Ambliopía (primera parte) | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Comentario Pediátrico

Ambliopía (primera parte)

 


La ambliopía es una reducción en la función de la agudeza visual causada por desarrollo visual anormal en etapas tempranas en la vida. Es la causa más común de discapacidad visual durante la infancia y se presenta en el 1 al 4 por ciento de los niños. La detección temprana de esta condición o de sus factores de riesgo mejoran los resultados visuales. Así la detección temprana, es la base para la búsqueda de problemas de visión y en forma asociada de ambliopía, en niños en edades entre tres a cinco años. 

La reducción en el desarrollo de la agudeza visual (ambliopía) generalmente es un trastorno de origen unilateral, que se asocia a menudo con deficiencia en la percepción de la profundidad en la visión del afectado, ya que para percibir la sensación de profundidad de la visión normal, se requiere de la superposición de (ambos ojos) ambas imágenes con una ligera desviación entre ellos, pero al faltar la definición de una parte, se tendrá la percepción de una imagen plana desde edades tempranas de la vida, con lo que el niño percibe una falsa realidad de su ambiente.

Las causas que lo generan son variadas, pero fundamentalmente incluyen: desviaciones oculares (estrabismo), alteraciones de medios transparentes (cataratas, párpados caídos, oclusiones, hemorragias, astigmatismo, deformidades corneales), anomalías en tamaño del globo ocular (miopía e hipermetropía) y/o alteraciones neurológicas (movimientos anormales -nistagmus- o parálisis ocular). 

En estudios variados se ha logrado establecer que la causa más frecuente corresponde a la desviación ocular (estrabismo) en el 50% de los casos, seguido por problemas de refracción ocular asociado a estrabismo en 30% y los trastornos solos de refracción en 20%. Otras causas constituyen menos del 5%. Por sexo es indistinto y por ojo dañado el izquierdo se reporta con mayor frecuencia afectado de alguna alteración. Su edad de presentación más común es entre los tres a cinco años. 

Como factores a considerar relacionados con esta alteración, se describen: antecedente de prematurez, recién nacidos pequeños en tamaño y/o peso, antecedente familiar de primer grado con referencia de ambliopía y el retraso del neurodesarrollo.