Insensibles ante la masacre
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Insensibles ante la masacre

 


Hay dos episodios en torno a la masacre de San Mateo del Mar que muestran la falta de información, coordinación y, sobre todo, ganas de aplicar la ley de parte de los gobiernos federal y estatal. Dejar hacer y dejar pasar acción tan salvaje nos exhibe como una sociedad insensible. Cómo dejar que suceda una carnicería humana de tal magnitud sin que, hasta el momento, haya responsables. El Fiscal del estado, Rubén Vasconcelos sale con su cantaleta de “vamos a investigar”. No hay un solo detenido lo que evidencia las relaciones de poder tan turbulentas en este caso. 

Son tan recónditos los intereses políticos, económicos y de delincuencia organizada en esa comunidad que las fuerzas de seguridad, incluyendo a la Guardia Nacional, prefirieron retirarse a la hora en que los matones accionaron sus armas ¿Puede ser esto el resultado del ludibrio de AMLO con su coplilla de “abrazos, no balazos”? El relato de las víctimas es conmovedor:

“Sin resultado alguno, las autoridades comunitarias y el pueblo de San Mateo del Mar, desde el 3 de mayo pedimos que la Guardia Nacional permaneciera en la comunidad para resguardar al municipio y sus agencias. Ya nos estaban acechando los cómplices del presidente municipal. 

 “El día de los hechos sangrientos y cuando la asamblea decidió trasladarse a Huazantlán del Río para estar en comunicación con el pueblo, fuimos resguardados por la Guardia Nacional, sin embargo, cuando llegamos personas que tenían tomada las instalaciones de la agencia de Huazantlán comenzaron a ejecutar disparos y generar violencia. En ese momento y aun con la presencia de elementos de la Guardia Nacional, los delincuentes dispararon sus armas. Muchos ciudadanos murieron y resultaron heridos. Allí había gente que exigía cuentas al presidente municipal Bernardino Ponce Hinojosa.

“Denunciamos que, pese a tal escenario, el cuerpo de seguridad lejos de mantener el orden y garantizar la seguridad de las personas, se abrieron paso entre la gente que les pedía ayuda, abandonaron a los que se habían comprometido a escoltar. Salieron del territorio municipal y dejaron al pueblo en medio de la violencia que protagonizó el grupo armado. Por tal hecho, exigimos al gobierno del estado, al presidente de la República y a los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos que se garantice la seguridad de la ciudadanía del pueblo ikoots. Hombres, mujeres, niñas y niños, ancianos, porque todos corremos riesgo en nuestra vida y nuestro patrimonio ante estos hechos violentos”. 

El hecho de que las fuerzas del orden hayan huido en lugar de actuar contra los criminales, habla de confabulaciones y de ausencia de trabajo de inteligencia. Pero allí no termina todo. Sigue prevaleciendo la sospecha de una oscura maquinación contra los que se han atrevido a denunciar abusos del alcalde y de los cabecillas que detentan el poder en ese municipio.  

Dado que hasta el momento no hay investigaciones y el pueblo, sin vigilancia policiaca, ha quedado a merced de los matones, ayer insistieron con otro comunicado. Dicen al presidente de la República y al gobernador del estado:

“Solicitamos nuevamente la presencia de las corporaciones policiacas en la población de San Mateo del Mar, en la región del Istmo de Tehuantepec. En estos momentos la situación que se vive es tensa, se están reuniendo otra vez los seguidores del presidente municipal, se teme que se vuelva a desatar otro conato de violencia en esta población Istmeña.

“Se les solicita apoyo, tal y como se les pidió el pasado domingo 21 de junio antes que de suscitarse la cruel masacre que dejó a 17 personas muertas, sin que las dependencias federales y estatales encargadas de la seguridad pudiera intervenir, a los ikoots nos preocupa que se desate otro enfrentamiento, nosotros solo queremos paz”.

Esta es la voz de alerta, desesperada de quienes temen perder la vida como ya sucedió con sus deudos.  

PACTO MAFIOSO 

El Ayuntamiento de San Mateo del Mar forma parte del bloque mafioso de una decena de autoridades municipales de la región del Istmo de Tehuantepec. De acuerdo a los lineamientos de su pastor Salomón Jara, deben actuar con total independencia, al margen de la línea partidista y normas oficiales en lo que se refiere al manejo del dinero público que reciben. Este senador les garantiza impunidad. Todo caminaba bien hasta que sobrevino la masacre de San Mateo y el edil de San Blas Atempa, Antonino Morales Toledo fuera pillado en delitos de cuello y luego blanco. Mañana desglosaré sus planes en cada Ayuntamiento. 

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com

 


 

Relacionadas: