Morena, el instrumento | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Morena, el instrumento

 


El control tan grotesco del Congreso del estado, sus ligas con un grupo de presidentes municipales cuasi mafiosos para hacerse de dinero para la campaña que sueña, y el mangoneo del Consejo Político estatal del Morena para imponer a su sobrino Sesul Bolaños como presidente del comité estatal, rompieron finalmente ese eslabón que unía la amistad del senador Salomón Jara con el presidente López Obrador.

Por esas causas, todo indica que la suerte de este polémico legislador ha cambiado, para mal. 

La bufonada que significó reunir a sus incondicionales del Consejo Político estatal para que votaran por su sobrino como presidente de la directiva estatal, le causó serios conflictos y dividió profundamente a las diversas corrientes del Morena en Oaxaca. 

Las redes sociales se saturaron con las críticas por el albazo que significó la imposición del sobrino. Doble atropello: nepotismo y talante autoritario. La división se ahondó luego que las corrientes que encabezan los diputados Ericel Gómez Nucamendi y Armando Contreras, entre otros, anunciaron públicamente su desacuerdo y advirtieron un juicio de nulidad del albazo. Así que la impugnación ante la dirigencia nacional va caminando, según me informan. 

Hay algo más adverso para el discutido legislador serrano. Pierde el eslabón que lo unía al poder presidencial, pero concatena en su contra una serie de reveses que oscurecen lo que veían como una brillante carrera política. 

PRIMERA CAÍDA 

En la renovación de la mesa directiva del Senado de la República vio la posibilidad de hacerse de la presidencia. Se inscribió en la contienda, dicen, pero más tardó en alzar la mano que lo batearan. Eso confirma que su reputación no encaja bien en las cúpulas del Senado. 

 A las pocas horas los legisladores de Morena eligieron a Eduardo Ramírez como nuevo presidente de la Mesa Directiva del Senado y a Imelda Castro como vicepresidenta para conducir los trabajos en el tercer año de ejercicio de la LXIV Legislatura. 

El rechazo fue tan contundente que ni siquiera hubo algún voto para Salomón Jara. Ramírez obtuvo 46 a favor, de éstos 36 fueron votos físicos, 32 son de Morena y 4 de Encuentro Social.       

SEGUNDA CAÍDA 

El controvertido Jara fue de los que se opuso al método de la consulta abierta para la elección de la mesa directiva nacional del partido Morena. A pesar de su insistencia tampoco lo tomaron en cuenta. 

El mismo Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente interino de Morena, manifestó que el partido quedó completamente excluido de la organización de la encuesta que realizará el Instituto Nacional Electoral para elegir su nueva dirigencia.

Una a una las jugadas de Salomón por imponer reglas a su conveniencia en la elección interna del Morena, fueron cayendo. Apostaba a la costumbre de mover a sus activistas a las asambleas para imponer delegados y directivos tanto estatal como nacional. 

Otro revés para Salomón fue la decisión de la presidenta del Consejo Nacional de Morena, Bertha Luján de no participar en la encuesta para renovar la dirigencia del partido. Desde que torpedeaba a Yeidckol apostaba por Luján para dirigir el partido. Decía que con ella podía ganar la candidatura a gobernador. Ahora solo le queda Ramírez Cuéllar como gallo, pero todo indica que el nuevo líder será Mario Delgado. 

TERCER TROPEZÓN 

Adherente de los rudos del Morena en la Cámara baja, Jara apostó igualmente por la llegada del debatido Fernández Noroña a la presidencia de la mesa directiva. Planearon una serie de jugarretas como la compra de diputados del PES para pasarlos a la bancada del PT, pero sus trapacerías no cuajaron. 

Un ejemplo: el diputado Manuel López Castillo dejó sin efecto su adhesión al grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT) y volvió al de Morena.

La astucia de los priistas fue desarmando una a una las jugadas de Noroña y los de su corriente entre ellos Jara y el famoso “Cara sucia”. 

Se vieron más que ridículos. Primero dijeron si, luego no. En documento dirigido a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Manuel López Castillo solicitó dejar sin efecto el oficio por el que había notificado su separación del grupo 

Estaban tan empeñados los “duros” del Morena en jugar con Noroña que en la misma mañanera, como para reventar sus ansiedades, el presidente AMLO dijo a los del PT que respeten a la tercera fuerza que le toca presidir la Cámara de Diputados. Pidió actuar con legalidad y “no hacer lo mismo de antes: nada de maniobras por cargos, no se deben hacer cosas indebidas, se tiene que respetar el reglamento”. Así acalló las ansias autoritarias del ala de los rijosos morenistas.  

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com


 

Relacionadas: