¿Una consulta cuchareada? | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

¿Una consulta cuchareada?

 


1).- Moral y política

En 1898, en su cátedra sobre “El Estado nacional y la política económica”, el sociólogo alemán Max Weber, ante la paulatina pérdida de liderazgo y el deterioro de la autoridad, lamentaba la orfandad de una clase política madura. Deploraba de esa política locuaz, irracional, sin la cobertura de la razón. De líderes descocados que instrumentaban un sistema de categorías, en donde excluían la crítica y ponderaban loas y alabanzas. En otras palabras, ese periodismo ramplón que, como dijera el inolvidable maestro José Pagés: “oscila entre el halago abyecto y la censura irresponsable”. Y es que hoy en día, en México, se pretende olvidar que “las dictaduras modernas han privilegiado a sus puntales, con menos inhibiciones que las monarquías absolutas”. (Hans Magnus Enzensberger, Panóptico, Malpaso, Barcelona, 2016, p. 84)

Hace dos años, con el bono democrático mayoritario, arribó el gobierno de la llamada Cuarta Transformación. Y emprendió una cruzada contra la corrupción. Sin reglas claras para poner orden en casa, el pasado se convirtió en obsesión, en pesadilla mañanera, en una suerte de fijación mental. El futuro no es la meta, sino fustigar al pasado. Incluso pervirtiendo el Estado de Derecho y el debido proceso. AMLO se ha convertido en juez y fiscal. O como dijera con ironía el maestro Luis González y G.: “en enfermero, profiláctico y salutífero”. Para él, la razón última de la podredumbre que corroe al país, son los conservadores, los neoliberales, García Luna. La 4T será la panacea que cure todos los males. En el horizonte solo figura, como espejismo, un país de mexicanos felices. Abrazos, no balazos.   

2).- Juicios populares o enjuagues particulares

Si la consulta popular para enjuiciar a ex presidentes fuera un reclamo ciudadano genuino, por el saqueo, la corrupción y el daño al pueblo de México, bienvenida sea. Entre los mexicanos hay hartazgo. Ello derivó en el triunfo de AMLO y un Congreso nacional, locales y presidencias municipales, con mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Pero si es corolario de una doble moral, de simulación, que derive ventaja electoral y posicione de nueva cuenta en 2021, a un partido que hoy sigue dejando más dudas que certezas, entonces habrá rechazo ciudadano absoluto. Una consulta cuchareada, que omita prácticas simuladas de donación y manejo en efectivo para un movimiento, sin rendir cuentas al órgano electoral ni al SAT, también es corrupción. Una ofensa, un agravio al “pueblo sabio”. Aunque el responsable no diga ni “Pío”.

Como se percibe, el propósito es hacer un show mediático, escarnio público, investirse en verdugos de un cadalso populista. Una consulta popular y el juicio atropellado de la oclocracia, la moda de estos tiempos. La picota para los hombres infames –como los de M. Foucault– cuando es más acorde a nuestras leyes, documentar ilícitos y llevar a los ex presidentes a juicio y prisión. No convertirlos en delatores, ejes de chivatazos, como el affaire Lozoya que, desde la comodidad de su casa, sigue lanzando nombres y nombres como huesos a una jauría. Al país le ha quedado claro: aquí nadie se salva. La política de conservadores y neoliberales; de transformadores y “honestos”, es una cloaca, una alcantarilla atascada de podredumbre. Los videos difundidos han demolido mitos y paradigmas.

3).- Los íconos de la moral pública 

Solo había que ver a los personajes que en Oaxaca instalaron la mesa de consulta, para darse cuenta que aquí aplica con propiedad, el refrán aquel de: ¡al ladrón, al ladrón! Salomón Jara y Flavio Sosa, entre otros, tienen tatuada en la cara su propia historia. Hasta René Bejarano, “El Señor de las Ligas”. Deberían pasar también por el rasero de la consulta amañada y el cadalso público. Son los impresentables de Morena. Los que siguen fracturando a la militancia; los que, desesperados, ya se quieren montar en las elecciones del 2022, para seguir medrando del partido y emular, a los que hoy quieren enjuiciar y poner en la picota.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

Un reconocimiento a mis amigos Claudio Sánchez Islas e Isidoro Yescas, por la iniciativa de poner en marcha y mantener firme, “Los Cuadernos de la pandemia”, sin mayor afán que aportar su grano de arena a la reflexión y análisis desde diferentes perspectivas, sobre este mal que hoy lacera a México y al mundo. El número 10 ya está en circulación virtual. Un ejercicio de libre expresión y pensamiento que ha permitido a profesionales de diversas ramas, periodistas, artistas, etc., expresar su propia visión.

Consulte nuestra página:  HYPERLINK “http://www.oaxpress.info” www.oaxpress.info y  HYPERLINK “http://www.facebook.com/oaxpress.oficial” www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax