Enemigo de la prensa
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Enemigo de la prensa

 


En una carta abierta, los colegas reporteros de nota roja lo menos que le dicen al Fiscal general del estado, Rubén Vasconcelos Méndez, es que es enemigo de la Libertad de Expresión. Consignó al detenido dueño de una funeraria únicamente por el delito contra la libertad de expresión, pero no tomó en cuenta las lesiones físicas que le causó al reportero Othón García Díaz cuando cumplía con su labor informativa. De esta manera, el Fiscal facilitó la libertad inmediata del agresor al llegar al juzgado. 

Además, la información proporcionada por el Ministerio Público en audiencia resultó limitada ya que las declaraciones vertidas desde un inicio no aportaron datos para conocer sobre el actuar y qué hizo el imputado en los hechos. 

Este nuevo episodio de evidente negación de justicia marca la trayectoria del Fiscal Vasconcelos Méndez como enemigo de los comunicadores, tal como dicen los reporteros de nota policiaca. Este señalamiento nada bueno augura para alguien que se jacte de ser político profesional. En las últimas fechas han sido muchos los casos de consignaciones del MP que en el juzgado se desvanecen y los imputados son liberados de inmediato. 

No es la primera noticia sobre los expedientes a modo que arma el Ministerio Público. Alegan bajos salarios y falta de recursos para dejarse “calentar la mano”. Hay oficinas donde piden a los denunciantes hasta para comprar papel. El más cándido de los abogados sabe que en la manera en que la Fiscalía arma la consignación, el acusado queda sujeto a proceso o se va a la calle. Allí está la clave. 

Un abogado que conoce del asunto me dice que, en la consignación del agresor del reportero, ciertamente se privilegió la protección del derecho a la libertad de expresión, como lo establece el artículo Sexto de la Constitución Política. Pero -dice- también hay una sospechosa actuación del agente del Ministerio Público al consignar el expediente.

La juez Sorely Esmirna Castro Vásquez en cuyas manos está la causa penal 599/2020, recibió al detenido exclusivamente por el delito contra la libertad de expresión, toda vez que la orden de aprehensión que se ejecutó en contra del imputado desde el inicio del proceso fue solicitada por la Fiscalía General únicamente por ese delito con la agravante de pandillerismo que establece el artículo 61 del mismo ordenamiento.   

En una dura crítica a Rubén Vasconcelos, los compañeros reporteros de nota policiaca, señalan que fallas en las consignaciones “orillan a los jueces de control a poner en libertad a agresores o victimarios de quienes nos dedicamos a esta difícil labor de informar”.

Dicen: creemos que hubo inconsistencias de la Fiscalía en la integración de la carpeta de investigación al no aportar los datos de prueba suficientes y fallas en las técnicas de investigación. Lamentamos y repudiamos que nuestras autoridades dedicadas a la investigación y procuración de justicia sigan cayendo en graves deficiencias. 

Exigen revisar el caso. A ver que dice don Rubén Vasconcelos. 

EL SALTO DEL CHAPULÍN 

Desde el 2012, cuando el cartel 22 metió sus tentáculos en el Instituto Tecnológico de Oaxaca, esta escuela de enseñanza superior empezó su debacle. Uno de sus peores momentos fue en mayo del año pasado cuando los abusos del entonces director Juan Cruz Nieto, movieron a los 7 mil estudiantes que lograron su caída después de una serie de marchas y protestas. Pero como el Ave Fénix, hoy inicia una nueva etapa para resurgir de sus cenizas.

La inasistencia física de la comunidad tecnológica a causa de la emergencia sanitaria, la aprovecha el director Fernando Toledo para darle una nueva imagen a las instalaciones. 

Desde los jardines, su frondoso bosque en las 15 hectáreas del campus, hasta los laboratorios, baños y aulas, están siendo sometidos a cirugía mayor. Es el renacer del ITO. 

Aunque el presupuesto de 40 mdp no ha sido modificado desde hace años, las nuevas autoridades han gestionado recursos con los gobiernos federal y estatal. Su principal tarea es reconstruir y equipar los laboratorios y talleres para que el ITO no siga formando a sus técnicos solamente en la teoría. Era degradante formar ingenieros que llegaban a manejar las modernas maquinarias industriales hasta que salían de las aulas e iban a alguna fábrica a trabajar. Hoy han adquirido robots y equipo para soldadura e inyección de plástico, tienen un centro de manufactura integral y su laboratorio de microbiología de alimentos a cargo del doctor Luis Javier Toledo, produce desinfectantes y demás insumos que tanta demanda tiene con la pandemia. Interesante la transformación. Seguimos comentando.  

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com