4T: Política rastacuero
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

4T: Política rastacuero

 

A la familia Aquino Busquets, amigos de toda la vida.

Por el sensible fallecimiento de doña Florita

1.- Política versus realidad

A diferencia de la política en el pasado, el universo de quienes la ejercen hoy, que abrevan de la lectura, es muy limitado. Perdón por abusar de las citas, pero ilustran un poco esta reflexión. Asómate a esa realidad –le decían a Rastignac en La Comedia Humana- y “verás el mundo en pequeño”. De arriba para abajo, la ignorancia, el fanatismo y la cerrazón prevalecen. ¡Ah!, pero nuestras lumbreras de la política son expertos en redes sociales, trolls o marketing publicitario. Sin ánimo peyorativo, hoy prevalece la ignorancia, la torpeza, el fanatismo. Y muchos anclados en doctrinas ya extintas y superadas, revividas por moda. Como en las dictaduras, deploran de la crítica y magnifican los aplausos mediáticos. Prensa afín versus prensa crítica. El maniqueísmo a todo lo que da: los buenos y los malos. Los neoliberales y conservadores, por un lado; los fanáticos y transformadores, en frente.

Alguna vez, el filósofo vasco, F. Savater, llamó a compadecer a los políticos: Viven extraviados en un mundo del que sólo entienden el golpeteo, la diatriba y la descalificación del adversario. Perviven insomnes y atormentados por fantasmas; por enemigos reales o imaginarios. Y despiertan en un mundo que cada día parece serles más ajeno, visto desde un efímero pedestal. Un ejemplo: ¿Alguien está interesado hoy, por la revocación de mandato o reelección del presidente López Obrador? ¡Por favor!, el país pendiendo de un hilo por la emergencia sanitaria y el crack económico, y otros pensando en elecciones.

2.- Abrevar de los clásicos

En su famosa oratio pro M. Marcello, Cicerón dejó para la posteridad una lección: quien vence en las batallas o en la voluntad humana, disfruta con justicia de una doble victoria: “sobre sus adversarios y sobre sus sentimientos”. (Discursos cesarianos, Alianza Editorial, Madrid, 1991, p. 42). La venganza es bajeza. Siglos después, pocos escritores pudieron hurgar a profundidad en la condición humana, su nobleza, su frialdad o su infamia, como H. de Balzac. Todas sus obras se encaminaron a discernirla. “Unos no creen jamás que los demás posean facultades, creen que todas sus ideas son nuevas, como si el mundo se hubiera hecho la víspera, tienen una confianza ilimitada en sí mismos, y no tienen enemigo más encarnizado que su propia persona” (La muchacha de los ojos de oro, Bruguera, Barcelona, 1986, p. 56). ¿Alguna semejanza con la realidad del país?

Nada nuevo hay bajo el sol. Para el affaire Ovidio Guzmán, por ejemplo y a propósito de la Ley de Amnistía por el Covid-19, hay frases demoledoras. Decía Cayo Julio César: “Si bandidos y asesinos me hubiesen ayudado a defender mis derechos y dignidad, les mostraría igualmente mi agradecimiento” (Suetonio, Los doce Césares, Porrúa, Sepan Cuántos, México, 2000, p. 20). No es fortuito pues que la prensa extranjera nos mire con escepticismo. The Wall Street Journal, Financial Times, The Economist y otros. Hasta el más torpe atisba el riesgo. El ciego tantea el peligro. Pero no. Y no son personajes de la farándula o el deporte, como Thalía, Eugenio Derbez, El Chicharito o líderes de opinión como Ciro Gómez Leyva, Raymundo Rivapalacio, Reforma, El Universal o Carlos Loret de Mola. “Mira al hombre en su limitada esfera, y verás cómo le aturden ciertas impresiones, cómo le esclavizan ciertas ideas, hasta que, su falta de juicio, le arrastra a su perdición”. (J. W. Goethe, Penas del joven Werther, Alianza Editorial, Madrid, 1991, p. 61).

3.- Nuestras camadas legislativas

En nuestras bancadas federal y local, se cuentan con los dedos quienes ejercen su labor con conocimiento. La mayoría desconoce los rudimentos de legislar. “Les pasó lo que a todos los hombres que no tienen más que una capacidad relativa. Su mediocridad los salvó”. (Papá Goriot, Bruguera, Barcelona, 1983, p. 107). Por ello, en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, andan como locos, tratando de aprovecharla política y electoralmente y que otros ignorantes como ellos, aplaudan sus acciones. El senador Salomón Jara, expoliando los erarios municipales de sus cómplices. Su adversaria Nancy Ortiz, con actos masivos, desoyendo las medidas de prevención.

Carol Altamirano, Armando Contreras, et allium, promoviendo sus bondades. Que todos sepan su benevolencia. Han creado un ambiente político denso, sofocante, de hartazgo ciudadano. En Morena se aplica a la perfección otra máxima de H. Balzac: “¿Sabe usted cómo se triunfa aquí? Con el brillo del genio o con la habilidad de la corrupción. Hay que entrar en esta masa de hombres como una bala de cañón o deslizarse en ella como la peste… La corrupción es lo que priva, el talento es raro” (Las ilusiones perdidas, Aguilar, Madrid, 1983, p. 130).

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

Es preocupante el crecimiento de contagios por Covid-19. No han estado erradas las autoridades sanitarias en insistir en el “Quédate en casa”. Hasta ayer superamos la media nacional en fallecimientos. Sin embargo, luego del tercer decreto y el cierre del primer cuadro, de nueva cuenta las medidas se relajaron. En Oaxaca no se han respetado las medidas de prevención.

Consulte nuestra página

www.oaxpress.info

www.facebook.com/oaxpress.oficial

Twitter: @nathanoax