Contar historias, con imágenes | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

El medio es el mensaje

Contar historias, con imágenes

 


La fotografía es contar historias con imágenes. “La fotografía es una lucha. El enemigo es el tiempo y vences cuando consigues congelarlo en el momento adecuado, evitando que algo que habla de ti y de lo que está pasando muera y desaparezca para siempre”, de acuerdo con la fotógrafa española Cristina García Rodero. En México Jair Cabrera es fotógrafo desde hace 13 años y cuenta historias de problemas sociales, cultura, fiestas y de la sagrada muerte a través de sus imágenes.

 

Todas las mañanas al revisar las primeras planas de los periódicos se observan fotografías captadas en algún lugar del mundo, que compitieron con muchas otras historias y que recibieron una sonrisa de las manecillas del reloj. Estas imágenes les dieron los buenos días a los lectores y voceadores. Sin embargo, para un público, se simplifica el trabajo de un fotógrafo con muchos significados, con la estúpida frase de: “Una imagen habla más que mil palabras”. ¿Y por qué estúpida?, me explico. En una plática con el fotógrafo Jair Cabrera, coincidimos, en que hay una línea muy delgada, por ejemplo, en lograr un consenso de reacciones cuando se muestra la imagen de una mujer asesinada.

 

Jair dice que sus fotografías de la muerte a veces comunican un concepto poético donde conviven los vivos y los muertos. “Una vez fotografié a una chica que estaba tirada en un camellón entre Insurgentes y Potrero en la CDMX, por más que describí la imagen, a unas personas no les gustó, pero a los familiares de la chica esa imagen les sirvió para enterarse que su familiar estaba muerto”. La fotografía ayudó a aclarar muchas dudas del asesinato, pero para algunos grupos fue algo negativo. El problema está en que “las personas que me criticaron no leyeron el píe de foto”.

 

Jair cubre la nota roja como una pasión. Sus cuatro discos duros de cuatro y cinco teras son el testimonio de luchas indígenas, migración, despojo de tierras, desplazados, narcotráfico y su trabajo en lugares como: España, Afganistán, Los Balcanes, Kosovo, Serbia, Venezuela, entre otros. Afirma que el trabajo de los fotógrafos también sirve para que algunas empresas se hagan responsables de los derechos de sus trabajadores. Hace unas semanas Jair presentó la historia de un señor que perdió sus piernas en un accidente de trabajo, desde hace años vende cloro de limpieza en las calles. La empresa no quería indemnizarlo, pero se difundió la historia y asumieron su responsabilidad.

 

Por último, la nota roja se cubre diferente. “En París, la policía inmediatamente acordona un Km del asesinato, para que, entre otras cosas, los fotógrafos no tengan imágenes, en Juárez te cierran las calles a la redonda y en la CDMX la policía te deja trabajar”. Jair es uno de los 54 mil fotógrafos en México (46.4% trabaja en la zona centro) de acuerdo con el periodista Javier Báez (STPS), su ingreso promedio mensual es de seis mil 653 pesos. Para muchos fotógrafos el visor, objetivo, diafragma, obturador, pantalla, y diales de control son extensiones de sus ojos y con estas herramientas cuentan historias poco comprendidas que ocupan las primeras planas de los periódicos.

 

Tequila estratégico.  En las negociaciones del T-MEC se estableció que la agroindustria tequilera sea catalogada como esencial. Dicen los maestros tequileros que Círculo Tequila que comanda Ricardo Basulto se distribuye en todo el país a través de Amazon México. Las ventas de esta marca ya superaron las del año pasado, por lo pronto esperan cerrar este pandémico 2020 reforzando su etapa de desarrollo y crecimiento, descubriendo y desplegando su potencial. ¡Órale!

 

*Comunicólogo político y académico de la FCPyS UNAM, @gersonmecalco