castillo, desde aquel 15 de mayo de 2012, fue perfectamente organizada con la perversa idea de saquear el subsidio de la universidad, la intención era robar y nada más que robar todo lo de valor monetario. (mañana continuamos).

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com