La caja de pandora | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Del país al papel

La caja de pandora

 


La semana que hoy termina quedará marcada en las páginas de la historia de la corrupción en México. Primero se publicó un video en el que podemos ver cómo dos colaboradores de los entonces senadores y hoy gobernadores de Querétaro y Tamaulipas, ambos del PAN, recibían maletas con millones de pesos en el marco de la aprobación de la Reforma Energética. Posteriormente, se hizo pública la denuncia que Emilio Lozoya, ex director de PEMEX, presentó ante la Fiscalía General de la República en contra varios personajes públicos del país, del PAN, PRI y Morena.

Todo lo anterior, días después de que el presidente López Obrador sugiriera que se dieran a conocer los videos proporcionados por Lozoya en aras de la “transparencia”.

Mientras el video muestra claramente un ilícito a todas luces inaceptable, a la vieja usanza de René Bejarano con sus ligas, la denuncia parece haber sido elaborada a forma de guion de telenovela ad hoc al revanchismo político de AMLO. No obstante, ello no implica, en lo absoluto, que las prácticas descritas en ella, de ser ciertas, no sean del todo reprobables. Por el contrario, se debe aplicar todo el peso de la ley a quienes resulten responsables de los ilícitos que ahí se describen.

Pero eso no fue todo. Días después fue dado a conocer un video en el que Pío López Obrador, hermano del hoy Presidente de la República, recibía dinero en efectivo para apoyar la campaña de AMLO por parte de David León, zar anticorrupción de las medicinas del actual Gobierno Federal, quien aceptó la veracidad del video e incluso mencionó que el mismo debía tener “aproximadamente 5 años de antigüedad”, cuando él era funcionario del Gobierno de Chiapas.

Así, esta semana fuimos testigos de cómo se abrió la caja de pandora de la corrupción en nuestro país, la cual manchó a todos los partidos políticos, incluido Morena, pues aun y cuando muchos quisieron restar importancia al video de Pío López Obrador, incluido el propio presidente y su esposa al comparar dichas “aportaciones” con lo hecho por Leona Vicario en la Independencia, la verdad es que el video demuestra un ilícito que, además de poder configurar un delito electoral, comprueba que los actuales son iguales o incluso peores que los anteriores.

La corrupción es el lastre de México y ha abarcado a todos los partidos políticos, aunque los que están en el poder lo nieguen. Si bien es cierto el descontento social en nuestro país fue generado en gran medida por los gobiernos del PAN y el PRI, quienes hoy gobiernan -Morena- alientan con su discurso y revanchismo político para que, desde el resentimiento, se dañe a la sociedad.

Sin embargo, y no obstante lo podrida que está la política mexicana, a diferencia de muchos yo no considero que los partidos políticos deban desaparecer ni mucho menos que los jóvenes no debamos involucrarnos en ellos. Por el contrario.

Recordemos que vivimos en una democracia representativa y que el fundamento de los partidos políticos es la propia Constitución Federal. Luego entonces, lo que debemos hacer es apropiarnos de espacios en los partidos afines a las ideologías de cada quien para que, el cambio generacional que los jóvenes han emprendido a través de la sociedad civil, se apodere también del sistema político y así, en un futuro esperemos no muy lejano, los partidos dejen de ser vistos como sinónimos de corrupción y empecemos a verlos como lo que deben ser: medios para darle voz a la sociedad y luchar por el bien común.

*Licenciado en Derecho por la IBERO CDMX

Twitter: AndresASil

Facebook page: AndresAS22

Instagram: andresalcantarasilva