¿Y los ex presidentes?
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

¿Y los ex presidentes?

 

De solidarios nada, de rijosos, unos más que otros, mientras que alguno prefiere el anonimato o pasar inadvertido.

Se trata de los cinco ex Presidentes de México con vida y hasta el momento ninguno de ellos alzó la mano para anunciar su contribución económica o con insumos para ayudar a paliar la pandemia o expresar palabras de aliento, reconfortantes hacia la población.

Por el contrario, tres de ellos prefirieron ser uno más de los habitantes del mundo en aislarse en sus propios confinamientos y dos más asoman la cabeza solamente para sus propósitos personales.

En el caso de los tres ex mandatarios priistas no se sabe si están en el país o, como acostumbran en el extranjero, ya que eligieron residir fuera de México. Carlos Salinas de Gortari vive más en el extranjero que en México y dejó aquellas reapariciones espectaculares que realizaba al inicio del presente siglo, cuando mediante declaraciones o acusaciones ponía a temblar el escenario político.

Ernesto Zedillo Ponce de León vive en Estados Unidos, donde fue contratado por una compañía ferrocarrilera y por otras grandes empresas como asesor y consejero, además de revivir la academia. Poco viene a México, aunque sus hijos si viven en el país.

Enrique Peña Nieto disfruta de un romance que lo hace viajar por todo el mundo, manteniendo, preferentemente, residencia en España y buscando pasar inadvertido, después de que dos de sus principales operadores (Rosario Robles y Emilio Lozoya) enfrentan líos judiciales y se habla de que al propio ex mandatario le revisan cuentas. Se insiste en que el posible acuerdo con el actual gobierno fue roto y que está expuesto a cualquier tipo de investigación.

Los dos gobernantes surgidos del PAN, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, mantienen actitudes distintas. El primero bajó mucho su perfil contestatario y ahora solamente reapareció para exponer que “difícilmente tengo para comer” y vive al día, que no es poseedor de ninguna riqueza, cuando se sabe que disfruta de una vida de lujos.

Calderón Hinojosa se encontraba ocupado en la preparación del lanzamiento de su nuevo libro “Decisiones Difíciles” en donde en más de 500 páginas pontifica su administración, justifica acciones y prepara el escenario para su nuevo partido que comenzará a operar el primeo de julio, cuando el INE apruebe a los nuevos organismos políticos que participarán en los comicios federales del 2021. Antes de eso, Calderón Hinojosa tuvo algunos escarceos con el Presidente López Obrador.

Sin embargo, ninguno de los cinco ex Presidentes, ni los priistas y mucho menos los ex panistas han decidido aportar algo, ni siquiera voluntad, menos dinero, equipo médico o insumos, asumiendo que cada uno es propietario de una considerable fortuna.

Y es que los tiempos de crisis o contingencias siempre requieren del respaldo de la población y de aquellos que cuentan con los recursos suficientes y más si estos provienen de la administración pública.

Así como los ex mandatarios mexicanos, dentro del actual gobierno existen funcionarios dueños de fortunas, algunas espectaculares, otras medianas, la mayor parte de ellas hechas al amparo de la administración pública, sin que ninguno de ellos llámense Ebrard, Bartlett, Monreal, Sánchez Cordero, Jiménez Espriú, Torruco, Moctezuma, anuncie su contribución con ventiladores, equipo médico, siquiera sanitizantes, cubrebocas o batas, que salgan de sus recursos. Creen basta con su sola contribución en presencia y con un trabajo por el que son remunerados.

Pero también hay políticos ahora en receso como los Gamboa, los Manlio y otros más con recursos suficientes para respaldar acciones, sin que alcen la voz, aunque hay empresarios y empresas que sí lo están haciendo.

                                  

Aguascalientes es uno de los estados con menor número de contagiados (783) y muertos (23) durante la pandemia, por lo que su gobierno decidió salir del confinamiento y se abrieron centro comerciales, centros de trabajo y hasta templos para prácticas religiosas. Las escuelas continuarán cerradas.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

 

 

 

 

Relacionadas: