Hoteles de Acapulco; adiós grandes cadenas…hola hoteles de corazón | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Patrulla de Papel

Hoteles de Acapulco; adiós grandes cadenas…hola hoteles de corazón

 


Trasciende en los mercados mundiales de “hotelería” que en Acapulco los propietarios de hoteles de 5 estrellas y Gran Turismo le están apostando al “retiro” de las grandes operadoras para dejar en su lugar a óptimos Directores y Gerentes.

Va un dato, la hotelería en México nos deja saber que, en 2006 existían 63,460 cuartos de hotel operados por “cadenas hoteleras” y 472,939 operadas por independientes (propietarios). En 2016 son 153,843 habitaciones operadas por “cadenas hoteleras” y 615,373 operadas por independientes, como escribí antes en este párrafo estamos hablando de numeraria nacional.

Volviendo a Acapulco. Como sea, la conversión de hoteles a los de “marca” se frenó en México, que si es porque los dueños se han vuelto más conservadores, o si ahora los directores de grandes hoteles mexicanos han aprendido a llevar las hospederías mezclando los extraordinarios programas suizos o norteamericanos, eso será tema que alguna vez comentaremos con Jorge Laurel o Pepe Cedano, lo definitivo es que los números ahí están.

Ahora, es innegable que las escuelas dejadas por Rainer Mohop, Miles Mc.Gorthy y Bernard Haisen realmente dejaron cátedra, los estilos y coucheos de estos europeos cuasi/mexicanos hoy los encontramos en los manuales de operación de los hoteles Acapulqueños de 5 estrellas ya referidos. Serán entonces los resultados contables de esas hospederías los que al final optimizarán o harán reconsiderar las decisiones de los dueños de hoteles, los números ahí están.

Como sea, y es algo cómico, en Acapulco, luego de las “temporadas de grandes ocupaciones” es harto divertido ver como los funcionarios de las oficinas de turismo sea Municipal o Estatal, se exhiben frente a cámaras y micrófonos buscando con eso colgarse medallas que definitivamente no ganaron ellos, de eso, lo único que si podemos reconocer es el señorío e imán de Ernesto Rodríguez Escalona mismo que es mucho más conocido por su solo nombre que por la cartera que ocupa.

Así entonces, se tiene previsto que, concluida la temporada de verano, los grandes hoteles de Acapulco continuarán avanzando en su exitosa tropicalización, aunque las hospederías de “cadena” no se quedarán atrás, (bien por Holiday Inn y mejor por Banyantree) como sea, los escenarios para hacer turismo se verán favorecidos, eso va tan bien que hasta el titular de Turismo del Gobierno Federal le alcanzó hasta para ser “presidenciable”. El futuro de la actividad económica que aterriza en la gran(d) hotelería acapulqueña será sin duda el motor que ponga otra vez a caminar a este Puerto.