Estrés
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

El Crematorio

Estrés

 


“Ya pasó lo peor de la pandemia” dijo el Presidente de México,Andrés Manuel López Obrador en su discurso, con motivo de su segundo informe de gobierno, quizá porque ya hemos rebasado los 600 mil enfermos de Covid-19 y de 65 mil defunciones, datos inciertos pues bien sabemos que ellos –quienes gobiernan- tienen otros datos. Pero la Organización Mundial de la Salud(OMS) asegura que México es un país en donde se falsean los datos al no tener una política sanitaria congruente con la realidad; mientras tanto, los hospitales públicos y privados muestran una saturación increíble y los cementerios tienen cupo lleno. Los organismos oficiales se niegan a dar datos en torno a la pandemia, y debido a las amenazas contra los sindicatos y la burocracia en plena, estos callan, ante los inminentes despidos a quien osa decir la verdad,  así como abordar el tema al respecto, caso Víctor Manuel Toledo

Pese a que la 4T tiene otros datos, el país se desenvuelve en la total desesperanza y abandonó, avizorando una crisis que tarde o temprano habrá  de desembocar en una hambruna y en caos total, que no se podrá contener con mentiras o buenas intenciones. Hoy el gabinete entero  padece un eterno estrés, según AMLO, es “una invención de la pequeña burguesía” y que ahora se traduce en el pavor que padecen los miembros del gabinete presidencial ante la furia del Ejecutivo federal, pues vivir en el presupuesto es vivir en el terror, o sea, el estrés presidencial.

Asa Cristina Laurell, ex Subsecretaria de Salud;Tonatiuh Guillén, ex titular del Instituto de Migración;Javier Jiménez Espriú, ex  Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT); Carlos Urzúa, ex Secretario de Hacienda y Crédito Público;Germán Martínez,ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social; y Víctor Manuel Toledo, ex Secretariode Semarnat; todos estos altos funcionarios y muchos más de nivel medio, han discrepado y se han ido o mejor dicho  “se han enfermado de estrés” y han “renunciado”, ese grave mal que solo les da a los burgueses, quizá porque emigraron de las filas del PRI o se hayan “sacado la lotería” recientemente, y pasan a la lista de los nuevos millonarios de la 4T.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------