Impresentables | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Impresentables

 


En la lista de suspirantes morenistas por la candidatura a gobernador que he dado a conocer en mis últimas entregas, aparece otro impresentable. Es el actual director del INPI Adelfo Regino Montes. Este político que actualmente viste el color del Morena es una especie de camaleón de mil colores. Vendió sus servicios de “indigenista experto” hasta los extremos. Se ofertó como asesor del EZLN y luego sirvió a los intereses del partido de Acción Nacional. Su oportunismo no tiene tope. 

Sirvió en el PRD, luego saltó a esa mezcolanza partidista que hizo gobernador al gran saqueador Gabino Cue quien lo hizo fugaz Secretario de Asuntos Indígenas. Dejó botado el cargo y se puso al servicio del gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral. Esperó el momento y saltó al Morena donde se sacó la lotería, pero rompió el billete premiado. Es decir, le dieron a administrar un presupuesto que no pudo ejercer en el primer año del gobierno de la 4T. 

Un documento elaborado en la Cámara de Diputados indica que el presupuesto para el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), fue reducido un 40 por ciento el año pasado; de 6 mil millones de pesos a 3 mil 500 millones.

AMLO NO CONFÍA EN ADELFO 

Para Adelfo Regino quien se anunciaba como el reivindicador de los indígenas, resultó una fantochada. Si alguna posibilidad tenía de ser candidato a gobernador de Oaxaca, con esta ineficiencia brutal perdió toda posibilidad y, sobre todo, la confianza de su mecenas Andrés Manuel López Obrador. 

Diputados de todos los partidos expresaron su descontento con esta medida y propusieron quitar al INPI como intermediario de los recursos que se destinan a los pueblos indígenas. Insistieron en que el gobierno federal entregue directamente los recursos a la gente. Legisladores morenistas y opositores coincidieron en que el INPI y su antecesora la CDI, fueron creados precisamente para coordinar y dirigir el desarrollo de los pueblos originarios, desde una perspectiva intercultural, respetuosa de su autonomía y libre determinación, y reconociendo su derecho al desarrollo a partir de sus propias concepciones y prioridades, pero no ha funcionado así. 

Otro yerro garrafal de Adelfo Regino se advirtió en las famosas consultas indígenas. Desde el inicio de su encargo empezó con una serie de tropiezos.

Aún no logra conciliar el choque que tuvo con los vividores de las políticas indigenistas en el Istmo de Tehuantepec, que le hicieron recordar sus tiempos de agitador social.  Llamaron al director del Instituto de los Pueblos Indígenas, cabeza de “una burocracia neo indigenista apegada a simulaciones para imponer megaproyectos donde las comunidades sigan siendo despojadas en nombre del desarrollo”.

Este fue el primer misil de los adversarios de Adelfo Regino. Le advirtieron que, sin ellos, fracasaría la consulta que realiza el INPI sobre el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec. Lamentablemente, así resultó. Camina entre tumbos y descarrila sus planes de ser candidato.  

UN PAN PULVERIZADO 

Si el partido de Acción Nacional en Oaxaca ya era un fantasma, con la bomba del gran escándalo de los videos, se ha convertido en un ente abstracto. No existe, nadie lo ve, salvo los que viven de sus prerrogativas que, eso sí, sigue recibiendo.  

Luego de que este lunes se difundiera un video donde se observa a destacados panistas recibir grandes cantidades de dinero, iniciaron al interior de este partido actitudes vergonzantes y de franca huida. Aunque de inmediato el dirigente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés, aseguró que de confirmarse que militantes de su partido están involucrados en este caso serán expulsados inmediatamente, el estigma los marca. 

En el primero de una serie de video escándalos que se antojan más espectaculares que los del “Señor de las Ligas”, René Bejarano, se ve la gran corrupción del PRIAN en Pemex. Hay expectación en torno a los nombres de los primeros siete legisladores del PAN, PRD (hoy Morena) y PRI que recibieron 80 millones de pesos como sobornos a cambio de impulsar la aprobación de la Reforma Energética del expresidente Enrique Peña Nieto, promulgada en diciembre de 2013.

Entre los beneficiarios de los sobornos enlistados por el exdirector de Pemex destacan Ricardo Anaya, entonces diputado con licencia; Miguel Barbosa, actual gobernador de Puebla ex perredista y hoy morenista “pobre”, y el panista Francisco Domínguez, actual mandatario de Querétaro. Lozoya también afirma que el operador en el tema de los presuntos sobornos era el priista David Penchyna.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com