Inicio de cursos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

Inicio de cursos

 


Pese a la resistencia de los opositores de siempre a las medidas oficiales, hoy inicia de manera virtual el ciclo escolar 2020/2021. Como se ha venido manejando desde hace al menos un par de semanas, las condiciones no son óptimas para clases presenciales, en virtud de lo cual, la Secretaría de Educación Pública (SEP), dispuso que sólo hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde, las clases podrán llevarse a cabo de manera tradicional. En tanto esa situación no se dé, los alumnos de educación básica tendrán como instrumento la televisión o el internet. En efecto, en Oaxaca y otros estados del país, las condiciones son más complicadas, por tanto, las autoridades, junto con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en este caso la Sección 22, deben encontrar las formas idóneas para que no se pierda el curso escolar. Nada gana este gremio en oponerse a las instrucciones oficiales y sanitarias. Ya no basta en estos momentos de contingencia estar señalando insuficiencias como ya es tradicional en nuestro magisterio democrático, empecinado en defender a capa y espada su Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO).

Desde el inicio de la contingencia, a mediados de marzo pasado, en cientos de escuelas de educación básica, con el argumento de que en las comunidades no tienen señal de internet, prácticamente los maestros se fueron de vacaciones. A muchos se tuvo que buscarlos para que entregaran documentación y calificaciones de fin de cursos. Se dijo desde un principio que se trataba de una situación atípica, no eran vacaciones. Sin embargo, con el argumento aludido, todo mundo se cubrió. Hay comunidades, aún cercanas a centros urbanos en donde alumnos y maestros, prácticamente, están en período vacacional desde el mes de marzo. Sorprende que ahora que el gobierno federal suscribió convenios con las televisoras públicas y privadas, tampoco convenza a los maestros, para llevar a cabo el curso escolar a través de señales de TV. En Oaxaca, según trascendió, la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (CORTV) se unió a este llamado.

La dirigencia de la Sección 22 debe aplicar correctivos a sus compañeros para cumplir medianamente con los planes y programas escolares. No se trata de “echar la hueva”, sino de buscar mecanismos idóneos –no quejas ni argumentos de lugares comunes- para que, en las nuevas condiciones sanitarias, puedan contribuir a que los alumnos, ya de por sí afectados con las movilizaciones, a mantener un nivel de escolaridad y desempeño académicos acorde a los tiempos actuales. En realidad, es penoso

Otra ocurrencia legislativa

Sin duda alguna, el calificativo de ser la peor legislatura de la historia política de Oaxaca, le queda a la perfección a nuestra flamante diputación acreditada en el Congreso del Estado. Hace un par de meses, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le enmendó la plana en lo que se refiere a la Ley de Extinción de Dominio, habida cuenta de que ya estando vigente la potestad de dicha ley al Congreso federal, nuestra legislatura local aprobó reformas a la misma. El golpe vino desde el más alto tribunal de justicia del país, exhibiendo la ignorancia supina de nuestros representantes populares locales, particularmente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), empecinados en meterse en enredos, para poder sobresalir. Ahí prevalece más el protagonismo político que la razón. La sentencia de la Corte dejó muy mal parada a nuestra representación popular. Sin embargo, lejos de asumir con humildad su ignorancia y torpeza, cada uno (a) de la bancada mayoritaria, busca con afán estar en el ojo del huracán y ser descalificado por la opinión pública.

Y así, cuando aún no se acaba de convencer a la sociedad de la viabilidad de la llamada “Ley chatarra”, que se sacó materialmente de la manga la diputada Magaly López Domínguez que, como ya hemos comentado, no ha tenido los argumentos necesarios para defenderla, surge una nueva ocurrencia. Se trata de la iniciativa del legislador del mismo partido, Luis Alfonso Silva Romo, de gravar con el 4.5% de carga fiscal, a los azúcares, grasas y sodio, sin reparar en las difíciles condiciones en las que se encuentra la economía de la que sobreviven miles y miles de oaxaqueños, a causa de la pandemia de Covid-19. La pregunta que muchos oaxaqueños fabricantes de chocolate se preguntan: ¿el citado diputado es ignorante o su protagonismo va más allá de su torpeza? Uno de los productos que más se comercializan en la entidad y que forma parte de nuestra tradición ancestral, es el chocolate. 

Si lo que se trata es de apuntar hacia propósitos electorales o de ganar prosélitos para los comicios del 2021, tanto Morena como su diputado están caminando por la ruta equivocada. Si lo que se pretende es ir golpeando cada vez más la economía de la micro, pequeña y mediana empresa, sobre todo en estos tiempos en que cientos y cientos de negocios han cerrado ante la imposibilidad de continuar en crisis, sin duda habrá que esperar el boomerang. La iniciativa pues, no es más que una desafortunada ocurrencia.


 

Relacionadas: